Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 4 3 2005 Madrid 37 El barrio tiene una alta tasa de inmigrantes, problemas de vivienda y existe una sensación de inseguridad Habrá patrullajes preventivos 24 horas al día en Tirso de Molina, Cascorro o la plaza del Campillo Nuevo tudiando instalar un muelle de carga y descarga en el entorno de la calle Embajadores, desde donde realizar esta actividad para todo el comercio de la zona, evitando la sobrecarga de vehículos de transporte que ahora reciben las estrechas calles de Lavapiés. Mediadores y tutores En acción social, se dota al barrio de mediadores vecinales y agentes tutores, además de incrementar los recursos para evitar la exclusión social de inmigrantes. Pero uno de los mayores problemas de Lavapiés es su elevada terciarización: un 30 por ciento de las actividades que se desarrollan son comercios y talleres mecánicos, más del doble que en otros distritos. De ahí que se arbitren medidas en dos direcciones: de limpieza y legislativas. Los embalajes se acumulan masivamente en la calle, creando sensación de suciedad e impidiendo el paso a peatones. Ocurre por el elevado número de comercios mayoristas existentes, que no disponen de espacio donde albergar esos materiales. Ahora, se retirarán de la vía pública hasta seis veces al día en determinadas zonas. Y también se cambiará la normativa para endurecer las sanciones de quienes depositen estos residuos en plena calle sin atenerse a horarios. Los operarios, dentro de una cabina, inspeccionan la zona de escombros del Windsor JAVIER PRIETO Termina el desmontaje de la grúa- torre y comienza el desescombro del Windsor La limpieza de los elementos de forjado, fase previa al derrumbe ABC MADRID. Poco antes del mediodía de ayer, los operarios encargados del derribo del edificio Windsor terminaron con el desmontaje de la grúa situada sobre la azotea del rascacielos siniestrado, y realizaron nuevas inspecciones exteriores del perímetro de las fachadas del inmueble para determinar las zonas con mayor riesgo de que se produzcan desprendimientos por la acumulación de escombros, informa Efe. Así, durante la mañana de ayer, los trabajadores descendieron desde la azotea hasta la calle de Raimundo Fernández Villaverde varios bloques de hormigón que servían de lastre para la máquina. Después se procedió al desmontaje de una parte del mástil que permanecía instalada, así como de la base sobre la que se asentaba esta grúa. Una vez concluidas estas obras, varios técnicos municipales y trabaja- dores se subieron de nuevo a las cabinas- jaulas colgadas de las grúas e inspeccionaron desde el exterior las plantas del Windsor que acumulan mayor cantidad de escombros y que tienen un mayor riesgo de precipitarse al vacío. A partir de ayer por la tarde, pudieron comenzarse las tareas de limpieza de escombros y forjados que permanecen inestables sobre todo el perímetro de las cuatro fachadas.