Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 3 3 2005 31 Esperanza Aguirre afirma que se presentará a la reelección en 2007 y abandonará la política en 2011 La ex ministra de Medio Ambiente Elvira Rodríguez se hace cargo de una gestora en el PP de Majadahonda Urbanismo descarta aumentar la edificabilidad del solar del Windsor y que se generen plusvalías CALLE DE RAIMUNDO FERNÁNDEZ VILLAVERDE 120 m. falso túnel Futuro Centro de Control Galería de saneamiento 110 m. rampa Con el Windsor hemos topado pensaron quienes estrenaron el flamante túnel. El desmontaje ha dejado la glorieta sin uno de sus cuatro caminos al cien por cien Atasco a las tres TEXTO: CARLOS HIDALGO Línea 6 de Metro Recinto futura estación línea 3 Infografía ABC La nueva infraestructura está formada por dos túneles gemelos varez del Manzano. Agradezco- -dijo- -la colaboración de la presidenta, que, con previsión, ha sabido ver posibilidad de ampliar, en su día, la línea 3 del Metro desde Moncloa. Por ello, ha financiado una parte de esta obra para que, llegado el momento, todo esté preparado Esta obra- -añadió- -es algo que nosotros queríamos, pero su proyecto estaba incluido en la legislatura anterior. Mi antecesor, Álvarez del Manzano, no pudo llevarla a cabo por varias causas. La más importante es que, en esos momentos, nosotros, en la Comunidad, estábamos construyendo la macroestación de Nuevos Ministerios, y el alcalde consideró que había que esperar. Le ofrezco este homenaje por la anticipación Aunque parece una broma, los madrileños saben- -añadió- -que las obras se acaban y, además, se acaban en los plazos que marca el Ayuntamiento e intentando minimizar las molestias. La prueba está en este túnel, que ha cumplido su plazo de 16 meses. Todo ello, pese a tratarse de un importante eje de cincunvalación que se ha mantenido abierto al tráfico Atrás quedaron las palabras de la concejal de Infraestructuras, Pilar Martínez, que recalcó los tres aspectos que han primado en la obra: seguridad, calidad y compromiso. Se ha suturado- -dijo- -una herida urbana, se ha creado un espacio colectivo y, en definitiva, tenemos mayor calidad de vida MADRID. Los hados- -los malos hados, se entiende- -parece que se han conjurado contra el alcalde, Alberto Ruiz- Gallardón, a quien la tan deseada apertura del nuevo túnel en Cuatro Caminos le empañó el troquel del cielo en Azca. Es decir, el Windsor, una vez más Al mediodía, la flamante obra de ingeniería, uno de los puntales de la política en infraestructuras del Consistorio madrileño, empezó a escupir automóviles por su extremo este, el que da a Raimundo Fernández Villaverde. La certeza estaba en el aire: la inauguración coincidía con el inoportuno incendio del edificio, que ha provocado el cierre parcial de esta importante vía, precisamente, en el extremo que desemboca al paseo de la Castellana. El caos de tráfico estaba servido. En hora punta, entre la una y las tres de la tarde, cuando la multitud va o viene de trabajar, los alrededores de Azca no podían consigo mismos. La aventura comenzaba en la calle de Vitruvio, a cuya mitad, la densidad de tráfico era considerable. Cerca de allí, al final de Joaquín Costa, y en pleno túnel, muchos coches hacían la pirula y se daban la vuelta, puesto que el tráfico se condensaba al ser imposible pasar por el paso elevado de la problemática Raimundo Fernández Villaverde. En la plaza de San Juan de la Cruz, ya en La Castellana, más de lo mismo. Conductores que se afanan en llegar al otro lado de la avenida, y viceversa, cláxones que rompen los tímpanos, la gota de la paciencia colmando un vaso demasiado lleno... ¿Es esta situación normal desde que el edificio Windsor sucumbiera ante las llamas? No, esto debe de ser por la apertura de Cuatro Caminos sentencia un taxista que pasa varias veces a diario por la zona. Las sospechas se confirman nada más tomar Ríos Rosas, prácticamente taponada de vehículos. Santa Engracia, otro tanto. Al llegar a la glorieta de Cuatro Caminos, la situación parece que mejora, pero el cuello de botella se ha trasladado unos cientos de metros más al este, al final del nuevo túnel. Ganas de estreno La gente debe de tener ganas de estrenarlo, y por eso todo el mundo está hoy por aquí comenta un conductor, medio en broma, medio en serio. Sea como fuere, la salida de los túneles gemelos por Raimundo Fernández Villaverde era intensa, pero con fluidez... hasta llegar a las inmediaciones del Windsor. La valla perimetral blanca y azul se alzaba como la fortaleza de un castillo inexpugnable, por lo que lo más cerca de Azca a lo que se podía llegar era la calle de Orense. Para ello, se ha modificado el modo de acceso, de manera que ahora se puede girar a la izquierda desde Raimundo Fernández Villaverde a Orense- -algo que estaba prohibido y que, el pasado 23 de agosto, le costó la vida a dos hermanas gemelas- y viceversa. Ante tan peculiar situación, los agentes de Movilidad se las veían y se las deseaban para encauzar el tráfico, dado que el muro de seguridad en torno al Windsor hacía las veces de tapón: La de hoy es una situación complicada reconocía uno de ellos. La calle de Modesto Lafuente también se llevó su parte de saturación de tráfico, no sólo por el enlace con Raimundo Fernández Villaverde, sino por toda la circulación que provenía de Maudes, perpendicular, también al borde del colapso.