Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 4 3 2005 Nacional 19 La campaña contra el mal uso del móvil acaba con más de 4.000 conductores multados Las infracciones denunciadas suponen sólo el 1 de los controles ABC MADRID. La Guardia Civil de Tráfico ha denunciado a 4.093 conductores que hablaban con un teléfono móvil manual mientras circulaban por carretera. Las infracciones se detectaron durante la campaña especial de intensificación de controles de este tipo que se ha desarrollado entre el 14 y el 27 de febrero pasados. Según los datos de la Dirección General de Tráfico, durante este periodo se han realizado 419.179 controles visuales, de tal forma que los 4.093 denunciados representan el 1 por ciento de los controlados. La campaña fue difundida en cuñas en radio y mensajes en los paneles de información en carretera, con el eslogan Conduciendo... las llamadas pueden costar vidas Además, de los 61.134 vehículos detenidos por diferentes causas, los agentes comprobaron que 9.169- -el 15 por ciento- llevaban instalado algún dispositivo de telefonía móvil con manos libres, un sistema permitido. También han sido denunciados otros 1.038 conductores por la comisión de infracciones que provocan distracción en la conducción, con arreglo a lo establecido en el artículo 11.2 de la Ley de Seguridad Vial. Este precepto establece que el conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente en la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía... Los datos de la campaña Vehículos controlados: los agentes de la Dirección General de Tráfico controlaron 419.179 coches en apenas trece días de campaña Vehículos detenidos: la Guardia Civil de Tráfico inmovilizó un total de 61.134, lo que supone un 14,58 del total controlado. Denuncias por teléfono móvil: en total, fueron denunciados 4.093 conductores por hablar con un móvil manual, el 0,98 por ciento de los controlados. Denuncias por otras infracciones: los agentes multaron a otros 1.038 conductores, el 0,25 por ciento. Turismos con malos libres: se contabilizaron 9.169, el 15 por ciento del total. en varias direcciones. En concreto, disuadir a los usuarios de llamar o coger el móvil mientras conducen, desistir de realizar una llamada a quien se sabe que puede ir conduciendo y comprender que como peatones, abstraídos en la conversación, también caminamos ajenos a los riesgos La DGT señala que un estudio epidemiológico realizado en Toronto (Cana- dá) con 700 conductores que habían estado involucrados en accidentes de tráfico concluye que el riesgo cuando se usa teléfono móvil es cuatro veces mayor que si no se utiliza. El riesgo relativo de sufrir un accidente mientras se usa el teléfono móvil, en algunos casos, puede llegar a ser equiparable al de conducir con una tasa de un gramo de alcohol por litro de sangre. Excepto Cataluña y el País Vasco Estos datos se refieren a los controles realizados en las carreteras de toda España, a excepción de las del País Vasco y Cataluña, Comunidades que tienen transferidas las competencias en materia de vigilancia del tráfico. La DGT explica que el teléfono móvil aporta seguridad y protección, especialmente en momentos de urgencia o de necesidad y por eso llevarlo en el vehículo permite en caso de avería, accidente, atasco o cualquier otro tipo de incidencia, transmitir información rápida y precisa, así como demandar la ayuda necesaria. Sin embargo, la utilización del móvil conduciendo genera un elevado riesgo de distracción. Destaca que diversos estudios revelan que tras un minuto y medio de hablar por el móvil, incluso con manos libres, el conductor no percibe el 40 por ciento de la señales, su velocidad media baja un 12 por ciento, el ritmo cardíaco se acelera bruscamente durante la llamada y se tarda más en reaccionar. Algunos estudios indican que la peligrosidad por el uso inadecuado del móvil es tan alta como conducir con un exceso de exceso de alcohol. La DGT advierte de que un alto porcentaje de conductores, entre un 30 y un 50 por ciento, no percibe este riesgo, por lo que es necesaria la sensibilización