Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 3 3 2005 Deportes 89 PRIMERA DIVISIÓN VIGÉSIMA SEXTA JORNADA ASÍ JUGARON RACING Aouate: regular. Regragui: mal. Pablo Casar: mal. Moratón: regular. Juanma: regular. Regueiro: bien. Morán: mal. Anderson: bien. Benayoun: regular. Javi Guerrero: regular. Aganzo: regular. Jonathan Valle: regular. Torrado: sin calificar. El técnico: Nando Yosu. Regular. El equipo mostró una mediocridad alarmante y pegó una barbaridad, pero supo hacer su partido y aprovechar los errores del rival. Lo mejor: Buen partido de Anderson, que bregó mucho y, en ocasiones, con cierta calidad. Lo peor: Poco talento y escaso fútbol que ofrecer. ATLÉTICO DE MADRID Leo Franco: mal. Molinero: mal. Pablo: bien. García Calvo: regular. Perea: regular. Antonio López: regular. Gronkjaer: regular. Sosa: mal. Colsa: mal. Ibagaza: bien. Fernando Torres: regular. Nano: mal. Salva: mal. Núñez: mal. El técnico: César Ferrando. Mal. No logra corregir los errores propios, que son reiterativos. Poca constancia y escasas ideas. Los cambios no aportaron nada. Lo mejor: Los cruces de Pablo. El primer cuarto de hora. Lo peor: Sin fútbol para aguantar primero y reaccionar después. Su medio campo fracasó estrepitosamente y la zaga ya no es tan segura. Mal los recambios. Molinero disputa el balón con Benayoun en una jugada aérea EFE El Atlético se lía en un ovillo Lamentable partido de los rojiblancos, que dejaron que un mediocre Racing le remontase un encuentro jugado en un mar de desaciertos JOSÉ MANUEL CUÉLLAR Un gol, marcado en un invento de Torres, una siesta posterior que llevó a la remontada del rival, y un infortunio final con dos tiros al palo. Ésa es la historia repetida de este Atlético fuera de casa. Ayer, en Santander, la volvió a rememorar en un partido patético por parte de ambos, un suplicio para el espectador, que miraba entre irritado y desesperanzado el reloj esperando que, por favor, aquel infierno que presenciaba acabase cuanto antes. El aparente buen comienzo del Atlético, con presión, predisposición y garra hasta encerrar al Racing, no tuvo continuidad. Duró lo que tardó en marcar el gol que, como siempre, se tuvo que inventar Torres en una jugada solitaria en la que aprovechó la candidez de Pablo Casal. Luego, el desierto. Como tantas otras veces, los de Ferrando pensaron que ya habían hecho los deberes. El Racing, que apenas tiene algo que poner sobre el tapete, no tuvo más remedio que aceptar la invitación, pero lo hizo con tan poco talento e imaginación como la de su contrario. Así que el encuentro quedó para el llanto de los que veían tal esperpento. Ni una conexión, ni tres pases seguidos, ni un regate y, eso sí, muchos pases al contrario, rebotes ingentes, pelotazos en las narices, en los traseros, descontrol generalizado y risas, de los que veían el espectáculo y no daban crédito. En el ovillo en el que se convirtió el partido, con piernas enredadas, cabezazos a las cabezas en vez de al balón y RACING ATLÉTICO 2 1 Racing (5- 3- 2) Aouate; Regragui, Pablo Casar, Moratón, Juanma, Regueiro; Morán, Anderson, Benayoun; Javi Guerrero (Torrado, m. 89) y Aganzo (Jonathan Valle, m. 76) Atlético (5- 3- 2) Leo Franco; Molinero (Nano, m. 46) Pablo, García Calvo (Núñez, m. 71) Perea, Antonio López; Gronkjaer, Sosa, Colsa; Ibagaza (Salva, m. 46) y Fernando Torres. Árbitro Lizondo Cortés, del Comité valenciano. Enseñó tarjeta amarilla a Pablo Casar, Sosa, Anderson, Regueiro, Aganzo, Perea, Juanma, Regragui, Nano, Torrado y Pablo. Goles 0- 1, m. 11: Fernando Torres, de penalti. 1- 1, m. 39: Regueiro. 2- 1, m. 50: Aganzo. multitud de tarjetas, el Atlético no tenía mucho que ganar. El Racing, sí, porque se mueve mejor en ríos revueltos donde, al menos, tiene alguna oportunidad de pescar algún que otro resultado que le propicie algún ingenuo. Como el Atlético... Así que se puso a ello y su constancia, que no su fútbol, le dio premio en un fallo dual de Molinero y luego de Leo Franco, que permitieron el gol de Regueiro. En la segunda mitad, el Atlético, aunque parecía imposible, lo hizo peor aún que en la primera. Para colmo, las pocas ocasiones de que dispuso, siempre a base de empellones que no de juego, las envió al larguero en un ejercicio de mala suerte (es el equipo que más dispara a los palos) Salva envió un empalme al larguero y a la siguiente jugada marcó Aganzo en una buena contra local, con excelente recorte de Anderson y remate oportuno del ariete racinguista. Fue de las pocas jugadas que hilvanó el Racing, pero sería suficiente dado el grado de incompetencia que el Atlético demostró en su intento de nivelar el partido. Ferrando fue poniendo paulatinamente a toda su artillería en el terreno de juego, pero más que cañones parecían pistolitas de agua porque apenas hizo nada el Atlético. Dominó como por inercia y porque el Racing le dio campo para pillarle a la contra, pero poco más. Sin Ibagaza en el campo, no tuvo juego, ni imaginación, ni talento, ni nada de nada para levantar el encuentro. Sólo una sosería inerme que no le llevaba a ningún lado. Como el partido era un lío, todo el juego trabado en falta tras falta, sólo se podía desenredar con algún tiro aislado, pero también ahí volvió el Atlético a tropezar con la mala fortuna pues un tiro cruzado de Gronkjaer tocó levemente en un defensa y se fue... al palo. Sin juego ni fortuna, al Atlético apenas le quedaba Torres, pero el Racing, apercibido, se cerró alrededor del chaval y aguantó los tímidos envites finales de un equipo que no tiene fe. ALBACETE OSASUNA 1 1 Albacete (4- 4- 2) Valbuena; Óscar, Gaspar, Buades, Peña; Peralta (Rubén Castro, m. 74) David Sánchez, Viaud, Mark González (Mikel, m. 57) Pacheco y Francisco (Redondo, m. 83) Osasuna (4- 2- 3- 1) Elía; Expósito, Cuéllar, Flaño, Clavero; Ortiz (David López, m. 88) Puñal, Pablo García, Delporte: Aloisi (Muñoz, m. 80) Delporte; y Milosevic (Morales, m. 55) Árbitro Velasco Carballo (Madrileño) Amonestó a Gaspar, Cuéllar, Aloisi, Muñoz y Puñal. Goles 0- 1, m. 68: Morales. 1- 1, m. 82: Pacheco, de penalti. Ibagaza, duda ante el Sevilla Ibagaza sufrió una lesión muscular en la pierna izquierda y es duda para el partido del sábado ante el Sevilla. Justo reparto de puntos entre Albacete y Osasuna a tenor de lo visto sobre el campo. Los locales, con la vista puesta en la permanencia, exhibieron un juego pusilánime que no respondió a sus urgencias en la clasificación, mientras que sus rivales fueron a por el partido vista la indolencia manchega. En la primera parte sólo destacó un cabezazo de Mark González. En la segunda, la defensa del Albacete exhibió sus carencias cuando Morales aprovechó un barullo para anotar el 1- 0. Catorce minutos después los manchegos empataron con un penalti sobre Rubén Castro que materializó Pacheco.