Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional DOMINGO 6 3 2005 ABC Un Gran Oriente Próximo todavía muy lejano Soplan otros vientos en Irak, Palestina, el Líbano, Egipto, Arabia Saudí... b El deseo expresado por el presidente Bush sobre el fin de la tiranía y la difusión de la democracia y la libertad en Oriente Próximo no deja de ser por ahora un sueño ¿Algo se mueve en Oriente Próximo? TURQUÍA Alepo JUAN CIERCO. CORRESPONSAL JERUSALÉN. Pocos libros han influido tanto en George W. Bush como Por la democracia: el poder de la libertad para vencer a la tiranía y el terror del ex disidente soviético y actual ministro israelí Natan Sharansky. El presidente de Estados Unidos tiene varios ejemplares. Uno, siempre, en su mesilla de noche. Otro, en lugar destacado, en el despacho oval de la Casa Blanca. Sharansky, con quien se entrevistó en Washington, y su libro se han convertido, el propio Bush lo ha reconocido así, en el caballo en el que el nativo de Texas pretende cabalgar por las convulsas tierras de Oriente Próximo. En su discurso del 20 de enero ya señaló esa dirección, cuando apuntó al fin de la tiranía y a la difusión de la democracia y la libertad en Oriente Próximo como una de las prioridades de su nuevo mandato. Los acontecimientos de los últimos meses han hecho sonreír a Sharansky, que no quiere atribuirse mérito alguno. La Casa Blanca, tampoco. Pero algo está cambiando en la región y los dos nuevos amigos no dejan de lanzarse guiños en la distancia. Un repaso a algunos de estos hechos relevantes pone de relieve esos cambios, algunos más convulsos que otros. Pero queda mucho camino por andar, lo que hace que, pese a todo, ese llamado Gran Oriente Próximo esté todavía demasiado lejos de Occidente. La muerte de Yaser Arafat en noviembre de 2004 supuso una vuelta de tuerca en los Territorios Ocupados. Los palestinos han demostrado desde entonces que, pese a las pocas concesiones israelíes, han abierto una nueva página en sus relaciones con su endémico enemigo. Mosul CHIPRE o r Ma rráne e dit Me SIRIA Nicosia Deir ez Zor Kirkuk LÍBANO A la espera de unas elecciones libres esta primavera BEIRUT Damasco PALESTINA Eligió a Mahmud Abbas a la espera de las legislativas Tel- Aviv IRAK Las elecciones deben dar paso a una Asamblea constituyente IRÁN BAGDAD Karbala Nayaf CISJORDANIA Amman JERUSALÉN GAZA EGIPTO I S R A E L EL CAIRO Suez La oposición Al Jalamid Basora Sakakah JORNANIA Ma an podrá presentarse a las presidenciales de septiembre KUWAIT ARABIA SAUDÍ Tabuk Ha celebrado las primeras municipales de su historia Zona neutral Kuwait PEDRO SÁNCHEZ mucho mayor de la prevista en medio de la desbocada violencia (el último atentado con 125 muertos refleja lo lejos que están aún libertad y democracia en ese país) y del boicot suní. Mientras en Siria no se mueve una hoja desde hace décadas- -sólo las tropas desplegadas en el Líbano, que empiezan su retirada- la fiebre, en forma de virus contagiado por las presio- Elecciones palestinas Las elecciones presidenciales otorgaron el poder a Mahmud Abbas (Abu Mazen) quien apostó por poner fin de palabra a la Intidada de Al Aqsa, por cerrar un periodo de calma con los grupos armados (violado con el atentado de Tel Aviv) y por reunirse con Ariel Sharón en Sharm el- Sheij en una cita que despejaba algunos nubarrones, que no todos. La retirada unilateral hebrea de Gaza este verano es un paso muy importante en la dirección correcta pero casi nadie confía, ni siquiera los protagonistas de la cita de Londres de esta semana, en un acuerdo de paz a corto plazo: las ambiciones territoriales de Israel siguen intactas en Cisjordania. El efecto dominó electoral, que comenzó meses antes en Afganistán, llegó hasta Irak, con una participación En Egipto, por fin la oposición podrá presentar un candidato en las presidenciales de septiembre nes de la Casa Blanca y las visiones de su inquilino sobre ese Gran Oriente Próximo que descansa en lo más alto de su agenda, se coló de manera inesperada en El Cairo. En una decisión significativa, aunque a efectos prácticos todo cambie para que todo siga igual, Hosni Mubarak anunció una enmienda de la Constitución egipcia que dará vía libre a la oposición para presentar un candidato en las presidenciales de septiembre que haga frente, más bien de perfil, al actual y futuro presidente de Egipto. El país del Nilo vive desde 1981, año en que fue asesinado Anuar el- Sadat, en estado de emergencia, y el Ejército es el garante del poder absoluto de un rais que allana poco a poco el cami- no para su hijo Gamal, de 42 años. La clave, saber si las elecciones a sufragio universal van a ser una réplica de las tunecinas, por ejemplo, donde los candidatos de la oposición pasan por la lavandería del Estado, o se parecerán a las palestinas, donde el pueblo tuvo algo que decir. Líbano, la prueba de fuego Pero si en estos países soplan otros vientos o en Arabia Saudí, por ejemplo, se han celebrado las primeras municipales de la historia, la verdadera prueba de fuego de esta democratización tan aparente como ficticia en algunos casos, se está viviendo desde el 14 de febrero en el Líbano. Ese día fue asesinado el ex primer ministro, Rafic Hariri, y desde ese día decenas de miles de libaneses viven literalmente en las calles y plazas y protagonizan una suerte de intifada pacífica que ya se ha cobrado la vida política del Gobierno de Omar Karame, amenaza al presidente cristiano, Emile Lahoud, y ahuyenta a las tropas sirias, bajo la presión de la revuelta popular, la resolución de la ONU 1.559 y la pinza de EE. UU. y Francia. Más democracia en la región, sin embargo, no significa de manera forzosa garantía de paz. Es más, el profesor israelí de Ciencias Políticas Yehezkel Dror cree que una mayor democratización, por ejemplo, de Egipto y Jordania dañaría la paz con Tel Aviv: Las elites de esos países entienden la necesidad de sellar la paz con Israel; la gente de las calles y los mercados, no Israel coquetea con los árabes J. CIERCO JERUSALÉN. Ese Oriente Próximo que diseña George W. Bush, bajo las premisas de Natan Sharansky, tiene en Israel a su principal beneficiario. Tel Aviv no disimula su satisfacción aunque niega con la boca pequeña estar detrás de operación alguna: Si alguien va a salir ganando con todo esto serán los pueblos de los países afectados, que vivirán en libertad y democracia dicen fuentes hebreas. Mientras llega, si llega, ese día, Israel se esfuerza, y poco a poco lo consigue, en estrechar lazos y relaciones con países árabes moderados y presionados por Washington. El pronóstico, esperanzador: Tel Aviv, que hoy en día sólo mantiene relaciones diplomáticas plenas con Egipto y Jordania, aspira a abrir embajadas en breve en Marruecos; Mauritania; Túnez (donde ha sido invitado Ariel Sharón, pese a las protestas de una oposición acallada por la fuerza de sus costumbres políticas) Qatar; Omán... Y esto es sólo el principio.