Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 7 3 2005 Deportes CAMPEONATO DE EUROPA DE ATLETISMO EN PISTA 93 PERFIL LAS 12 MEDALLAS ESPAÑOLAS JOAN LINO MARTÍNEZ Campeón de Europa de longitud Los éxitos deportivos le están ayudando a salir del túnel, incluso de penurias económicas, en el que ha vivido los últimos cuatro años. Su hija, a la que exhibió ayer junto a su medalla, es su mejor trofeo 1 Oro El salto definitivo MANUEL FRÍAS FOTOS: IGNACIO GIL segunda plaza. Era consciente de que nunca podría ganarla, pero supo sacar tajada de su esfuerzo. El suyo fue un segundo puesto de coraje. Dedicó su medalla a las víctimas del 11- M Triple salto Carlota Castrejana, bronce y tres récords Ha sido el mejor concurso de su vida. Después de saltar 14,29 en su segundo intento- -lo que le acercaba bastante al récord de España que ella misma ostenta con una marca de 14,37- cada uno de sus saltos posteriores significó una nueva mejor marca española: 14,42 en el cuarto, 14,44 en el quinto y 14,54 en el sexto, que le dieron la medalla de bronce que, sin duda, fue la más trabajada de toda la tarde. MADRID. Los técnicos que le han seguido siempre han creído en él al primer vistazo. Le sucedió con Richard, uno de los entrenadores de más prestigio en Cuba, que cuando le vio cogido de la mano de su madre en La Habana se dijo: Este niño será un gran atleta Entonces Lino tenía nueve años. Dos meses después de marchó con él a trabajar. Más tarde quiso hacer lo propio Matos, otro entrenador de prestigio que dirigía, entre otros, a Iván Pedroso. Pero la madre de Lino no le dejó marcharse a Santiago. Juan Carlos Álvarez, su actual entrenador, tiene la misma confianza en él. Su fuerte es la velocidad y cuando ajuste esa rapidez con la técnica, cuando encuentre ese engranaje perfecto, saltará más de 8,50 Según comentó el propio Álvarez, que como entrenador ha vivido la decepción de Yago Lamela, pero que ayer saboreó los éxitos de sus discípulos Carlota Castrejana y el propio Lino, este saltador está para hacer algo más que ser finalista Lino no ha podido corresponder mejor a la nacionalización española. En su primera actuación de nivel con la camiseta española consiguió el bronce en los Juegos de Atenas. Ahora ha llegado el oro. Quién lo iba a decir de un atleta que había llevado cuatro años de penurias deportivas y económicas durante los cuales hubo momentos en los que estuvo tentado de dejarlo todo. Lino vivía con el grupo de atletas cubanos que están concentrados en Guadalajara cuando conoció a la que ahora es su mujer. Pretendía competir para Cuba, pero vivir en Guadalajara. Una intención mal vista por las autoridades deportivas cubanas, que a partir de ese instante comenzaron a hacerle la vida imposible. La primera represalia fue no llevarle a los Juegos de Atenas cuando se lo habían prometido. La segunda, privarle de los privilegios que tienen los deportistas en Cuba, necesarios para vivir con dignidad. Vio que allí no se podía quedar y se vino a España con lo puesto. Tenía una mujer y, pronto, tendría una hija. Pero no podía competir por no tener la nacionalidad y los ahorros comenzaron a esfumarse. Se entrenaba en Madrid, a donde se trasladaba todos los días en el tren de cercanías con un abono transporte. Para sobrevivir tuvo que pedir dinero y se puso a trabajar como profesor de Educación Física. La ansiada nacionalización no le llegaba, pese a las promesas, y pensó dejarlo. Hasta que poco antes de los Juegos de Atenas todo se solucionó de repente. Pero aún sigue sin patrocinador. Joan Lino Martínez 6 Platas Ruth Beitia David Canal Mayte Martínez J. C. Higuero Castrejana, la atleta polivalente Una operación altura le introdujo en el baloncesto en 1986 y la convirtió en Olímpica en Barcelona 92 (quinta plaza) con tan sólo 19 años. A partir de entonces comenzó a dedicarse al atletismo porque comprendió que en el baloncesto no se sentía todo lo realizada que soñaba. Primero, por su envergadura, hizo altura y llegó a tener el récord de España con 1,89. Después pasó a la longitud, pero los resultados aquí fueron peores y al no conseguir la mínima olímpica para Atlanta desistió. Así llegó al triple. Cuando entré en el sector del triple ya pensaba como atleta. Sabía lo que podía hacer y lo que no En efecto, ya con la personalidad formada empezó su andadura y comenzaron a caer las marcas. Primero consiguió superar los 14 metros y ahora, casi rozado los 14,50, ha dado a España la primera medalla en una competición oficial en esta disciplina. Vivancos, el hombre récord Está llamado a ser el futuro de las vallas españolas, que aún no han encontrado sucesor a un Moracho que lleva ya mucho tiempo retirado. Protagonizó, sin quererlo, la polémica del verano al superar el récord de Moracho de los 110 metros vallas y ser anulada su marca por un error en el cronometraje. Durante la temporada de invierno se pensó que podía mejorar los 7.60 del oscense, pero de momento sólo ha podido igualar la marca. Se suponía que en este Europeo podría superar este reto al tener a rivales de mayor entidad, pero ayer corrió la final una centésima por encima de esa marca. Sé que tengo el récord en las piernas, pero quizá cuando tenga menos presión encima lo conseguiré apuntó. Las cuatro salidas nulas que se produjeron ayer y el tropiezo con la segunda valla le hicieron conformarse con la medalla y dejar la marca para mejor ocasión. 4 x 400 masculino Quintos, con sabor amargo La jornada aún pudo haber sido mejor para los españoles a nada que el relevo de 4 x 400 se hubiese desarrollado con normalidad y un rival polaco no hubiese arrollado en la pista a Luis Flores, el tercer relevista, cuando España iba en segunda posición reñida con Francia, primera. La carrera tuvo un desarrollo irregular desde el principio. David Canal, el primer relevista, no pudo hacerse con la cabeza del grupo gracias a los codazos del francés Maunier, atleta de una gran envergadura, que mantuvo así la primera posición. La segunda posta fue magnífica para España al conseguir Ezquerro la primera plaza ante Wallard. Flores mantuvo el dominio español hasta la última recta, cuando fue sobrepasado por Panel y arrollado por el polaco Mackowiack. Siguió la carrera, pero no pasaron los españoles de la sexta plaza. La descalificación de Polonia les hizo ganar un puesto. Antonio Reina Felipe Vivancos 5 Bronces Manuel Martínez C. Castrejana J. de Dios Jurado Reyes Estévez (2)