Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 4 3 2005 25 El Gobierno iraquí prorroga durante un mes más el estado de excepción instaurado el pasado 7 de noviembre La Autoridad Nacional Palestina anuncia que reanudará las ejecuciones de colaboracionistas Todo comenzó en una familia en la que el padre y la madre violaron a sus propios hijos, menores de edad La red surgió y creció durante dos años en una barriada obrera y de bajo nivel educativo pedido el peritaje de expertos psicólogos y psiquiatras para saber si los jurados estaban capacitados para juzgar un proceso de estas características, que debe prolongarse durante cuatro largos meses. La presidencia del tribunal ha rechazado tales demandas. Y el proceso comenzó ayer en un tono de estupor. Los acusados intentan huir de las miradas y las cámaras. La mayoría de ellos parecen personajes de novela policíaca de la más baja catadura. Obreros que apenas saben leer, intoxicados por los seriales de televisión. Mujeres medio analfabetas que se visten y hablan como en los folletones audiovisuales. Ancianos lúbricos vestidos con mucha corrección y con modales de otro tiempo. Señoras y señoritas jóvenes de un impudor casposo. Tres de los acusados corren el riesgo de ser condenados a cadena perpetua. Treinta y seis encausados pueden ser penados con más de veinte años de reclusión. Los restantes, juzgados por delitos que van de las agresiones sexuales a la corrupción de menores o a la no denuncia de crímenes por pederastia, pueden ser condenados con penas de diez a quince años de cárcel. La pista de la mafia rusa emerge en el asesinato del banquero Edouard Stern El enfant terrible de las finanzas parisinas hizo inversiones poco afortunadas en el Este b Las Policías francesa y suiza Lujo y amistades peligrosas Un banquero genial y solitario dicen los amigos del asesinado Edouard Stern. Un hombre al que le gustaba gozar del instante peligrosamente agregan otros. Tras su divorcio, hace tres años, su esposa se instaló en Nueva York con sus tres hijos. En París, el resto de su familia sigue con reserva e inquietud la instrucción de un caso inquietante, donde se cruzan todos los elementos de la novela negra: lujo, dinero fácil y un hombre asesinado en extrañas condiciones. Edouard Stern La agresividad de los métodos financieros de Stern alimenta la pista de la mafia rusa. Según algunos investigadores, el banqueropudo hacer inversiones poco afortunadas en Rusia y perder mucho dinero, quedando en situación crítica con algunos de sus contactos moscovitas. La liberalidad de su vida privada (divorciado, amante del lujo, los viajes y las amistades fáciles) alimenta la pista del crimen. Formado en París, Edouard Stern trabajó junto a los más grandes banqueros de la capital. Y todos lo respetaban. Un antiguo presidente del Credit EPA investigan la posible venganza criminal contra Stern, aunque no descartan otros móviles debido a su arriesgado estilo de vida J. P. QUIÑONERO. CORRESPONSAL PARÍS. Las Policías de Suiza y Francia se preguntan si el asesinato a tiros, amordazado, de Edouard Stern (50 años) banquero francés residente en Ginebra, es el resultado de un ajuste de cuentas de las mafias rusas, un accidente de una velada sadomasoquista o una venganza criminal ligada a sus rapaces hábitos financieros y sexuales. Stern pertenecía a una de las grandes familias de la alta burguesía financiera francesa. Casado y divorciado de la hija de otro banquero célebre (Michel David- Weil) decidió instalarse en Ginebra para huir del inmovilismo de los medios financieros parisinos. Según algunos próximos, Edouard Stern se sentía amenazado desde hace algunos meses. Hasta que la Policía descubrió su cadáver, maniatado, abatido a tiros, en su lujoso apartamento ginebrino, frente al lago Leman. Lyonnais (Jean Peyrelevada) afirma que el muerto era un banquero de negocios de genio Otros, más prudentes, le reprochan sus modales bruscos, su agresividad mal contenida, su gusto inmoderado por el riesgo. En la agenda personal de Stern figura el gotha de las altas finanzas internacionales. Él participó, personalmente o a través de alguno de sus bancos, en grandes operaciones financieras multilaterales. Su caso tiene muchos flecos ultradelicados, ya que las Policías de Suiza y Francia deberán investigar en el mundo hermético de la gran banca internacional.