Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 4 3 2005 Internacional 27 Un soldado estadounidense patrulla junto a la Zona Verde, en Bagdad AP El Pentágono cuenta ya 1.500 soldados muertos en la campaña de Irak El Gobierno iraquí prorroga durante un mes más el estado de excepción a causa de la violencia b Una encuesta elaborada por el New York Times y la CBS muestra una clara pérdida de popularidad del presidente Bush, tanto en política interior como exterior ALFONSO ARMADA. CORRESPONSAL NUEVA YORK. Desde que, en mayo de 2003, el presidente George W. Bush anunciara el final de las grandes operaciones militares en Irak, han muerto 1.364 soldados estadounidenses y, por parte iraquí, una cifra desconocida de civiles, soldados, terroristas e insurgentes. Aunque el Pentágono señaló ayer a Efe que el número oficial de muertos propios era de 1.494, y que su cifra se basa en un solemne y serio sistema de conteo, otras agencias de prensa señalan que se había alcanzado el hito de los 1.500 combatientes estadounidenses muertos en tierras de Mesopotamia desde que, en marzo de 2003, Washington y Londres iniciaran la invasión. Según cálculos de Ap, el número total sería, tras un ataque ocurrido el miércoles en Bagdad, de 1.502: dos soldados estadounidenses heridos al ser alcanzado su vehículo por una bomba fallecieron horas más tarde. De los fallecidos, 1.140 lo fueron a causa de acciones hostiles, de acuerdo con datos proporcionados por el Departamento de Defensa estadounidense. A la cifra de 1.500 muertos en Irak se llegó el mismo día en que una encuesta elaborada por el New York Times y la cadena de televisión CBS mostraba que el presidente Bush ha perdido popularidad y que la sintonía que le llevó a ganar las elecciones en noviembre pasado parece perder fuelle. Según el sondeo, el 63 por ciento de los entrevistados mantiene una postura diferente de la del presidente en cuestiones nacionales (especialmente respecto a la reforma y privatización de la Seguridad Social: el sistema de pensiones) y el 58 por ciento discrepa del inquilino de la Casa Blanca en asuntos internacionales. Sin embargo, la mayor parte de la población respalda la permanencia de las tropas en Irak. Toque de queda Y ello a pesar de que la situación en el país ocupado no mejora. Ayer, el primer ministro saliente, Iyad Alaui, anunciaba la prórroga durante un mes más del estado de excepción instaurado en Irak- -salvo en el Kurdistán- -el pasado 7 de noviembre. A modo de ley marcial, implanta el toque de queda nocturno, limita la libertad de movimientos y permite registros y detenciones al margen de la justicia. La causa, la violencia que no cesa. Ayer, junto a los tres soldados estadounidenses muertos, seis policías iraquíes y otros seis civiles perdieron la vida en diversos atentados con coches bomba. En el plano político, la alianza kurda, segunda fuerza en el Parlamento con 77 diputados, reiteró ayer su exigencia de un Irak federal y su reivindicación de Kirkuk, como condición para formar una alianza con los chiíes, que contarán con 140 de los 275 escaños de la próxima Asamblea Nacional.