Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 JUEVES 3 3 2005 ABC Gente Loewe mira a Rusia desde París TEXTO: SILVIA CASTILLO FOTOS: ERNESTO AGUDO El príncipe Guillermo de Inglaterra y su compañera de estudios Kate Middleton, presentada por la prensa británica como su primera novia, pasaron unos días juntos en la estación de esquí suiza de Verbier. La pareja y otros doce compañeros de la universidad alquilaron una casa cerca de las pistas de la estación. a ola de frío polar que recorre Europa, y que ha cubierto la ciudad de París con un espeso manto blanco, la colección de mujer para el otoño- invierno 2005 2006 que Loewe presentó ayer en la capital del Sena le viene como anillo al dedo. Los aires rusos que se han apropiado de las tendencias del año que viene han convencido también al diseñador de la firma, José Enrique Oña Selfa, que, con la piel como protagonista, convirtió a las modelos en zarinas contemporáneas, muy abrigaditas pero con sandalias de cintas de raso. O sea, el estilismo que enloquece a las fashion victim más osadas de Londres y Nueva York. Prendas bordeadas de piel de zorro (chaquetones y chalecos a la cadera con grabados geométricos) y levitas de ante con detalles de pasamanería en terciopelo y metal fueron las estrellas de una colección de líneas suaves, muy femenina, en la que la silueta se acorta en chaquetas (pequeñitas y ajustadas) y pantalones (piratas y pitillo) y juega con algunos toques de volumen, sobre todo en las faldas, hasta la rodilla y con ligeros fruncidos, y en Al las mangas, de inspiración japonesa. El esmoquin revisitado en chaquetas y abrigos de lana, fluidos vestidos a la griega y blusas de sugerentes escotes y talle imperio en satén de seda son también algunas de las bazas de Oña Selfa, que ha dado una vuelta de tuerca más a las camisolas cuajadas de plisados que presentó en su colección de verano. El blanco, el visón y el negro, con ciertas concesiones a los estampados geométricos y de rayas, fueron las tonalidades dominantes de una muestra en la que no podían faltar los bolsos, complemento emblema de la casa, de los que la Princesa de Asturias se ha convertido en una gran embajadora. Su cuñado, el Duque de Lugo, consejero de la firma, fue uno de los espectadores del desfile en el Palais Chaillot, junto a Bernard Arnault, presidente del grupo LVMH- -propietario de Loewe- y su hija Delphine; Beatriz de Orleans, Astrid de Belgica, Olga de Grecia, Nati Abascal y la esposa del escritor Salman Rushdie, Pasman Laksmi, entre otros. Loewe presentó una colección de líneas suaves, muy femenina, de silueta acortada en chaquetas y pantalones, con algunos toques de volumen