Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 VIERNES 4 3 2005 ABC Nacional LA CRISIS DEL CARMELO LAS DENUNCIAS DE CORRUPCIÓN La empresa de la Generalitat acusada de cobrar comisiones confirma irregularidades en la etapa de CiU Tras las revelaciones del contratista José Antonio Salguero a ABC, Adigsa dice haber detectado un volumen importante de contratación no ajustada al procedimiento b La empresa reconoce que ha recibido reclamaciones notariales de Demastir, pero aclara que no paga por no haber contrato, ya que el compromiso era verbal ESTHER ARMORA BARCELONA. La empresa pública Administración, Promoción y Gestión S. A. (Adigsa) ha constatado la existencia de presuntas irregularidades en la contratación de obras durante la etapa de gobierno de CiU. Lo confirmaba ayer la Consejería de Medio Ambiente y Vivienda del Gobierno catalán, a la que pertenece Adigsa, en un comunicado en el que se remitía a las pruebas de varias auditorías internas realizadas durante este último año. Según la nota de Medio Ambiente, las primeras sospechas sobre posibles disfuncionalidades en el seno de la empresa se tuvieron a raíz de la primera auditoría realizada el 28 de mayo de 2004- -transcurrido el primer semestre de gestión del tripartito- prueba que encargó la nueva dirección de Adigsa y que reveló un importante volumen de obra que no había pasado el procedimiento reglado de contratación Con el fin de esclarecer tales circunstancias, el consejo de administración de Adigsa encomendó al consejero delegado que analizara esta situación y, según explicita el comunicado de la Generalitat, se encargó un primer estudio interno que puso de manifiesto una serie de irregularidades sobre la contratación Como consecuencia de todo ello, el 20 de enero de 2005, Adigsa pidió una nueva auditoría. En esta ocasión, la inspección se centró en la compra de 129 viviendas del mercado libre entre mayo y noviembre de 2003 y que, posteriormente, -según especifica el comunicado- -se rehabilitaron. El resultado de estas investigaciones demuestra que la empresa Demastir y Reluxex, representadas por José Antonio Salguero, cobraron diferentes facturas por la rehabilitación de una parte de las citadas viviendas adquiridas por la antigua dirección de Adigsa Según aclara la nota de la Generalitat, dichas facturas se pagaron sin que constara ningún procedimiento de licitación ni contratación entre Adigsa y las mencionadas empresas ni con José Antonio Salguero De esta forma, la empresa pública avala la denuncia efectuada por Salguero en una entrevista publicada ayer por ABC, en la que aseguraba que José María Penín, familiar del ex conseller de Obras Públicas, Felip Puig, le obligaba, como intermediario de una empresa de la Generalitat, a inflar sus facturas en un 20 si quería recibir las cantidades acordadas. Conducto notarial El comunicado oficial cita textualmente a Penin cuando explica que la tasación de las 129 viviendas la realizó este intermediario, quien cobró entre mayo y noviembre de 2003 diversas facturas, que fueron firmadas por la antigua dirección de Adigsa sin ningún tipo de contrato mercantil ni laboral al respecto Según la versión de Adigsa, Salgue- ro se ha dirigido en numerosas ocasiones a Adigsa para cobrar unos encargos supuestamente efectuados por la anterior dirección de la empresa pública. En ningún caso los acompañó de la documentación correspondiente, alegando que los encargos se hacían verbalmente Por esta razón, Adigsa le sugirió que lo pusiera por escrito y lo tramitara por vía notarial El 17 de junio de 2004, Salguero requirió, mediante conducto notarial, el pago de 355.540 euros por la ejecución de trabajos de rehabilitación de 24 viviendas en Artesa de Segre (Lérida) Adigsa hizo las comprobaciones oportunas e informó al contratista que no tenía ninguna constancia documental en relación a ningún proceso de contratación con la mercantil Demastir S. L. y, en consecuencia, no reconoce la deuda de ninguna cantidad que responda por obras relacionadas con la rehabilitación de 24 viviendas en Artesa de Segre El comunicado indica que hasta el día de hoy, ni Demastir ni el señor Salguero han interpuesto ningún tipo de reclamación, por la vía civil o administrativa, de las deudas impagadas ante Adigsa Tras conocerse el contenido de la entrevista de ABC, el consejero de Medio Ambiente y Vivienda, Salvador Milà, dijo que el empresario José Antonio Salguero reclamó a la empresa pública el pago de una obra pendiente sin factura, pero que en ningún momento reclamó comisiones. Milà añadió que Adigsa le dijo a Salguero que si usted no tiene ningún encargo, ni la obra la ha hecho sobre una propiedad nuestra... usted no tiene nada que reclamar de nosotros y añadió que sólo vino a reclamar esto y no a reclamar comisiones Por otra parte, el conseller afirmó en declaraciones a TV 3 recogidas por Efe que algunos empresarios han reclamado trabajos hechos a Adigsa sin factura aduciendo que las obras se les habían encargado de palabra El conseller añadió que, tras analizar el asunto, hemos visto que en algunos casos estas obras no se habían hecho ni en pisos que fueran de Adigsa, sino que decían que eran unos pisos que compraría Adigsa Sobre las acusaciones concretas de Salguero, Milà dijo que si pagaba o no comisiones es él quien lo tendrá que explicar y la persona a la que dice que las pagaba. Subrayó que no hace falta que (Salguero) espere a que lo llame la Fiscalía, sino que ya debería haber ido Puig dice no tener relación personal o económica con el intermediario El que ha sido calificado por el sector de la construcción como un oscuro personaje Josep Maria Penín, se ha convertido en el eje de una trama que ha salpicado al ex consejero de Política Territorial y Obras Públicas Felip Puig, quien ayer reconocía ser pariente de Penín. Y un pariente bastante lejano. Penín es hijo, en segundas nupcias, de la viuda de un primo hermano de mi madre explicaba ayer el propio Puig, quien precisa que nunca he tenido ninguna relación económica ni mantengo ninguna relación personal El dirigente nacionalista, actual portavoz del grupo parlamentario de CiU, afirma desconocer las relaciones empresariales entre el contratista José Antonio Salguero y Penín, así como los vínculos de estas dos personas con Adigsa, pero no me consta la interposición de ningún proceso judicial ni litigio sobre las irregularidades denunciadas Puig expresó su sorpresa ante la denuncia de unos hechos ocurridos en 2004 y que, a través de un intermediario, aconsejó a Salguero la vía judicial. En su comunicado, Puig anuncia que emprenderá acciones legales oportunas. Insistentes rumores Con esta información facilitada por Adigsa, se abren nuevas brechas en la crisis política desatada por las acusaciones del presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, sobre el supuesto cobro de comisiones por parte del anterior Ejecutivo de CiU. La denuncia realizada el miércoles por el constructor José Antonio Salguero, apoya la tesis del president, aunque es sólo una causa constatada entre los insistentes rumores que circulan desde hace años sobre idénticos casos de corrupción, según indicaron ayer a ABC fuentes sindicales. Siempre ha habido rumores sobre corrupción en este sentido, no uno ni dos, muchos y du- Felip Puig