Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Madrid JUEVES 3 3 2005 ABC La línea del horizonte de Madrid podrá recuperar la imagen que tenía- -en la imagen- -antes del incendio del edificio Windsor ERNESTO AGUDO Urbanismo advierte que no habrá ni plusvalías ni más edificabilidad si se reconstruye el Windsor El Ayuntamiento madrileño asegura que no va a modificar el actual Plan General de Ordenación Urbana en este ámbito ya apuntó su interés en reconstruir el rascacielos, situado en una de las zonas con mayor demanda de suelo para oficinas SARA MEDIALDEA MADRID. El edificio Windsor podrá volver a levantarse en el mismo sitio y en las mismas circunstancias: igual altura total de la edificación y sobre la misma superficie. El Ayuntamiento madrileño no piensa modificar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) en este área, ni tocar para nada la edificabilidad, indicó a ABC la concejal responsable, Pilar Martínez. Las intenciones de la autoridad municipal casan a la perfección con los deseos de la propiedad del inmueble, la familia Reyzábal, quien tras el incendio que acabó con la torre ya apuntaban su aspiración de levantarla de nuevo. No es ajeno a ello el hecho de que el Windsor represente un importantísimo pedazo de la tarta inmobiliaria para oficinas de esta zona, considerada el corazón financiero de la capital: nada menos que 30.000 metros cuadrados de superficie, según datos aportados por la consultora inmobiliaria Jones Lang LaSalle. b La propiedad del edificio ficio Windsor sirva para replantear el urbanismo de esta zona de la capital, la de Azca, que ocupa 20 hectáreas y cuenta con 23.000 trabajadores en sus edificios y 7,5 kilómetros de calles subterráneas. Sin embargo, en el Gobierno municipal no se plantean, de momento, cambio ninguno: es intención declarada por la concejal de Urbanismo, Pilar Martínez, mantener el modelo actual en lo que respecta al edificio Windsor. El rascacielos podrá volver a levantarse con sus mismas dimensiones y no se generará ninguna plusvalía asegura el Gobierno local. Comienza el desmontaje de la grúa- torre Cincuenta personas participaron ayer en los trabajos de desmontaje de la grúa- torre que corona el Windsor, instalada hace meses para la reforma del rascacielos, en una operación en la que se están utilizando tres grandes grúas en Raimundo Fernández Villaverde. En el Windsor queda todavía instalado el fuste, la torre y los contrapesos de la base. En estas actuaciones, una de las grúas sostenía la cabina en la que trabajaban cinco operarios, otra sujetaba la pluma para mantenerla estable al tiempo que se iban evacuando los cuatro contrapesos. Por otra parte, ayer se reunió la Mesa de Seguimiento que mantiene reuniones entre la Administración y los comercios afectados por el incendio. La farmacia que había presentado suspensión de pagos será reubicada en El Corte Inglés; el restaurante Pan y Pica continuará cerrado. Además, la petición hecha al Gobierno de la Nación para que les sean concedidos facilidades de financiación de créditos y medidas fiscales especiales les será condedida. Escasa oferta de oficinas disponible Según publicó ABC, la familia Reyzábal tiene intención de levantar el edificio Windsor II, una vez que concluyan los trabajos de desescombro de lo que queda del rascacielos incendiado. Expertos del mercado de oficinas lo consideran una solución acertada, dada la escasa superficie bruta alquilable en la zona para este mismo uso. El alquiler de superficie en esta zona se paga entre los 16 y los 25,75 euros por metro cuadrado al mes, según el último informe del sector realizado por Jones Lang LaSalle. Los propietarios del Windsor cobraban, cada mes, 500.000 euros por el alquiler del rascacielos, de 28 plantas- -más tres en zona comercial- -y 106 metros de altura. Las tres plantas inferiores contaban, tiempo atrás, con salas de cine y sótanos. Fueron ocupadas posteriormente por la ampliación de los grandes almacenes anexos, de los que ya forman parte, aunque esta zona esté ahora clausurada por motivos de seguridad. El Windsor es un proyecto de Genaro Alas Rodríguez, Pedro Casariego Hernández Vaquero, Luis Alemany Indarte, Rafael Alemany Indiarte, Ignacio Ferrero Ruiz de la Prada y Manuel del Río Martínez. Comenzó a construirse en 1975, y se terminó en 1979. Tiene una estructura mixta de hormigón y acero que permite aligerar el peso de las plantas a medida que se incrementa la altura, y contaba con dos plantas técnicas -a la altura de los pisos 17 y 4- -con elementos estructurales forjados por grandes vigas perimetrales de 3,40 metros de ancho. Respecto a cuándo podría iniciarse la reconstrucción, de entrada hay una limitación temporal: las obras no podrían comenzar antes de que finalice la demolición de la actual estructura incendiada, una tarea en la que se prevé invertir algo menos de un año. No antes de 2011 Eso significa que los trabajos del Windsor II no podrían comenzarse al menos hasta mediados de 2006. Levantar un nuevo rascacielos de similar tamaño llevaría un tiempo aproximado de cinco años, con lo que la inauguración del nuevo edificio nunca sería anterior al año 2011. El edificio Windsor fue una de las primeras torres que se construyó en el complejo Azca, un proyecto de Antonio Perpiñá que se inspiró en el modelo del Rockefeller Center de Nueva York. Su plan preveía los enlaces ferroviarios inferiores, el estacionamiento y circulación de vehículos por el interior del complejo, y equipamientos que nunca llegaron a ver la luz: un palacio de la ópera y un jardín botánico. Kilómetros de subterráneos En las últimas semanas se han levantado algunas voces- -procedentes, en su mayoría, del mundo de la arquitectura- -solicitando que el incendio del edi- Volver a levantar el edificio devolvería miles de metros a una zona con escasa superficie alquilable