Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 5 3 2005 Madrid 39 Nuevo sistema de información de tiempo de espera de los autobuses 2 La operadora telefónica remite el mensaje al centro de control de EMT El satélite controla permanentemente la posición de los autobuses y la transmite al centro de control 3 5 324 RADA N PA EAS LÍN 3 147 13 44 146 Centro de control 1 1 5 9 17 m para inutos próx el auto imo línea bús 2 6 0 7+ 3 8 4 4 Implantación El sistema se pondrá en marcha este mismo mes, de forma experimental, en las líneas de EMT que tienen cabecera en Callao: la 44, la 75, la 133, la 146, la 147 y la 148. A finales de año, se aplicará en las 9.000 paradas de las 200 líneas de la EMT El usuario envía un mensaje desde el teléfono móvil con la palabra ESPERA, el número de la parada (expuesto en lugar visible de las mismas) y el número de línea CARLOS AGUILERA Desde el centro de control se responde al usuario indicándole la distancia a la que se encuentra el autobús y el tiempo que tardará en llegar a la parada Los usuarios de la EMT podrán saber a través del teléfono móvil cuánto tardará en llegar el autobús Desde abril, enviando un mensaje SMS, se recibirá información sobre situación y tiempo de llegada de 15 céntimos para el usuario y en un futuro podrán programarse avisos de llegada del autobús o incluso usarlo para pedir un taxi SARA MEDIALDEA MADRID. Desde la propia parada, desde casa, desde el supermercado mientras haces la compra, desde la cafetería, desde el trabajo... Cualquier lugar- -con cobertura- -servirá para enviar un mensaje corto de móvil y saber, en pocos segundos, cuánto va a tardar en llegar el autobús. El sistema, presentado ayer en Madrid, estará operativo este mismo mes en las seis líneas con cabecera en la plaza del Callao- -números 44, 75, 133, 146, 147 y 148- y, a finales de año, también funcionará en toda la red de autobuses municipales de la capital. El procedimiento es muy sencillo: el usuario envía un mensaje, desde su teléfono móvil, a un número de cuatro cifras que se facilitará desde la EMT. El texto del mensaje será ESPERA (espacio) número de la parada (espacio) número de la línea Cada parada tendrá asignado un número que figurará en lugar visible de la marquesina. En pocos segundos recibirá la respuesta desde el centro de control de la Empresa Municipal de Transportes: otro mensaje corto con datos sobre la distancia a que se encuentra el autobús y el tiempo calculado en que llegará a la parada. El coste, para el usuario, será el mismo que un mensaje convencional: sólo b El sistema tendrá un coste 15 céntimos de euro. La EMT negociará con las operadoras para conseguir precios mejores a éste en sus mensajes de respuesta. El sistema podrá utilizarse desde cualquier punto con cobertura, y permitirá saber el momento exacto en que va a aparecer el autobús. En un futuro cercano, indicaron los responsables de la empresa municipal, también será posible programar las respuestas, de manera que, cada día, el móvil avise con cierta antelación de la llegada del autobús a la parada. Tercera generación Los métodos para hacer llegar información a los usuarios sobre las líneas de autobuses han experimentado una evolución importante en los últimos años. En el interior. Fue el primer paso: paneles dentro de los autobuses informan de cuál es la próxima parada. Estática. El sistema de ayuda a la explotación aprovecha que todos los vehículos de la flota tienen GPS para ofrecer información sobre el tiempo que va a tardar el autobús en llegar a la parada. El único problema es que estos paneles de información estática sólo existen en 36 paradas, las más representativas de las 9.000 con que cuenta la red de la EMT. La tercera fase La utilización de los mensajes de móvil pone a disposición de cualquier usuario, y desde cualquier punto, esta información sobre la ubicación del vehículo y el tiempo de espera previsto. tra de los esfuerzos acometidos para convertirlo en una alternativa de calidad al transporte privado La puesta en marcha de este dispositivo se ha basado en los propios medios con que ya cuenta la EMT: el sistema de Ayuda a la Explotación (SAE) que comenzó a implantarse años atrás, y por el que ahora toda la flota de autobuses de la EMT está conectada, vía satélite, con un centro de control desde donde se supervisa cada movimiento que hacen, se conocen las circunstancias de su ruta, la velocidad que mantiene en cualquier punto del recorrido y cualquier incidencia. Vinculado a la persona Este nuevo sistema de información estará vinculado no a la parada, sino a la persona indicaron los responsables municipales. La ventaja es que el usuario podrá consultar desde cualquier punto sobre la situación del autobús que quiere tomar, lo que le permitirá organizar mejor su tiempo. El alcalde de Madrid, Alberto RuizGallardón, recordó que los autobuses de la EMT son utilizados cada año por más de 475 millones de viajeros, con un índice de satisfacción muy alto El sistema de información que ayer se presentó le parece sencillo y accesible recordó el regidor que el 92 por ciento de los madrileños tiene móvil y los que no lo tienen son, en su inmensa mayoría, personas que no circulan por la ciudad La posibilidad de hacer consultas vía mensaje de móvil sobre la frecuencia de paso de autobuses fue considerada por el concejal responsable de este servicio, Pedro Calvo, como una mues- Los 2.000 autobuses de la EMT tienen instalado GPS. Los datos de todos estos servicios se envían a un centro de control situado en la sede central de la EMT, en el Cerro de la Plata (Méndez Álvaro) Allí hay una sala con 25 monitores desde los que se puede controlar todo lo relacionado con la flota de autobuses: la marcha de cada línea, la velocidad media de los vehículos o la que registran en un punto concreto de su recorrido, los puntos negros- -ayer lo eran José Abascal y las proximidades del Windsor- las incidencias, los adelantos o retrasos de cada coche respecto al horario previsto... El alcalde y el concejal Pedro Calvo comprobaron ayer, en esta moderna sala de control, cuál es el seguimiento diario de la red de transporte público de superficie. Desde allí es posible, en caso de necesidad, redistribuir las líneas, desviar vehículos o responder a cualquier eventualidad. Es intención de los responsables municipales que este sistema de consulta telefónica sobre la frecuencia de paso de los autobuses pueda utilizarse, algún día, también para llamar a los taxis. Otras ciudades españolas, y de marcado carácter turístico, como Málaga y Palma de Mallorca, estudian aplicar este sistema. En la capital existen 9.000 paradas de autobuses, distribuidas por los cerca de 3.000 kilómetros de recorrido que hacen las aproximadamente 200 líneas que operan en la Empresa Municipal de Transportes. Cada día transitan unos 2.000 autobuses por la ciudad.