Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 3 3 2005 Opinión 5 La ley del embudo Si la tragedia del Carmelo se hubiera producido en Madrid, tendría a 100 ó 200 personas del PSOE en la puerta de mi casa llamándome especuladora, sinvergüenza, asesina y golfa aseguró ayer Esperanza Aguirre. A las bravas y a lo grande- estaría en libertad bajo fianza llegó a decir- -la presidenta madrileña escenificó con claridad una hipótesis de futuro basada en hechos muy reales. Centros de poder Cumplido su sueño de desplegar en la Asamblea francesa el colorista folleto de su alianza de civilizaciones y apostar por el renqueante eje de la vieja Europa, Zapatero se desayunó ayer con los comentarios de la Prensa gala de izquierdas, que lo calificó de buen agente electoral de Chirac Libération y los halagos, comprometedores e incómodos, de los periódicos conservadores. Y, a todo esto, José María Aznar de cena con el vicepresidente de Estados Unidos, dándole un repaso a la escena internacional desde los despachos de Washington. Cada uno en su sitio y todos contentos. Más o menos. Hasta el final Al tiempo que Rajoy pedía la dimisión del presidente de la Generalitat catalana, Josep Piqué amagó ayer con una moción de censura contra Maragall por el escándalo del suflé de las comisiones del 3 por ciento. Jugada extrema del líder del PP en Cataluña, decidido a asumir los enormes riesgos que entraña la coherencia con la línea de su partido en el enorme y envenenado pastel catalán. EL TUPIDO VELO DE LOS BLAIR JAVIER REVERTE AP De uniforme. Un tribunal británico dio ayer la razón a Shabina Begum, que, según dictó el tribunal encargado del caso, fue ilegalmente excluida de su escuela por vestir en clase un tradicional velo islámico en lugar del uniforme reglamentario. A Begum (en la imagen) de 15 años, no se le permitió acudir al colegio Denbigh High School, de Luton, al norte de Londres, por llevar el jilbab un vestido que le cubre todo el cuerpo, a excepción del rostro y las manos. La estudiante denunció en su día que se le había negado su derecho a la educación y a manifestar sus creencias religiosas. NA joven adolescente de religión islámica, Shabina Begum, ha ganado en un tribunal londinense una batalla que le permite acudir a la escuela ataviada con el jilbab esto es: un vestido que cubre todo el cuerpo de pies a cabeza y que tan sólo deja al aire el rostro y las manos. Hace algo más de dos años fue expulsada del centro por no renunciar a vestirse de tal guisa. Y ayer, un juez de Luton (norte de Londres) Henry Brooke, consideró que la prohibición le negaba a Shabina el derecho a manifestarse según sus creencias religiosas y también el acceso a una educación apropiada. A poco de conocerse la sentencia, la joven declaraba: La atmósfera creada por el 11- S ha provocado que el Islam sea blanco de vilipendio en nombre de la guerra contra el terrorismo Hay un aspecto sorprendente en esta noticia. Y es que la abogada defensora de Shabina sea Cherie Booth, la esposa de Tony Blair, especializada en cuestiones relativas a la defensa de los derechos humanos. El premier británico, que en estos momentos defiende, en nombre de la lucha contra el terrorismo islámico, medidas que suponen un recorte de las libertades democráticas, va a encontrarse hoy, desayunando a su lado, a una mujer, la suya, que cree, o al menos defiende, que esos recortes de la libertad vilipendian al Islam. Me imagino el llanto histérico de los hijos de los Blair, a primera hora de la mañana, en la cocina de Downing Street, contemplando cómo sus padres se tiran las tazas de porcelana a la cabeza. La ley es la ley, desde luego; pero a la guerra como en la guerra. U