Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 Deportes CAMPEONATO DE EUROPA DE ATLETISMO EN PISTA LUNES 7 3 2005 ABC Isinbayeva regala a Madrid un récord mundial Ganó el concurso de pértiga con un salto de 4,80 y atacó directamente los 4,90, altura que superó en su primer intento para volver a mejorar su plusmarca en un centímetro M. FRÍAS MADRID. Yelena Isinbayeva regaló a Madrid un récord del mundo, el de pértiga, al superar el listón a 4,90 metros. Para ella es fácil. Sabe que será la primera mujer en llegar a los cinco metros- -se dice que en los entrenamientos ha hecho 5,05- pero quiere administrar su plusmarca poco a poco, centímetro a centímetro, al más puro estilo Bubka. Es una manera fácil de hacer caja. Así han sido sus apariciones esta temporada: cuatro pruebas (Donetsk, Birmingham, Lievin y Madrid) cuatro récords y cuatro centímetros de mejora. No hace falta más. Para Madrid, su brinco de ayer es un regalo; para ella no es más que otro paso hacia los cinco metros. La relación de Isinbayeva con el atletismo es reciente. Su primera dedicación fue la gimnasia, que le ha dado rigor en el trabajo y saber controlar su centro de gravedad cuando está en el aire comentó de ella el prestigioso entrenador ruso Evgeni Bondarenko. Pero Isinbayeva, de 1,74, era demasiado alta para la gimnasia y ya estaba dando problemas Svetlana Khorkhina (1,64) como para tener a Yelena. Por eso llegó al atletismo. Cuando el mundo vivía el duelo Feofanova- Dragyla apareció ella y acabó con el dominio de éstas. La americana fue la primera que sucumbió y hoy está prácticamente desaparecida. Feofanova ha compartido más competiciones con Isinbayeva, pero las derrotas le han hecho apartarse y dejar paso. Esta temporada, por ejemplo, no ha podido pasar de los 4,70. Para los técnicos, el secreto de la saltadora rusa está en que mientras todas inician el despegue después de encajar la pértiga en el cajetín, Isinbayeva, como Bubka y la mayoría de los pertiguistas masculinos, hace el despegue libre y comienza a saltar antes de encajar la pértiga. No es fácil, porque para eso hace falta superar elementos subjetivos (miedo) y objetivos (técnica) Isinbayeva utiliza pértigas de 4,40 metros, como la gran mayoría de las atletas, y en velocidad es una más. Sólo le diferencia el valor y sus cualidades. Isinbayeva, en uno de sus saltos de ayer en Madrid REUTERS