Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 Nacional MARTES 8 3 2005 ABC Las cámaras de seguridad del Windsor no recogen entradas sospechosas en el edificio Los bomberos pedirán al juez un nuevo peritaje del vídeo en el que se ve a dos personas dentro b La Policía Científica aún no ha concluido cuál fue la causa del incendio, aunque de momento no se ha detectado la presencia de ningún acelerante C. MORCILLO MADRID. La maraña en torno al incendio del edificio Windsor prosigue transcurridas más de dos semanas desde que se produjo. La Policía Judicial continúa analizando las imágenes de las ocho cámaras de seguridad con que contaba el rascacielos y comprobando todas las entradas y salidas que se registraron ese día sin que se haya detectado ninguna sospechosa, en especial en las horas previas al fuego y durante el mismo, según confirmaron a ABC fuentes de la investigación. El cotejo de estas imágenes con los nombres de empleados del edificio y otros trabajadores eventuales que pudieron acceder al mismo es muy laborioso y no se da por concluido aún. Fuentes de la investigación destacan que pese a que había ocho cámaras- -situadas en el perímetro de la torre y en algunas plantas- -el Windsor tenía muchos accesos por lo que no se descarta que alguien pudiera entrar sin que fuera grabado. El segundo punto, y también el más controvertido, es la presencia de dos personas en la planta 12 del rascacie- los a las tres y media de la madrugadadel día 13 de febrero, tal y como confirmó la Comisaría General de Policía Científica tras analizar el vídeo grabado por un aficionado. La imagen- -que no está manipulada, según estos expertos- -no se ha podido limpiar por completo por la cantidad de humo y agua acumulada, pero algunos investigadores sostienen que se trata de bomberos basándose en la luz que portaban los dos desconocidos. Demostrar que no son bomberos El Ayuntamiento de Madrid, por su parte, niega rotundamente este extremo dado que la orden de desalojo del rascacielos se había producido más de dos horas antes. Por este motivo, el Cuerpo de Bomberos tiene intención de pedir al juez que instruye el caso que autorice una nueva prueba pericial de la cinta master que contiene esas imágenes, según informaron las fuentes consultadas, para demostrar que quienes estaban en el Windsor no pertenecían al Servicio de Extinción. Se da la circunstancia de que en un informe previo que la Policía encargó a los bomberos éstos dejan abierta la posibilidad de que pudiera haber alguien a esas horas en el interior de la torre pese a las altas temperaturas que se habrían alcanzado. La investigación tampoco ha avanzado en cuanto al origen del incendio. La Comisaría General de Policía Científi- Los operarios continuaron ayer con el desmontaje del edificio ca no ha comenzado aún a redactar su informe- -pese a las distintas versiones- -sobre qué pudo desatar las llamas y los agentes insisten en que cualquier conclusión es prematura porque los análisis no han hecho más que empezar. Por el momento no se ha detectado la presencia de ningún acelerante que apunte a que el siniestro fue provocado, aunque algunos de los materiales presentes en el Windsor pueden actuar como propagadores del fue- JULIÁN DE DOMINGO go y revelarse como tal en los análisis químicos- -caso del poliuretano- es decir, pueden inducir a errores de interpretación. Las declaraciones policiales siguen esta semana. Los encargados de las obras de remodelación del edificio todavía no han explicado a los agentes cómo se estaban llevando a cabo estos trabajos, que incluían instalaciones eléctricas y los vigilantes de seguridad serán llamados de nuevo. BRUSELAS. ¿Cuántas lenguas debe haber en el funcionamiento diario de la UE? Una modificación del régimen lingüístico en la sala de prensa de la Comisión Europea lleva de cabeza desde hace más de un mes a periodistas, funcionarios, diplomáticos y traductores. Después de mucho pensar, la Comisión tendrá que optar por retirar sus planes y volver a dejar las cosas como estaban, manteniendo al español como una de las principales lenguas. Esto es lo que le va a pedir hoy la Asociación de la Prensa Internacional (API) a la que la Comisión había consultado ante las protestas sobre el nuevo régimen lingüístico. La asociación también ha tenido problemas para encontrar un consenso y a la postre, la batalla lingüística- -aún no resuelta- -ha servido para poner de manifiesto los diferentes intereses nacionales. Lo que los italianos quieren no es tanto que permanezca su lengua como que el alemán no obtenga un estatus superior, mientras que los portugueses no estaban inquietos hasta que vieron que las protestas volvían a poner al español entre los idiomas de más uso, y que- -finalmente- -los países de la últi- Francia e Irlanda se oponen a que las lenguas autonómicas se incorporen como idiomas oficiales en la Comisión Europea Primeras trabas a la defensa europea del español TEXTO: ENRIQUE SERBETO CORRESPONSAL ma ampliación sin excepciones no tienen el menor interés en la promoción de sus respectivas lenguas dado que sus periodistas y funcionarios hablan perfectamente inglés. Todo lo más, Polonia se apuntaría a cualquier cosa que obtenga España. En el caso español, este pulso parece haber despertado un interés tardío por parte del Gobierno en defender el uso de la lengua castellana en Europa. El secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Alberto Navarro, prometió ayer en Bruselas que el ejecutivo emprenderá una serie de medidas de promoción del uso del español en las insti- tuciones comunitarias, incluyendo cursos de aprendizaje para los funcionarios en los que colaborarían los centros del Instituto Cervantes. España no va a ceder en la defensa de su lengua en Europa, dijo Navarro. Parte de esta ofensiva ha sido también la petición a los embajadores de los países Iberoamericanos en la capital comunitaria de que escriban cartas a la Comisión para evitar que el español sea relegado en los sistemas de traducción. Sin embargo, esta beligerancia lingüística podría pasar factura este jueves cuando se estudie por primera vez en el comité de representantes perma- nentes otra petición española que supondría la reforma del primer reglamento de la UE y que se refiere precisamente al uso de las lenguas, para poder incluir las lenguas cooficiales en varias comunidades autónomas. Aunque Navarro asegura que se trata de dos debates que no están conectados y que no se afectan uno a otro, es previsible que acaben juntándose, porque no es lo mismo promover una lengua extensamente hablada en el mundo que intentar convencer a los demás socios comunitarios de que España aporta otras tres a los usos de las instituciones. Francia no lo ve con buenos ojos, e Irlanda cree que las grandes pretensiones españolas van a hacer naufragar las que ellos tienen respecto al gaélico, pero según Navarro no pedimos gran cosa para el catalán (valenciano) gallego y euskera. Sólo la traducción de los boletines oficiales de las Comunidades Europeas al catalán y al gallego le cuesta al Gobierno un mínimo de medio millón de euros al año y eso que no se hace al euskera, porque el Gobierno vasco no ha querido firmar un acuerdo para ello.