Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 La Entrevista DOMINGO 6 3 2005 ABC MARIANO RAJOY Presidente del Partido Popular Es terrorífico que el Gobierno de Zapatero no sepa qué hacer con España El líder del PP se ha plantado: exige a Zapatero que aclare hacia dónde quiere llevar a la Nación, considera una tomadura de pelo el texto remitido al Consejo de Estado y advierte que su oposición es dura pero no será estridente, porque no es su estilo ni interesa al ciudadano TEXTO: MAYTE ALCARAZ, ÁNGEL COLLADO FOTOS: ERNESTO AGUDO ¿El choque entre Maragall y otros barones socialistas, como Chaves, les abre a ustedes una puerta para pensar que la reforma de los Estatutos no va a derivar en una crisis institucional generalizada? -Yo llevo diciendo desde hace un año que no se puede abrir un debate sin saber adónde se quiere ir. Llevamos un año de Gobierno socialista y todavía hoy nadie conoce lo que piensa el presidente sobre este asunto. Nadie sabe cuál es su modelo para España. Y por la inquietud que se ha generado, yo fui a hablar con el jefe del Ejecutivo el día 14 de enero y le dije que no se pueden hacer cambios sin el acuerdo mayoritario de los grandes partidos. Que el modelo de Estado no lo puede fijar el 2,5 por ciento del censo electoral; que es más razonable que lo marque el 80 por ciento. No vamos a aprobar ninguna reforma constitucional si no hay un acuerdo de conjunto sobre el modelo de Estado. Si el señor Zapatero pretende aprobar un Estatuto con unos, otro con otros y la reforma constitucional con nosotros, no lo vamos a aceptar. ¿Rechaza entonces el documento sobre la reforma constitucional que el Gobierno acaba de remitir al REFORMA CONSTITUCIONAL El modelo de Estado no lo puede fijar el 2,5 por ciento del censo electoral. No vamos a aprobar ninguna reforma constitucional si antes no hay un acuerdo de conjunto ESTATUTO CATALÁN Mi relación con el señor Piqué es lo suficientemente fluida como para que los dos pensemos lo mismo de la reforma LABOR DE OPOSICIÓN Quiero hacer una oposición dura y seria, pero no soy una persona estridente ni creo que sirva eso para nada. No tengo claro que sea buena una oposición de trinchera Consejo de Estado? -Dejo a un lado el punto que se refiere a la Corona, que no tiene que ver con este asunto. Pero el resto es un insulto a la inteligencia. La primera clave es la adecuación al tratado constitucional europeo, que según ha dicho el TC no es necesario; la segunda es poner los nombres de las Autonomías, en fin, no sé si eso tiene un gran alcance; y la tercera es que le preguntan al Consejo de Estado qué tienen que hacer con el Senado. Hombre, yo creo que si un dirigente decide algo, lo primero que tiene que hacer es pensar qué es lo que quiere, y luego ya buscar sugerencias. ¿Enmendarán ustedes ese texto? -En absoluto. No tengo por qué enmendar un texto del Gobierno remitido al Consejo de Estado. Lo que preguntan sobre la sucesión a la Corona es antológico. Preguntan qué tienen que hacer para que en la sucesión en lugar de ser preferente el varón sea simplemente el primogénito. Yo la consulta se la resuelvo rápidamente: donde pone que es preferente el varón, quítelo y ya está. ¿Apoya la entrevista de Piqué con Carod? -Hay un tema de principios. El PP no es sospechoso, tiene un modelo de Estado y tiene una política antiterrorista. Zapatero se ha entrevistado con Carod para hablar de ETA y del modelo de Estado. Pero que el señor Piqué se reúna con el señor Carod para que en Cataluña no se tapen las graves acusaciones que se han producido, a mí eso no me parece preocupante. A mí lo que me importa son los principios, y no las tácticas en un momento determinado. ¿Han sacado los ciudadanos españoles algo en claro de la comisión del 11- M? -Yo creo que no. El primer gran objetivo era averiguar la autoría- -el mayor homenaje que se debe hacer a las víctimas- -y el segundo era adoptar medidas que hagan más difícil que se repitan ese tipo de atentados. A estas alturas no se han alcanzado esos dos objetivos. Lo que se ha pretendido aquí es hacer un juicio al Partido Popular. Dos pruebas contundentes: no se admitió la figura de un relator independiente y la intervención del presidente del Gobierno fue la de un hombre de partido. ¿Usted cree que la opinión pública entiende que el PP se quede al margen de las recomendaciones Sólo he perdido unas elecciones y no pienso perder más ¿Este equipo suyo es el equipo para llegar a las elecciones o puede cambiarlo? -No me planteo hacer cambios, aunque poco a poco puede incorporarse más gente. ¿Es usted un candidato de una sola bala, como dicen? -En absoluto. Mientras mi partido me apoye seguiré presentándome a las elecciones. Hay gente que perdió muchas elecciones, yo sólo he perdido unas y no pienso perder ninguna más. En caso de que se produjera esa eventualidad, volvería a la siguiente. ¿Perdió los comicios por el atentado? -Es un hecho objetivo que ese jueves por la mañana teníamos siete u ocho puntos de diferencia. Quienes idearon el atentado consiguieron su objetivo político. Negarlo es faltar a la verdad. La población estaba contra la guerra de Irak, la izquierda supo unir eso con el atentado y sacarle partido. Y no deja de ser terrorífico buscar causas al terrorismo. Después de la retirada de las tropas se detuvo a terroristas islamistas que iban a volar la Audiencia Nacional y otros edificios. Y ya no estábamos en Irak. preparadas por el PSOE y los demás grupos para el 11- M? -Nosotros no estamos en contra de las recomendaciones que se han planteado, que son para mejorar la eficacia policial. Pero no se pueden partir las conclusiones en dos pedazos porque interese hacerlo ahora. Las conclusiones de una comisión de investigación se deben presentar de forma conjunta. Por tanto, planteamos un problema formal. Y, en segundo lugar, son claramente insuficientes. ¿Cree que está incompleta la investigación sobre la autoría del 11- M? -Sí. Estamos en una situación similar a la que se produce cuando se detienen comandos de ETA. Detener a los ejecutores materiales no quiere decir que se sepa quién dio la orden, las instrucciones y la información necesaria para cometer el atentado. La llamada autoría intelectual se debe seguir investigando por las Fuerzas de Seguridad y el sistema judicial, y con la colaboración internacional. -Casi un año después, ¿tiene más claro el origen último del atentado y las posibles relaciones con ETA? -Mi impresión es que el atentado se cometió el día 11 para influir en las elecciones del 14. Eso es lo que tengo claro. Lo que queda es saber qué hay detrás de eso, quién influyó y quién tomó las decisiones. Estoy seguro de que los Cuerpos de Seguridad y los servicios de inteligencia de muchos países están en ello. No podría ser de otra forma. -Cuando se cierre la comisión, ¿se acabó el 11- M? -Entiendo que sí, pero, lógicamente, seguirán investigando los jueces. -A usted, personalmente, como presidente del PP, ¿no le interesaría cerrar el capítulo del 11- M? -A mí lo que me interesa es que se aborde un debate sobre las conclusiones. Se ha intentado ligar el terrorismo a la guerra de Irak, poner en solfa a la principal potencia del mundo, y no se ha prestado atención a la gran batalla que hay que dar en Europa para ser más eficaces contra el terrorismo. ¿En qué situación se halla hoy ETA? -ETA está debilitada con los últimos golpes policiales, pero sigue teniendo capacidad de matar. Lo ha acreditado no hace muchas fechas. Es verdad que las Fuerzas de Seguridad lo han impe-