Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 LUNES 7 3 2005 ABC Sociedad Son muchos millones en todo el mundo y caminan juntas hacia un objetivo: igualdad de oportunidades. Naciones Unidas ha hecho balance de los últimos diez años. También las españolas repasan sus logros en vísperas del Día Internacional de la Mujer La mujer, hacia la igualdad en España TEXTO: M. J. PÉREZ- BARCO MADRID. Acaba de regresar de Nueva York con la maleta llena de los miles de proyectos e impresiones que más de 6.000 mujeres de todos los rincones del mundo han puesto sobre la mesa de Naciones Unidas en un intento de alzar una voz única en favor de la igualdad. No se puede permitir ni un paso atrás en los compromisos adquiridos por los gobiernos en la anterior conferencia de Pekín Ese es el mensaje más claro que transmite Carmen Alborch, diputada socialista y escritora, tras participar en esa cumbre de la ONU que ha hecho balance de los logros conseguidos por la mujer desde 1995. Fue entonces cuando 189 Estados (entre ellos España) ratificaron la Plataforma de Acción de Pekín, una iniciativa pionera en la que se acordó eliminar toda forma de discrimación hacia la mujer, erradicar la pobreza, fomentar su participación en la toma de decisiones y reforzar la legislación para proteger sus derechos. Incluso se les reconoció por vez primera el derecho a controlar su sexualidad y reproducción. Y estos días, en vísperas de la celebración del Día Internacional de la Mujer (mañana, 8 de marzo) también se hace balance en España. Alborch no duda de los grandes avances conseguidos en nuestro país. Nos hemos convertido en un punto de referencia- -dice- Somos el único gobierno paritario del mundo, junto con Suecia. Y en el Congreso de los Diputados ya hay un 40 de diputadas, y un 46 de mujeres en la carrera judicial Nuria Gómez es psicoterapeuta de la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres ÁNGEL DE ANTONIO Las empresas temen contratar a mujeres porque piden bajas por maternidad o permisos para atender a los hijos Me sentía muy sola, porque no tenía con quien compartir ese momento en el que a medianoche tu hijo aún no ha regresado a casa Cierto es que la mujer ha dado pasos de gigante en su integración en el mundo laboral en estos últimos diez años. Pero a cambio de un alto precio, no sólo por asumir a la vez tareas profesionales y familiares, sino porque además ellas soportan mayor precariedad en el empleo. Tienen contratos inestables y sueldos más bajos a los de un hombre por ocupar el mismo puesto de trabajo; están reconocidas con categorías bajas y medias cuando poseen mayor formación; sufren una promoción profesional limitada, y se encuentran estancadas en determinados sectores como la hostelería indica Eva sueldo. Sólo en determinados sectores, con una gran seguridad laboral, se permiten reivindicar la misma retribución que un hombre Hijos y trabajo La discriminación laboral hacia la mujer por razón de sexo está a la orden del día en la empresa privada, según esta abogada. Temen contratarlas- -explica- -porque pueden solicitar una baja por maternidad, o posteriormente una reducción de jornada o una excedencia para el cuidado de los hijos... Muchas veces, cuando regresan del permiso por maternidad y se incorporan a su puesto de trabajo, se producen casos de mobbing. El empresario teme que pida autorización, por ejemplo, para atender a su hijo cuando esté enfermo De hecho, Sánchez afirma que la mayor parte de los casos que llegan a su gabinete son despidos porque las trabajadoras solicitan la baja por maternidad. Y si ganan el proceso y se reincorporan a su puesto de trabajo, les cambian de funciones y sufren un hostigamiento personal bastante fuerte Otra gran parte de las denuncias se interponen por situaciones de acoso sexual. Muchas aguantan comentarios o requerimientos de sus superiores porque necesitan ese trabajo y es el único sostenimiento de la familia. Presencia relativa en el poder Nadie pone en duda que la presencia de la mujer en las esferas del poder y en la toma de decisiones es mayor. Pero todavía nos queda por atravesar ese techo de cristal apunta Alborch. Y ejemplos no faltan: Sólo dos mujeres están en el Consejo General del Poder Judicial- -señala- hay pocas directoras de periódicos y sólo existen cinco rectoras de universidades Es decir, todavía la presencia de la mujer no es la que corresponde como afirma la abogada Cristina Almeida, que destaca igualmente la elevada integración que ellas han experimentado en el mundo laboral y público, aunque la sociedad no se ha transformado al mismo nivel que lo han querido hacer las mujeres. Hasta que la sociedad no cambie y entienda que las responsabilidades del cuidado de los hijos, de la familia, del hogar, son del conjunto de los hombres, aún pesa sobre nosotras esa doble tarea que impide que la incorporación al mercado de trabajo se produzca en mejores condiciones Eva Sánchez, abogada MILLÁN HERCE Sánchez, abogada y responsable desde hace nueve años de un servicio legal gratuito para mujeres del Instituto de la Mujer de Andalucía. Situaciones que, aunque la ley esté de su lado, muchas veces no se denuncian, pues la mujer- -dice Sánchez- -está más preocupada por conservar su puesto de trabajo que por la equiparación de su