Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 Espectáculos VIERNES 4 3 2005 ABC VIERNES DE ESTRENO Hitch Las veinte más vistas El terror de las nenas JAVIER CORTIJO Ayuda a quemar muchas etapas intermedias tender paralelismos entre Hitch y Torrente ambos son perfectos trajes a medida, o vehículos tuneados para sus respectivas estrellas, y a ambos les cuelga con alfileres un manual de estilo para el acoso y derribo del sexo opuesto. La diferencia, como siempre, está en las formas: finas huellas de perfume guerrero pour homme aquí, o lamparones de bocata de calamares alto en glutamato allá. Pero, epidermis adentro, los dos piensan en lo único. Por consiguiente, resulta tan difícil echarle el guante y pillarle el truco a esta película si no se digiere a Will Smith como a la otra si no se traga a Segura. Hechas estas aclaraciones de tanteo, pasemos a la alta montaña. Bueno, a los repechitos (de la Mendes hablamos luego, por cierto) Así que tenemos al príncipe de BelAir en su terreno zumbón interpretando a un semi- invisible personaje, más mamporrero- horrible palabra, y más en año cervantino- que Cupido, que se dedica a hacer que se suelten algunos pardillos urbanitas ante la gachí de su vida, o de su fin de semana. Por suerte, el señorito Will y su infinito morro convierten tal personaje no en un temible sosias del que interpretó en La leyenda de Bagger Vance sino en un buscavidas afromedi- Keanu Reeves Will Smith y Eva Mendes Director: Andy Tennant. Intérpretes: Will Smith, Eva Mendes, Kevin James Nacionalidad: EE. UU. 2004 Duración: 115 minutos Calificación: terráneo estilo Celentano o Tony Leblanc versión blaxploitation Así, la película adquiere un sano compadreo en su primer trecho, que nos recuerda a filmes tan entrañables y gallardos como El knack y cómo conseguirlo o Elígeme mientras nos descubre el talento cómico bañado en gelatina de Kevin James, ese John Candy levemente woodyalleniano Lamentablemente, la cosa recula en su segunda mitad, cuando el cazador queda cazado gracias a una mordedora y embuchada Eva Mendes, tan improbable heroína romántica como Salma Hayek en Sólo los tontos se enamoran (otro pestiñete de Tennant) coyuntura que hace tambalear el prestigio del tal Hitch- véase la ñoña y torpona primera cita en la isla de Ellis- En fin, un filme- gominola ideal para que los yuppies lo comenten mientras esperan turno en el carrito de hot dogs y que, igual que el cine porno, no nos descubre nada nuevo bajo el sol: labia y jeta para ligar, y timidez y lírica para el altar. Encima hasta rima. Constantine Los padres de él Reencarnación Million Dollar Baby Descubriendo Nunca Jamás Entre copas El hundimiento White Noise (Más allá) Hotel Rwanda El vuelo del Fénix Los chicos del coro Spanglish Bob Esponja El aviador Closer La casa de las dagas voladoras Largo domingo de noviazgo Vera Drake Amor idiota Para que no me olvides