Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 LUNES 7 3 2005 ABC Madrid Más de 30.000 toneladas de escombros del Windsor servirán para hacer carreteras Ortiz Construcciones decidirá en 15 días si trata los restos en la planta pública de Navalcarnero b Unas 60.000 toneladas de los restos del rascacielos siniestrado no podrán ser recicladas para obras públicas, puesto que se trata de forjados, cables y aluminio CARLOS HIDALGO MADRID. El desgraciado incendio del edificio Windsor podría tener consecuencias positivas en medio de tanto desastre en caso de que la empresa encargada del desmontaje del esqueleto del rascacielos, Ortiz Construcciones y Proyectos, acepte el ofrecimiento de la Comunidad de llevar los escombros a la planta de tratamiento de residuos de Navalcarnero. Gran parte de los restos de la torre se convertirían en material para hacer carreteras de la red regional. En concreto, entre un 70 por ciento y un 80 por ciento de las 40.000 toneladas de escombros (32.000 toneladas) que saldrán de la eliminación del edificio. Las 60.000 restantes- -el Windsor generará 100.000 toneladas de residuos- -son forjados, elementos metálicos y de otros materiales que no pueden ser reciclados para el bien común de los madrileños. Requisito indispensable para que esta idea se convierta en realidad, informaron a ABC fuentes de la Comuni- dad, sería que Ortiz Construcciones y Proyectos se decidiera a llevar los restos a Navalcarnero, puesto que este extremo se deja en manos de los encargados de los derribos. Ortiz- -indicaron las mismas fuentes- -es quien tiene que trasladar los escombros a los puntos de recogida y tratamiento. Ha contactado con la Comunidad para informarse del presupuesto que no ha trascendido y de la capacidad de la planta de Navalcarnero, que es la mayor de España En la región existen tres plantas públicas de tratamiento de este tipo de residuos- -Salmedina y Tecrec, en la capital, y la de Navalcarnero, gestionada por la empresa Gedesma- además, está el complejo municipal de Valdemingómez, en Villa de Vallecas, que, pese a su magnitud, resulta claramente carente de la capacidad necesaria como para engullir el Windsor. Ortiz Construcciones y Proyectos deberá tardar un máximo de 15 días en decidir si Gedesma será quien trate los escombros o si lo hará otra empresa. Eso sí, tendrá que hacerlo dentro de ese plazo como máximo, puesto que las obras de eliminación del rascacielos van con buen pie y se encuentran en la última fase preliminar, la que, precisamente, consiste en la extracción de todos aquellos elementos y escombros El rascacielos generará 40.000 toneladas de escombros que cuelgan del segundo piso técnico, el 17, y la colocación de pantallas de neopreno para la completa seguridad del medio centenar de obreros que participa en el desmontaje. La conversión en material para carreteras de los restos estará asegurada, por tanto, si Ortiz se decanta por Navalcarnero. De hecho, esta constructora también se encarga de ese tipo de obras de ingeniería, lo cual, desde el punto de vista de la Comunidad, es un valor a favor para que sea Gedesma la empresa elegida. De cualquier manera, si Ortiz decidiera no hacerse cargo de los escombros una vez llevados a Navalcarnero, serían las empresa a las que se adjudicara la construcción de las carreteras quienes los aprovecharían. El complejo municipal de Valdemingómez, pese a su magnitud, no tiene la capacidad necesaria Doble método de actuación La línea de actuación sería en dos vertientes. Por un lado, los restos limpios -hormigón, ladrillo- -acabarían triturados para obtener distintos productos listos para la venta. Además, los residuos mezclados- -que van desde el propio hormigón a cristales, cables, papeles, forjados... -se separarían para poder reciclarlos. Eso sí, antes de que todo ello ocurra, los elementos deberán ser analizados para que el juez cuente con ellos en la instrucción del caso que se está llevando a cabo en el Juzgado de Instrucción número 28 de Madrid. El pasado viernes, este informe aún no había llegado a la Audiencia Provincial, ni tampoco el resto de evaluaciones periciales, como las del volcado del ordenador de control y de las cámaras de seguridad de la torre. Por lo tanto, el juez no llamará a prestar declaración a nadie hasta que no tenga todos los informes, para poder así interrogar sobre posibles contradicciones entre el resultado de las pericias y las manifestaciones anteriores ante la Policía. El incendio del rascacielos navega por Canarias e internet El incendio del edificio Windsor está dando mucho juego para la inventiva, y no sólo en Madrid. En la bahía de Puerto de Rosario, unos participantes de la regata Archipencos se disfrazaron de bomberos, el pasado sábado. Intentaron mantenerse a flote en un artilugio que simulaba el devastado rascacielos en llamas. Por otra parte, la compañía de comercio electrónico Lastminute. com se propone desvelar el misterio del incendio del edificio Windsor creando un espacio abierto al público para que todos puedan contribuir con sus mejo- Los participantes en la regata, el sábado, en Puerto de Rosario res hipótesis y pruebas. Según informa Servimedia, a la pregunta de quién abandonó el edificio de forma clandestina en el último minuto, el foro busca la versión mas imaginativa, o quizás la AFP verdad, de esos últimos instantes. Los fantasmas del Windsor siguen sin descansar en paz.