Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Madrid VIERNES 4 3 2005 ABC MADRID AL DÍA AMENÁBAR IGNACIO RUIZ QUINTANO C lint Eastwood, el nuevo macho alfa de Hollywood, dice que hace películas para lectores de libros. Más lejos todavía, nuestro Amenábar ha hecho una película que es como el libro de los que no leen libros: el espectador común sale de la piltra de Sampedro como lo haría de la Ética de Espinosa, in albis fenómeno de birlibirloque sólo al alcance de un creador que en algunos círculos ya es equiparado a Francis Scott Fitzgerald. Hombre, tratándose de un autor madrileño ¿por qué quedarnos a ras de suelo? Lo que Amenábar, a su edad, ha conseguido en el cine es algo que sólo se veía en la música. A los ocho años, tocaba Paganini en el violín una sonata suya. A los diez, Handel había compuesto un libro de sonatas. A los doce, Mendelssohn compuso tres cuartetos para piano, violines y contrabajo. A los trece, Haydn compuso una misa. También a los trece, Beethoven compuso tres sonatas. A los catorce, Weber compuso su ópera Las Ninfas del Bosque A los dieciocho, Bach, a pesar de un hermano malvado que no lo dejaba vivir, era músico en la corte de Weymar. ¿Y Mozart? A los cuatro años componía tonadas; a los seis, arregló un concierto para piano; y a los doce compuso su primera ópera, la Finta Semplice Bueno, en las artes plásticas también hay algunos nombres que se revelaron precozmente: Miguel Ángel, a los dieciocho años, esculpió la Batalla de los Centauros y a los veinte, el gran David Rafael, Leonardo, Tintoreto... Y en la literatura, a los nueve años, Dante escribía versos a la niña de ocho años de que habla en su Vida Nueva A los catorce, Schiller se sentó a componer un poema sacro sobre Moisés. Lope empezó a escribir a los doce, y a los trece, Calderón. A los doce escribía Voltaire sus sátiras contra sus profesores, los jesuitas. A los quince escribió Victor Hugo su primera tragedia. Keats, Shelley, Byron... Y Carmen Calvo, claro, que también ella ha sido ministra bastante antes de lo que esperaba: de ahí su célebre ¡Dori, que ya somos ministras! del día del nombramiento, ignorante aún de que su destino era presidir este nuevo Siglo de Oro inaugurado con Amenábar. Los primeros viernes de mes son los días escogidos por la mayoría de los fieles para venerar la imagen JULIÁN DE DOMINGO Multitudinarias colas de fieles para venerar al Cristo de Medinaceli Su Majestad el Rey acudirá esta mañana a la basílica madrileña sus puertas a última hora de ayer ante la masiva presencia de devotos del Cristo, que acuden, desde hace años, todos los primeros viernes de marzo J. BASTANTE MADRID. La tradición volvió a convertirse en tumultuosa realidad un año más. Desde que en 1682 se organizara la primera procesión en honor al Cristo de Medinaceli, todos los primeros viernes de marzo dibujan una interminable fila de fieles en el barrio de las Letras, que da varias vueltas a la Basílica y en ocasiones rodea el Paseo del Prado y la calle Atocha. Un año más, la imagen de Jesús de Medinaceli volverá a ser venerada por centenares de miles de fieles, provenientes de todos los rincones de España e Iberoamérica. Junto a ellos, destaca la presencia de un miembro de la Casa Real. En esta ocasión, será Su Majestad el Rey quien asista a una de las b La Basílica abrió Una imagen con historia La del Cristo de Medinaceli es una imagen tallada en Sevilla, durante la primera mitad del siglo XVII. Desde sus comienzos, la talla sufrió diversos avatares. Así, en abril de 1861, tras su traslado a Marruecos, fue secuestrada por los sarracenos, y posteriormente rescatada por los Trinitarios, llegando a Madrid en 1862. La imagen ha recorrido varias iglesias de Madrid, y vivió un período especialmente agitado durante la Guerra Civil. En esos años, la imagen fue trasladada a Valencia, Cataluña y Francia, para terminar en Ginebra, donde participó en una exposición organizada por la Sociedad de Naciones. Al término de la Guerra Civil, la imagen del Cristo de Medinaceli regresó a Madrid, a su iglesia de la plaza de Jesús, donde hoy será venerada por miles de fieles. Eucaristías. Dada la masiva afluencia de fieles- -los más madrugadores ya se encontraban a las puertas del templo desde el pasado miércoles- los padres capuchinos decidieron abrir las puertas de la Basílica ayer a las nueve y media de la noche. Como es tradicional, junto a los feligreses también se encontraban los clásicos vendedores de estampas, flores e incluso butacas para hacer más descansada la espera para besar los pies del Cristo, rezarle o participar en las Eucaristías. La primera de ellas dio comienzo a las doce de la noche. Hasta el mediodía, se celebrarán misas cada media hora. A partir de las cinco de la tarde, las misas se sucederán cada hora. En total, serán 32 las Eucaristías, hasta las nueve de la noche. Las colas para entrar a la Basílica se unirán a las que se forman en los confesionarios, pues es bien conocida la devoción a la imagen del nazareno y la necesidad del sacramento de la Penitencia antes de besar sus pies. Primeros viernes Los primeros viernes de mes son los días escogidos por la mayoría de los fieles para venerar la imagen. Sin embargo, es durante el primer viernes de marzo cuando se produce la gran avalancha de creyentes. La Iglesia recuerda ese día la pasión y muerte de Cristo. El de Medinaceli, un Nazareno- -Ecce Homo- -que representa el momento en que Jesús es juzgado por Pilatos, vive otro de sus momentos fuertes precisamente otro viernes, el Viernes Santo, cuando su salida en procesión es seguida por más de medio millón de madrileños. El templo de Jesús de Medinaceli fue consagrado solemnemente el 21 de noviembre de 1930 por el entonces obispo de Madrid, Leopoldo Eijo Garay. La iglesia fue erigida en parroquia en 1966 por Casimiro Morcillo, y desde 1973, bajo el pontificado de Pablo VI, le es reconocido el rango de Basílica menor.