Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional VIERNES 4 3 2005 ABC Sharón: Más colonización en Cisjordania J. C. JERUSALÉN. Con amigos así para qué quiere uno enemigos. Eso es lo que debe sentir Ariel Sharón cada vez que se reúne con las bases del Likud. Ayer lo hizo en Tel Aviv, en una sesión del Comité Central que votó por extrema mayoría a favor de un referéndum nacional sobre la evacuación de Gaza. Decisión no vinculante y sin opciones en la Kneset. Sharón no se arrugó ante sus compañeros de armas, entre ellos el jefe de la diplomacia, Silván Shalom, quien abogó por la consulta para evitar una guerra civil Sharón prometió, eso sí, que la colonización que termina en Gaza seguirá en Cisjordania, dejando claro algo que casi todos saben, sobre todo los palestinos: Gracias a la colonización mantendremos hasta la eternidad posiciones esenciales para nuestra supervivencia, tanto en Jerusalén, nuestra capital unida para siempre, como en los bloques de asentamientos junto a lugares sagrados para nuestra historia y vitales para nuestra seguridad Palabra de Arik Jóvenes palestinos se enfrentaban ayer con hondas a la Policía de Fronteras israelí cerca de Beit Surik, en Cisjordania AFP La ANP reanudará este mes la ejecución de colaboracionistas y reos palestinos Tregua un coche bomba estalla junto a la Tumba de José, en Nablus b El mufti de Jerusalén, la más alta autoridad religiosa en los Territorios Ocupados, da vía libre a 5 de las 51 penas de muerte pendientes; sólo falta la firma de Abbas JUAN CIERCO. CORRESPONSAL JERUSALÉN. La Autoridad Nacional Palestina (ANP) de la mano de un Mahmud Abbas mal aconsejado y del mufti de Jerusalén, Akrima al- Sabri, está a punto de meterse en el oscuro túnel del tiempo para emprender un peligroso viaje al pasado. Los 51 palestinos que esperan en el corredor de la muerte ya saben a qué atenerse. De no fructificar las denuncias de las organizaciones de derechos humanos locales e internacionales; de no mostrar mano dura la comunidad internacional, con la UE a la cabeza, la ANP reanudará este mes la ejecución de reos palestinos, muchos de ellos colaboracionistas con Israel. Hace unas semanas, Akrima al- Sabri recibió un papel oficial enviado por Mahmud Abbas, con quince nombres subrayados en rojo. Los nombres, en efecto, de quince condenados a muerte sobre los que debía pronunciarse. Al- Sabri ya ha dictaminado la conveniencia de ejecutar a cinco de ellos, tres en Gaza. Retrasar las órdenes de ejecución alienta el fenómeno de la venganza en la comunidad palestina. Y la venganza está absolutamente prohibida por la religión. La ANP debe cumplir su parte. Los ciudadanos no deben tomarse la ley por su mano declaró ayer el muf- ti una vez confirmada la equidad de dichas ejecuciones de acuerdo a la sharia la ley religiosa islámica. Con el visto bueno de Al- Sabri y la insistencia del general Saeb al- Qidwa, presidente de los Tribunales Militares, sólo falta la firma a pie de página de Abbas, algo que podría darse en los próximos días. Es más, Al- Qidwa ha pronosticado que durante este mes serán al menos quince los ejecutados por pelotones de fusilamiento en Gaza y Cisjordania. Las organizaciones de derechos humanos palestinas, israelíes e internacionales han puesto el grito en el cielo ante lo que se avecina y han enviado cartas de protesta al presidente y primer ministro de la ANP para que mantengan en cuarentena las ejecuciones. Denuncian, entre otras cosas, la falta de garantías procesales de los jui- cios en los que fueron condenados los acusados por los Tribunales de Seguridad palestinos, desmantelados hace dos años por su manera tan particular de impartir justicia Muchos de los acusados no tuvieron más que unos minutos antes del juicio para hablar con sus abogados; las sentencias se dictaban minutos después de cerrarse los procesos; las pruebas presentadas casi siempre eran insuficientes... Evitar el caos y la anarquía Sin embargo, la ANP parece decidida a descongelar las ejecuciones para dar una lección en los Territorios Palestinos a aquellos que se saltan la ley a la torera y provocan, desde hace meses, el caos y la anarquía en Cisjordania y Gaza. La última ejecución data de agosto de 2002. En total, 9 palestinos han sido fusilados por agentes de la ANP desde 1994. Una vez puestas en cuarentena las sentencias, muchos palestinos acusados de colaborar con Israel han sido asesinados en plena calle, a la luz del día, por grupos de radicales que no han sido citados ni una sola vez ante la justicia. Mientras los pelotones de fusilamiento limpian sus armas oxidadas y afinan su puntería, la tregua, que no es tregua sino calma relativa, sigue en el filo de una navaja más que afilada. Como muestra, un botón: un coche bomba explosionó en la madrugada del jueves junto a la Tumba de José en Nablus, lugar de peregrinación de centenares de fieles judíos que se acercan hasta allí protegidos por los soldados israelíes. Esta vez, al menos, no hubo víctimas. Siria quiere mantener una red de alerta y 3.000 soldados en Líbano ABC EL CAIRO. Concluyente frente a Damasco se muestra Arabia Saudí, donde ayer se entrevistó el presidente sirio, Bashar al- Assad, con el Príncipe Heredero, Abdala bin Abdelaziz, al exigir una pronta y total retirada del Líbano que, de no llevarse a cabo, conllevará el aislamiento internacional para Siria y un serio deterioro en las relaciones bilaterales Al- Assad, por su parte, sólo se comprometió a estudiar antes de fin de mes una retirada parcial de las tropas sirias en el Líbano, donde permanecerían unos 3.000 hombres de los actuales 14.000 y donde Siria mantendría una red de alerta temprana Al- Assad mostró también su deseo de entablar unas conversaciones más amplias que engloben la apertura de negociaciones con Israel sobre los Altos del Golán, ocupados desde la Guerra de los Seis Días, en 1967. Los ministros de Exteriores de la Liga Árabe, reunidos ayer en El Cairo en ausencia de los titulares sirio y libanés, pidieron también a Siria que retire sus tropas del País del Cedro en cumplimiento del compromiso suscrito en 1989 en el Acuerdo de Taef. La petición, sin embargo, no ha gozado de unanimidad, toda vez que varios de los países miembros han recordado que Israel incumple desde hace años las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU que exigen su retirada de los territorios palestinos ocupados y de los Altos del Golán.