Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 8 3 2005 Nacional 15 El juez cita como imputado al inspector que detuvo a dos militantes del PP por la agresión a Bono Ordena identificar a los agentes que visionaron la cinta del incidente para que declaren como testigos b El titular del Juzgado de Instrucción número 14 de Madrid requiere también a la Policía que aporte los vídeos en los que se basaron para detener a los dos políticos NIEVES COLLI MADRID. El titular del Juzgado de Instrucción número 14 de Madrid ha citado a declarar en calidad de imputado al inspector jefe de la Policía que instruyó las diligencias abiertas a raíz de la supuesta agresión al ministro de Defensa, José Bono, durante una manifestación convocada el pasado 22 de enero por la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) El agente, adscrito a la Brigada de Información, deberá acudir a los Juzgados de la Plaza de Castilla, asistido de abogado, el día 18 de marzo por la mañana. Ese mismo día, deberán prestar declaración, aunque como testigos, los funcionarios especializados de la Brigada Provincial de Información que realizaron el visionado de los vídeos de la manifestación. El juez requiere al inspector jefe imputado para que aporte dichas cintas y para que identifique a los citados funcionarios, precisamente con el objeto de que puedan ser llamados a testificar. Los vídeos sirvieron para identificar a Isidoro Barrios y María Antonia de la Cruz, los dos militantes del PP de Las Rozas a los que la Policía detuvo e interrogó como sospechosos de los incidentes ocurridos durante la manifestación. En la imagen, por detrás de Bono, los dos militantes del PP detenidos portaban una bandera española que no existían pruebas suficientes para detener a los militantes populares. La desobediencia a punto estuvo de costarle el cargo al primer instructor, de no ser por la intervención de Fernández Rancaño, quien desautorizó al jefe de la Brigada de Información. Curiosamente, cuando se produjo la detención de los dos militantes populares, la Delegación del Gobierno en Madrid alegó que se les llamó a declarar en condición de imputados y no de testigos para garantizar sus derechos fundamentales ante las acusaciones del PP de instrumentalización policial por parte del máximo responsable gubernamental en Madrid. Estas detenciones provocaron un hondo malestar en la Policía madrileña y las protestas de los sindicatos policiales que pidieron una investigación para aclarar lo ocurrido. EFE Los denunciantes declararán como testigos El secretario general del PP en Madrid, Francisco Granados, y los dos cargos del partido autores de la denuncia por detención ilegal, también tendrán que acudir el próximo día 18 al Juzgado número 14 para prestar declaración como testigos. Los dos militantes citados, Isidoro Barrios y María Antonia de la Cruz, declararon ante la Policía sobre los incidentes de la manifestación relacionados con el ministro de Defensa. En las fotografías y en las grabaciones realizadas, ambos aparecían muy cerca del titular de Defensa cuando éste resultó presuntamente agredido. A raíz de su detención, los dos militantes presentaron una denuncia por detención ilegal y vulneración de derechos fundamentales, que se tramita en el Juzgado de Instrucción número 14. Entre las primeras diligencias, el titular de este Juzgado solicitó testimonio de los atestados incoados por la Policía a raíz del incidente con Bono al Juzgado número 42- -que instruye la causa por la presunta agresión- -con el fin de estudiar si ambas investigaciones debían o no acumularse en una. De momento, cada Juzgado investiga por separado. Alonso remitió a la Policía El PP, que atribuyó los arrestos a motivos políticos y defendió que la única prueba contra ellos era una fotografía, pidió la comparecencia del ministro del Interior, José Antonio Alonso, en el Congreso para esclarecer quién dio la orden de las detenciones. El ministro volcó el peso de la decisión en el CNP. Es la Policía la que, de modo exclusivo, toma las decisiones en el marco del atestado judicial dijo, y se mostró tajante: no hubo consignas. Incidente interno Las citaciones han sido acordadas en una providencia a la que ha tenido acceso ABC por el juez Carlos Valle y Muñoz- Torrero, instructor del procedimiento abierto como consecuencia de la denuncia por detención ilegal interpuesta por los dos militantes populares antes mencionados. La imputación judicial no supone acusación formal alguna, pero sí la existencia de indicios de criminalidad que aconsejan la adopción de esta medida procesal. De hecho, el imputado puede prestar declaración asistido de abogado y, por ley, le está incluso permitido mentir para defenderse. No ocurre lo mismo con los testigos, que están obligados a decir la verdad. El inspector jefe citado por el juez como imputado se encargó de instruir las diligencias de la manifestación después de un incidente interno en el que tuvo que intervenir el jefe superior de Policía de Madrid, Miguel Ángel Fernández Rancaño. El primer instructor del atestado se negó a cumplir la orden que el jefe de la Brigada de Información le dio para que detuviera a los cargos del PP de Las Rozas como presuntos sospechosos de las supuestas agresiones al ministro de Defensa. El agente entendió