Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión DOMINGO 6 3 2005 ABC M. MARTÍN FERRAND El PSOE trata de capitalizar un cambio de la sociedad y lo hace con normas que tienen un cierto tufo machista VASCOS Los nacionalistas sostienen que, aunque ni en español ni en francés ha existido un nombre único para todos los miembros de la supuesta nación vasca, el vascuence posee uno que los engloba a todos: euskaldun, equivalente estricto de vasco neración literaria del 98, soN estudio riguroso de la bre todo Unamuno y Barogenealogía de la palaja, muy influidos en su jubra vasco (al estilo de ventud por algunos escritoaquella del término español que resregionalistas (José Mandejó inconclusa Américo Casterola, Serafín Baroja, Frantro) nos ahorraría equívocos y cisco Navarro Villoslada) perplejidades. Con el sentido o que ya habían empleado el el sinsentido actual, extensible JON JUARISTI segundo de estos etnónialos naturales de determinados mos en su acepción más amterritorios a ambos lados del Piplia. Curiosamente, los primeros rineo, sólo comenzó a usarse a finales abertzales fueron algo remisos en del siglo XVIII. Fueron algunos preadoptarlo. Sabino Arana Goiri lo evirrománticos prusianos (Herder y tó en sus primeros escritos. Él se veía Humboldt) los primeros en hacerlo comounnacionalistavizcaíno (obizkaiasí, pero tal uso (es decir, tal significano, como él lo escribía) El rótulo con do) nose generalizaríaen español hasque bautizó al partido por él fundado ta la segunda mitad del XIX. Entre los consta de tres neologismos pseudosiglos XV y XVII, la palabra para deeusquéricos (Euzko Alderdi Jeltzasignar a los oriundos de los actuales lea) mediante los que tratabade esquiterritorios vascos de España fue vizvar la mención directa del término caíno. En una de las más recientes travasco, que nunca le apasionó. Pero ducciones del Quijote al inglés, la de susseguidores selo apropiaron sin esJohn Rutherford (Penguin Classics) crúpulo alguno por su expansionisel escudero Sancho de Azpeitiaaparemo potencial, ya que la etiqueta poce caracterizado como vasco (Basdía aplicarse por igual a vascongaque) Cervantes lo habría desaprobados, navarros y basques propiamente do: vasco, en la España del XVII, era dichos (o vascofranceses) Los naciouna forma culta de decir gascón nalistas sostienen que, aunque ni en En los siglos XVIII y XIX, vascongado español ni en francés ha existido un fue la forma más corriente de referirnombre único para todos los miemse a los habitantes de Vizcaya, Guibros de la supuesta nación vasca, el púzcoa y Álava, las llamadas Provinvascuence posee uno que los engloba cias Vascongadas, y quizá tuviera a todos: euskaldun, equivalente esmucho que ver en su divulgación el tricto de vasco, en el sentido hoy coprestigio de la Sociedad Bascongada múnmente aceptado. de Amigos del País, la primera y más activa de las sociedades económicas ALSO. Euskaldun significa esregionales de la Ilustración española. trictamente poseedor del vasEn la sustitución de vascongado cuence El porcentaje de vascos que porvasco, jugó un papel decisivola gepueden hablar dicha lengua se sitúa en torno al treinta por ciento de la población de la Comunidad Autónoma Vasca, y sería aún menor si incluyésemos en el cómputo a Navarra y a los territorios vascofranceses. Por otra parte, para los abertzales sólo son vascos legítimos quienes piensan como ellos. En rigor, la única definición del significado de vasco que ha contado alguna vez con el consenso mayoritariode losciudadanos que residen en la mencionada Autonomía es el recogido en el artículo séptimo del Estatuto impugnado ahora por los nacionalistas: sólo los avecindados en Vizcaya, Guipúzcoa y Álava tienen derecho a reclamar para sí tal denominación. EL FEMINISMO SEGÚN ZAPATERO ¿S ERÁ la política uno más entre los géneros literarios? Sólo así podría entenderse, y no del todo, el diseño ejecutivo con el que José Luis Rodríguez Zapatero trata de cumplir sus responsabilidades de Gobierno. A fin de cuentas, la política y la literatura se refieren a la vida y sus emociones, muchas veces intercambiables, pueden trasladarnos del entusiasmo al hartazgo en menos tiempo del necesario para firmar un decreto o, en su caso, cambiar de página. En ese difícil territorio en que lo político y lo literario resultan imposibles de separar, alcanzó el mérito máximo el pasado Consejo de Ministros. El Gobierno, no satisfecho con las condecoraciones concedidas a los integrantes del comité de sabios que han perpetrado las bases de una televisión del Estado peor y más costosa que la actual, en una nueva pirueta imaginativa, aprobó cincuenta y tres medidas- -ni cincuenta y dos ni cincuenta y cuatro- -para contribuir al deseable logro de la igualdad de la mujer en sus derechos y oportunidades con respecto al varón. El gesto, como se ha apresurado a denunciar el PP, tiene mucho de electorero y oportunista y, además, en pleno IV Centenario, olvida las enseñanzas de don Quijote: Es condición natural de mujeres desdeñar a quien las quiere y amar a quien las aborrece Lo demagógico forma parte del estilo socialista, eso lo sabe todo el mundo; pero debe reconocérsele a Zapatero una especial maestría en el dominio de tan engañosa técnica de seducción. El Gobierno tiene en el telar, y nos lo ha repetido hasta la saciedad, una ley de igualdad que puede ser aprobada antes del verano. ¿A qué viene ahora, en vísperas del Día Internacional de las Mujeres, un anticipo tan inconcreto y vacuo como el que nos ocupa? Cierto es que, todavía, hay pocas mujeres en altos cargos de las empresas y que, según el ministro Caldera, sólo el dos por ciento de los asientos de consejo en las empresas del Ibex están ocupados por ellas; pero, como contraste, puede recordarse que, tanto en la Administración como en las empresas públicas, la proporción por sexos tiende a la igualdad. Si en el último cuarto de siglo, o poco más, las mujeres españolas han conseguido cambiar la proporción de su presencia en la vida nacional, pública y privada, es ello consecuencia de su tesón, de la mejora evidente de su preparación y de la aplicación cabal de su inteligencia. No es un mérito de los varones y, menos todavía, de los partidos políticos que, a la caza del voto, tratan de sacar viruta de donde no hay madera. Ahora, tarde y mal, el PSOE trata de capitalizar un cambio de la sociedad, no suyo, y lo hace con normas y dichos que tienen un cierto tufo machista. La discriminación, aunque fuese positiva, por sexos, razas o creencias no deja de ser, a más de alarmante, una falta de convicción en los valores reales de la igualdad de oportunidades y derechos. Es más, el reconocimiento pleno de los valores de la mujer debiera obligar a establecer alguna norma de protección al varón. U L F A convocatoria del Foro Ermua a los trescientos mil vascos residentes en otras Comunidades Autónomas españolas, aunque guiada por excelentes intenciones, cae en la trampa semántica del esencialismo nacionalista. Quienes nacimos en el País Vasco pero hemos fijado en otra parte nuestra residencia fiscal no somos ya vascos, sino madrileños, andaluces o lo que nos corresponda. Lo que no acabo de entender es por qué los constitucionalistas vascos no apelan directamente al apoyo de los españoles, en general. Mi oposición al plan secesionista de Ibarreche, por ejemplo, no deriva de mi mal presunta condición de vasco exilado, sino de una honda repugnancia ante la sola idea de que a España le sean alegre y estúpidamente amputadas ciertas regiones que deben su prosperidad al trabajo y al ahorro de españoles de todas partes, incluso del propio País Vasco y de Cataluña. Y creo que la mayoría de mis paisanos (es decir, de los españoles) sienten lo mismo. REVISTA DE PRENSA bodas para los regalos, tratando aparentemente de evitar una cascada de presentes inútiles. En su primer matrimonio, cuando Carlos de Inglaterra se casó con lady Diana, la pareja recibió alrededor de 6.000 regalos, muchos de los cuales fueron distribuidos entre el personal de la Casa del Príncipe de Gales o, simplemente, quemados. La nota informativa que acompaña a la invitación, según el Daily Mirror, informa de que los teléfonos móviles y las cámaras fotográficas estarán prohibidos en todo el recinto del castillo durante la boda. La Casa Real no olvida que fue precisamente con la cámara fotográfica de un teléfono móvil con la que se tomaron las instantáneas del Príncipe Enrique vestido de oficial nazi durante una fiesta de disfraces. Con la lección aprendida, se desea evitar una foto comprometida que dé al traste con la ceremonia. S. I. Sin móviles en la boda de Carlos La boda del Príncipe Carlos y Camilla Parker Bowles, prevista para el 8 de abril, sigue dando que hablar en el Reino Unido. Mientras se conocía que nueve objeciones hansido oficialmente presentadas en contra de este matrimonio, que en caso de ser estimadas podrían impedir el enlace, el diarioDailyMirrorinformabaayerdeque son cerca de ochocientos los invitados al castillo de Windsor para la bendición nupcial y la recepción prevista tras la boda civil, a la que la Reina Isabel ha anunciado que no asistirá. Los invitados han sido ya informados de que los contrayentes han ordenado disponer de una lista de Rumanos y crímenes de guerra El Tribunal Supremo de Rumanía investiga a cuatro rumanos por su presunta implicación en crímenes de guerra contra hebreos durante la II Guerra Mundial. Lo sostenía este viernes el diario National de Bucarest, que se remitía a declaraciones de la fiscal del Estado, Gabriela Ghita, quien citó los lugares de Rumanía donde se cometieron. Estamos verificando sus identidades, domicilios y actuales condiciones, así como si están implicados explicó Ghita. Las investigaciones se iniciaron a partir de datos del Centro Simon Wiesenthal. S. TECCO