Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 8 3 2005 Deportes 97 LIGA DE CAMPEONES VUELTA DE OCTAVOS DE FINAL Se descubren las cartas en la partida que hoy juegan Chelsea y Barcelona Mourinho descarta finalmente a Robben, y Rijkaard cuenta con Gerard Chelsea- Barcelona Johnson Carvalho Tiago Cole Gudjohnsen Eto o Ronaldinho Deco Gio Gerard Xavi Belletti Giuly Cech Terry Ferreira PERFIL PETR CECH Portero del Chelsea No recibió un gol en la Liga checa en 855 minutos ni en 1.025 en Inglaterra y sólo nueve en la actual Premier Makelele Lampard Duff El hermético guardián de Abramovich J. C. CARABIAS Oleguer Valdés Puyol Suple Chelsea: Cudicini (p. s. Huth, Jarosik, Gallas, Smertin, Geremi y Kezman ntes Barcelona: Jorquera (p. s) Damiá, Sylvinho, F. Navarro, Albertini, Iniesta y Maxi P. Collina (Ita. Stamford Bridge 20.45 C Rijkaard, en la rueda de prensa que celebró ayer en Londres Sin embargo, su sustituto, Gudjohnsen, sólo lleva uno menos: once. Aparte de esto, Bridge, Parker y Forsell no estarán en el lado inglés, lesionados de larga duración, lo mismo que los azulgrana Edmilson, Gabri y Larsson. AFP JOSÉ MANUEL CUÉLLAR MADRID. El final de la eliminatoria se juega en Londres y ya han empezado a descubrirse las cartas que unos y otros intentaban ocultar. Robben no jugará en el Chelsea y en el Barça Rijkaard podría apostar por Gerard en un partido con diversas claves. Arjen Robben. Según Mourinho, que ya no es fiable, el holandés no podrá jugar finalmente. Después de dos meses en el dique seco por una grave lesión de tobillo, era difícil que estuviera listo para un partido como éste. Es una baja sensible y, si no, miremos las estadísticas: con Robben en el campo, el Chelsea ha marcado 55 goles en 25 partidos (una media de 2,2 tantos por encuentro) Sin él, ha logrado 24 goles en 20 partidos (una media de 1,2 tantos) El escudo azulgrana. Márquez no jugará el partido y a Rijkaard se le plantea una disyuntiva: apostar por Gerard y su excelente juego de cabeza, o por el metrónomo Albertini, que controlaría mejor la posesión del balón, crucial en el juego del Barça. Lo más probable es que apueste por Gerard porque el juego aéreo del Chelsea, con Terry, Lampard y Gudjohnsen, es temible. Contraposición de estilos. El equipo azulgrana buscará la posesión del balón como principal arma porque sin él sufre mucho. El Chelsea se especializa en una fuerte defensa para salir al contragolpe, pero Rijkaard espera una presión muy fuerte en los primeros quince minutos antes de que los dos se asienten sobre sus respectivos estilos. Numerosas bajas. Tanto uno como otro han llegado al choque con muchos lesionados. Aparte de los ya mencionados Robben y Márquez, igualmente importante es la de Drogba, máximo goleador de los ingleses, con doce tantos. Desplazamiento masivo. Unos tres mil aficionados acompañarán al equipo. La agencia oficial del club ha contratado un total de cinco aviones para el evento. Es el desplazamiento más importante de aficionados en toda la historia del Barça, sólo superado por las finales, tanto europeas como estatales. Seguridad defensiva. Ambos tienen una gran firmeza defensiva y con dos porteros excelentes, por cierto de la misma generación (Valdés y Cech tienen 23 años) El Barça ha recibido 18 goles en 27 partidos de Liga. Lo del Chelsea es más tremendo aún pues sólo recibió nueve tantos en un total de 28 partidos ligueros. Además, el Chelsea sólo ha cedido tres empates ligueros en casa (Tottenham, Bolton y Manchester City) uno en Liga de Campeones (con el París Saint Germain) y otro más en la Charity Chields (frente al Manchester United) Si el fin último de un portero es evitar el gol, Petr Cech da el perfil. Eto o, Ronaldinho y compañía se van a encontrar hoy con una diana de largo alcance, por momentos invulnerable, y que luce una intachable hoja de servicios. El arquero checo es un especialista en esquivar los paseos hasta el fondo de su red. No le hacen gol con frecuencia. Ni en la República Checa, ni en Francia, ni ahora en Inglaterra con los palos del Chelsea a su cargo. Sin el aura mediática de otros colegas, como el italiano Buffon o Iker Casillas, Cech se ha hecho popular por su propensión a los récords. Fue precoz. Debutó en Primera a los 17 años en el Chmel Blsany y dos veranos después se marchó al Sparta de Praga, donde empezó a labrar su historial. No le hicieron ningún gol en los cuatro primeros encuentros de la Liga de Campeones. Y en ese mismo equipo estuvo 855 minutos sin recibir gol, el récord en la historia del país. Habitual en las categorías inferiores de la selección checa, Cech pasó el aprendizaje del sub 16 y el sub 17 antes de abarcar palabras mayores. Fue titular en los Juegos de Sidney 2000 y se consagró en el Europeo sub 21 de 2002. En la final detuvo tres penaltis a los franceses, fue nombrado mejor jugador del torneo y le entregó el título a su país. A veces me sorprendo de que no me marquen más goles dice Cech, alucinado con su obra. El Rennes francés fue su trayecto más anodino antes de que Abramovich extendiese su billetera y le fichase por 700.000 euros, una ganga para el rendimiento que ha ofrecido. Buffon le considera el mejor portero del mundo y los números no le desmienten. Cech se ha quedado a 50 minutos del récord mundial de Abel (1.275 minutos sin un gol en su portería) por un tanto de McKenzie (Norwich) el pasado sábado, pero mantiene una media impecable: nueve tantos en su portería en 28 jornadas y sólo tres en Stamford Bridge. Un dato para los cracks del Barça.