Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 5 3 2005 57 Fallece a los 84 años el poeta Rafael Montesinos, último heredero de la gran escuela sevillana El cantaor Miguel Poveda estrena, junto a la Orquesta Nacional de España, la Suite flamenca de Amargós De izquierda a derecha, Autorretrato (1498) propiedad del Museo del Prado; Carraca muerta (hacia 1512) una de las cinco obras que podrían estar en España sólo hasta el 4 de abril; Mujer de Nuremberg ataviada para ir a la iglesia (1500) Innsbruck desde el norte (1494- 95) El emperador Maximiliano I (1518) y Mano izquierda y cabeza de apóstol (1508) en la galería central del Prado, justo al lado de las dos Majas de Goya, cuyo viaje a Washington, poco después de los atentados del 11- S, motivó un gran revuelo en la opinión pública. Aunque la decisión la tomó mi antecesor- -recuerda Zugaza- el Patronato, en colaboración con el Ministerio de Cultura, decidió cumplir su compromiso, cuando lo más fácil hubiera sido retirar el acuerdo. Esa decisión ha reportado crédito al Prado, que sabe cumplir sus compromisos Zugaza considera injusto enturbiar un acontecimiento como éste. Celebremos a Durero, el Leonardo del Norte Esta exposición, añade, constituye un alto grado de excelencia y belleza nunca soñado Noventa momentos estelares de la Historia del Arte El mismísimo Goya ha cedido sus dependencias en el Prado a Alberto Durero (Nuremberg 1471- 1528) La ocasión bien merecía la pena el traslado de buena parte de la colección del maestro aragonés, reubicada temporalmente entre la galería central, la sala 32 y las dedicadas a las pinturas negras. Durero. Obras maestras de la Albertina comisariada por José Manuel Matilla, cuenta con el patrocinio de la Fundación Winterthur y la colaboración del Consorcio Turístico de Madrid. Junto a las 86 obras maestras de la Albertina (el museo vienés posee la mayor colección del mundo de dibujos y grabados, con un millón de obras) se exhiben cuatro importantes pinturas de Durero que atesora el Prado: Adán y Eva (dos tablas) Autorretrato y Retrato de personaje desconocido Un precioso Autorretrato a los trece años de 1484 ahí está ya todo Durero advierte Matilla) abre la muestra. Se cierra con El puerto de Amberes de 1520, que también resume toda su fértil trayectoria. Entre ambas obras, un festín de dibujos a punta de plata, lápiz y pluma; grabados en madera y cobre, y óleos sobre tabla, distribuidos en ocho secciones: Instrospección y aprendizaje Recreación de la naturaleza El arte de la estampa Imágenes de devoción Desnudo y proporción Dibujo y pintura Retratos e Imperio y Reforma Muchas incógnitas por despejar Tras saltar la polémica, el director de la Albertina echó la culpa de lo sucedido a la empresa de transportes, a la que el museo dejaba encargada de los permisos pertinentes. ¿Cómo un museo de esta categoría deja un asunto tan delicado como la salida del país de parte de su Patrimonio en manos de una empresa de transportes? En los últimos 16 años hemos trabajado con estos profesionales, que son grandes expertos y se ocupan de los problemas aduaneros. Nos fiamos de ellos. Pero yo tengo la responsabilidad única. Soy consciente de que esa tradición debe cambiar. A partir de ahora, la Albertina se ocupará de todas las gestiones del traslado de sus obras. Esta muestra cuenta con todos los permisos y estoy seguro de que en los próximos días podremos convencer a las autoridades austriacas. Se ha hecho un trabajo serio para garantizar que las obras viajen seguras y se expongan adecuadamente De producirse un revés en las negociaciones, la imagen de la Albertina podría quedar dañada ante la comunidad museística internacional por no cumplir sus compromisos. Schröder no hizo ningún comentario. Tampoco dijo si la muestra viajará a Washington, como estaba previsto: Ahora no quiero pensar en otra exposición que no sea ésta Un periodista admiraba ayer el impresionante Estudio de cabeza de un anciano Me faltan las palabras y me sobran adjetivos- -decía ayer con orgullo el comisario- son muy pocas las ocasiones de presentar una selección de obras como ésta Parafraseando el título de una obra de Stephan Zweig, esta muestra es una colección de noventa momentos estelares de la Historia del Arte; un lujo muy difícil de repetir La muestra se ha planteado como un viaje (Durero era un gran viajero) y para su presentación se ha optado por criterios temáticos. Hay temas que se repiten en toda su carrera. Como los autorretratos. Era un personaje orgulloso de ser como es- -dice Matilla- capaz de trascender el tiempo Además del citado, destaca el que hizo con 26 años, propiedad del Prado, en el que se plasma como un apuesto galán. Durero era como una batidora todo merecía su atención y lo pasaba por el tamiz de su genio. Otros grandes temas de su producción fueron el paisaje y el estudio de la naturaleza (hay muestras tan llamativas como Ala de carraca las vistas de ciudades desde dentro y desde fuera (su Nuremberg natal, Innsbruck... los personajes de las ciudades (le fascinaban las mujeres venecianas, con sus ropajes y ornamentos) las series religiosas (gran renovador, asimiló la tradición, pero reformándola con nuevas imágenes de devoción, como El prendimiento Cristo con la Cruz a cuestas o La Virgen con el Niño el retrato El emperador Maximiliano I el desnudo Adán y Eva del Prado, presiden una espléndida sala dedicada a este tema, con obras como Las cuatro brujas Dibujante extraordinario, está considerado el mejor grabador de la Historia. Sobresale el absoluto dominio de su técnica, la minuciosidad y precisión de sus trabajos. La perfección, en suma, como apunta Matilla, que se aprecia en cada centímetro cuadrado de sus apasionantes obras. Durero. Obras maestras de la Albertina Museo del Prado. Hasta el 29 de mayo. Venta anticipada de entradas: 902 400222 y en la web del museo: www. museoprado. mcu. es