Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional UN AÑO DESPUÉS DEL 11- M LAS SECUELAS SÁBADO 5 3 2005 ABC Evolución de las consecuencias psicológicas (trastornos de ansiedad y del estado de ánimo) Victimas y allegados Porcentaje de personas afectadas en el grupo de víctimas y allegados 80 70 60 50 40 30 20 10 0 Población general Número de personas afectadas de la población general de Madrid 400.000 350.000 300.000 Personal de emergencias Porcentaje de personas afectadas en el grupo de personal de emergencias 18 16 14 13,9 45,3 270.000 200.000 31,3 12 10 28,2 250.000 200.000 8 26,7 %22,1 %15,2 %15,4 150.000 98.000 100.000 50.000 6 62.000 57.000 10.000 72.000 4 3,8 %2,0 %1,2 TEP, relacionado con los atentados Ataques de pánico 2 0 1,3 Trastorno de pánico 0 Depresión mayor TEP, relacionado con los atentados Ataques de pánico Trastorno de pánico Depresión mayor TEP, relacionado con los atentados Ataques de pánico Continúan 6 meses después Trastorno de pánico Depresión mayor Tras los atentados (1 mes después) Continúan 6 meses después Infografía ABC Más de 70.000 madrileños sufren ataques crónicos de pánico a pesar del tiempo transcurrido Los casos de depresión y estrés postraumático han descendido en los últimos seis meses b Un estudio de la Universidad Complutense revela que el 17 por ciento de los madrileños aumentó tras el 11- M el consumo de tabaco, alcohol y fármacos M. ASENJO MADRID. Un año después del 11- M, 72.000 madrileños sufren ataques crónicos de pánico, lo que supone un 26,6 por ciento de los 270.000 que confesaron haber soportado episodios de pánico tras los atentados. Esas 72.000 personas forman parte de un total de 98.000 que aún presentan esporádicas manifestaciones de pánico. Estos datos proceden del estudio Evolución de las consecuencias psicológicas provocadas por los atentados del 11- M realizado en la Universidad Complutense bajo la dirección del catedrático de Psicología Básica, Juan José Miguel Tobal, y que ayer fue presentado por el rector de la institución, Carlos Berzosa. El trabajo fue realizado entre los meses de octubre y diciembre de 2004 y constituye la segunda oleada de análisis sobre los efectos psicológicos de los atentados, cuyo primer corte se elaboró entre abril y junio de 2004. El informe, que se ha construido con 1.192 entrevistas a personas, de entre 18 y 96 años, residentes en los 21 distritos de Madrid y a otras 268 de las zonas afectadas por las explosiones, refleja una buena recuperación de la población en general, aunque en las víctimas y allegados es diferente según explicó Juan José Miguel Tobal. Los resultados se han acotado por grupos: población general, víctimas y allegados y personal de emergencias. Los resultados concluyen que unas 62.000 personas padecen todavía depresión, de las 200.000 que presentaron este cuadro en la primera evaluación de los efectos del 11- M iniciada un mes después de las explosiones en los tre- Número de personas afectadas por el aumento del consumo de sustancias en la población general de Madrid 450.000 270.000 400.000 350.000 El 16,2 de la población ha aumentado el consumo de alguna sustancia Tras los atentados (1 mes después) Ni Chirac ni Schröder estarán en los actos L. A. MADRID. José Luis Rodríguez Zapatero no podrá contar con la presencia de sus socios europeos Jacques Chirac y Gerhard Schröder, ni tampoco con Tony Blair, en los actos con que serán homenajeadas la próxima semana las víctimas del 11- M. Todos enviarán un ministro de su Gobierno, sin que de momento hayan precisado quién será. Entre la treintena de jefes de Estado y de Gobierno que, según fuentes del Club de Madrid, han confirmado su desplazamiento a la capital de España, sí estará el rey Mohamed VI de Marruecos y el presidente de Argelia, Abdelaziz Buteflika, mientras que Estados Unidos enviará al Fiscal General (equivalente a ministro de Justicia) Alberto Gonzales. Los mandatarios extranjeros participarán fundamentalmente en los actos del día 10 dentro de la Conferencia sobre Democracia, Terrorismo y Seguridad que ha sido organizada por el Club de Madrid, integrado por ex jefes de Estado y de Gobierno, como el estadounidense Bill Clinton, que sí acudirá a Madrid y será recibido por el Rey. Don Juan Carlos también tendrá oportunidad de recibir en Madrid a Mohamed VI, quien le acompañará en la inauguración en el Parque del Retiro del Bosque de los Ausentes, el monumento compuesto de 192 cipreses y olivos, en memoria de las víctimas del atentado. También estará el secretario general de la ONU, Kofi Annan. 300.000 250.000 200.000 150.000 100.000 50.000 0 Continúan 6 meses después 140.000 80.000 47.000 10.000 Tabaco Alcohol 17.000 Tranquilizantes 30.000 0 Antidepresivos 45.000 180 Analgésicos 17.000 1.400 Otros fármacos If fí ABC A un año de la tragedia, sólo uno de cada cinco ciudadanos continúa con síntomas de estrés postraumático La segunda oleada del estudio sobre los efectos psicológicos del atentado refleja una evolución positiva nes. El trastorno por estrés postraumático exclusivamente relacionado con la tragedia afectó a unas 57.000 personas, de las cuales sólo una de cada cinco (alrededor de 10.000) continúa con los síntomas, mientras unas 7.500 sufrieron estrés postraumático demorado (tres meses después) Los datos reflejan que el 17 por ciento de los madrileños aumentó su consumo de tabaco, alcohol y fármacos tras los atentados. Entre las víctimas y allegados, la evolución es diferente, porque el grado de afectación es mayor según comentó el profesor Tobal. Después de los atentados, casi un 40 por ciento de ellos padecía depresión y en la segunda encuesta, la mitad continúa con la patología. Además, un 54 por ciento de los que presentaban trastorno por estrés postraumático debido a los atentados sigue con los síntomas un año después. El tercer grupo estudiado, el personal de emergencias, constituye el colectivo que mejor asimila el impacto, ya que sólo un 9,5 por ciento del 13,9 por ciento que se vio asaltado por el pánico ha desarrollado un trastorno. En el informe se han utilizado parámetros similares a los llevado a cabo en Nueva York para analizar el 11- S. Tobal dijo que el impacto psicológico en Nueva York tras la tragedia de las Torres Gemelas fue mayor porque la magnitud de los atentados fue también mayor