Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional MARTES 8 3 2005 ABC En libertad por falta de cargos el etarra que arrojó cal al escaño de Jáuregui en 1995 Mikel Zubimendi, que ha cumplido seis años en Francia, no tiene causas pendientes en España b Detenido en 1999 junto al jefe militar de ETA Kantauri el terrorista fue puesto ayer en la frontera española de Port Bou sin que la Policía española pudiera detenerlo ABC MADRID. El etarra Mikel Zubimendi Berastegui, el ex parlamentario de Herri Batasuna que arrojó cal en el escaño del socialista Ramón Jáuregui en 1995 fue puesto ayer en libertad en la frontera española de Port Bou tras haber cumplido una pena de seis años de prisión en Francia. Zubimendi no fue arrestado por la Policía española por no tener ninguna causa judicial en nuestro país. Zubimendi fue detenido en marzo de 1999 en París, en una operación en la que también fue capturado el entonces responsable del aparato militar de ETA, José Javier Arizcuren Ruiz, Kantauri además de José María Puy Lekumberri, Irantzu Gallastegui, José Ignacio Herran Bilbao y Jon Mirena San Pedro Blanco. El arresto se produjo cuando los terroristas preparaban una compra de armas para la banda, motivo por el que los tribunales franceses le condenaron el 18 de diciembre del año 2000 a seis años de cárcel. La sentencia fue recurrida por la Fiscalía, que logró que la pena impuesta a Mikel Zubimendi aumentara a ocho años de prisión. El Tribunal estimó que el acusado desempeñaba un De diputado a etarra En 1994 en la constitución del nuevo Parlamento vasco, se presentó con una camiseta con la inscripción zipaioak hitzailea ertzainas asesinos En marzo de 1995, arrojó una bolsa de cal en el escaño ocupado en el Parlamento vasco por Ramón Jáuregui. El 9 mayo de 1992, fue detenido durante el V congreso de Jarrai. En junio de 1992, fue condenado a dos años de prisión e inhabilitación por insumisión. La sentencia fue anulada. A principios de 1996, desapareció y huyó a Francia para integrarse en ETA. En marzo de 1999, fue detenido en Francia junto a Kantauri Zubimendi, en el momento de arrojar cal en el escaño del diputado socialista rol eminente de responsabilidad en el seno de la banda terrorista ETA. Natural de San Sebastián, Mikel Zubimendi, de 34 años, fue elegido parlamentario vasco por HB de Guipúzcoa en las elecciones autonómicas de octubre de 1994. Formó parte de la mesa provisional de la Cámara, en razón de su edad, al ser el electo más joven. En aquellas fechas, Zubimendi era portavoz de Jarrai. En la sesión de constitución del nuevo Parlamento vasco, Zubimendi se presentó con una camiseta en la que figuraba la inscripción zipaioak hitzailea ertzainas asesinos por lo que fue amonestado por el entonces presidente de la Mesa provisional, Joseba Leizaola. En marzo de 1995, Mikel Zubimendi arrojó una bolsa de cal en el escaño ocupado en el Parlamento vasco por el socialista Ramón Jáuregui, entonces consejero de Justicia y Trabajo del Gobierno vasco. Con ello, Zubimendi trató de acusar a los socialistas de los asesinatos de los etarras José Antonio Lasa y José Ignacio Zabala. Ese mismo año participó en una manifestación de familiares de presos de ETA ante el Parlamento vasco, en la que se enfrentó directamente con los ertzainas que protegían la sede de la Cámara, por lo que se abrió un procedimiento judicial. El 9 mayo de 1992, Zubimendi fue detenido por la Policía durante la celebración de V Congreso de Jarrai en el InsABC tituto de Txurdinaga, en Bilbao, aunque posteriormente fue puesto en libertad por el juez. En junio de 1992 fue condenado a dos años de prisión e inhabilitación por insumisión, sentencia que fue recurrida y posteriormente anulada por el Tribunal Supremo en 1996, por un defecto de forma y ordenó que se reiniciase el procedimiento. A principios de 1996, Mikel Zubimendi desapareció y huyó a Francia, donde se incorporó a la banda terrorista ETA. Un año más tarde, en febrero de 1997, el Parlamento vasco le sancionó por inasistencia reiterada. El terrorista permaneció en paradero desconocido hasta su captura por la Policía francesa en marzo de 1999. Ibarretxe responde a Zapatero que es tan noble defender la unidad de España como la independencia ANA ANTOLÍN VITORIA. El lendakari, Juan José Ibarretxe, respondió al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que es muy injusto mezclar objetivos nobles como pueden ser la independencia de Euskadi o la unidad de España con la violencia de ETA y puntualizó que la sociedad vasca se autodeterminó hace muchos años de ETA, en réplica a su discurso del domingo en el Kursaal. En una comparecencia de claro tinte electoral, Ibarretxe, junto a su mano derecha en el Ejecutivo vasco, la vicelendakari Idoia Zenarruzabeitia, realizó un balance satisfactorio de la situación económica vasca y negó, frente a la clase empresarial y los partidos de la oposición que auguran la ruina de la Comunidad autónoma, que su propuesta de libre asociación haya supuesto pérdida económica alguna, ni arrojado perjuicios a la actividad empresarial. Para respaldar sus palabras, destacó que el País Vasco ha crecido 3,5 puntos por encima de la media de la UE en esta legislatura y que el 2004 arroja cifras récord de inversión y niveles de paro que no se repiten desde 1995. En un plano más político, Ibarretxe respondió a Zapatero que el domingo emplazó al pueblo vasco a que se autodetermine de ETA y que lo único que genera incertidumbre es negar el debate, ya que éste ni divide ni crea incertidumbre dijo. Sin salirse del guión, Ibarretxe consideró muy injusto el mezclar objetivos nobles como pueden ser la independencia de Euskadi o la unidad de España- -señaló- con la violencia de ETA Además, añadió que aunque, a estas alturas de la precampaña el tema central siga siendo si el brazo político de ETA, la ilegalizada Batasuna, concurrirá o no a los próximos comicios, hace mucho que nuestra sociedad les ha dado la espalda Para el candidato a la reelección por el PNV, ningún vasco duda de que mayores cuotas de autogobierno, junto con el final de la violencia, acarreará mayor bienestar, por lo que, a juicio del lendakari, resulta empobrecedor a nivel político el demonizar reivindicaciones o ideas como el derecho de autodeterminación o la unidad de España insistió. Tras décadas de azote terrorista, Ibarretxe ratificó la deriva soberanista del PNV, al insistir en la apuesta del PNV por la independencia. Así, sostuvo que cuando ésta se plantea como parte del debate político, en términos democráticos se trata de un objetivo honesto y legítimo que no puede mezclarse con la violencia de ETA PP y PSOE llevan a Estrasburgo el apartheid de 157 profesores vascos ABC BILBAO. Los eurodiputados del PP, Carlos Iturgaiz, y PSOE, Bárbara Dührkop, denunciaron ayer ante el pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo la situación de los 157 profesores encerrados en el instituto Bertendona de Bilbao y responsabilizan de ello al Gobierno vasco. Iturgaiz criticó el apartheid que padecen estos profesores, a los que se les niegan sus derechos laborales basándose en unos criterios lingüísticos, en contra de los establecido en la Estatuto, la Constitución, el Tratado Europeo y la propia Carta de Derechos Humanos En su opinión, esta situación es un escándalo