Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 2 3 2005 33 El asesinato a tiros de un hombre en San Martín eleva a cuatro las muertes violentas en los últimos seis días El concejal Sigfrido Herráez, nombrado responsable de Vivienda del PP de Madrid Sectores del PSOE critican la estrategia de Simancas y recuerdan el caso Tamayo El descontento llega a la dirección federal, mientras se cuestiona su candidatura para 2007 Antonio Beteta Portavoz del PP en la Asamblea Es una operación mediática de acoso y derribo al PP derivada de la actitud totalitaria del Partido Socialista Luis Partida Pte. de la Federación de Municipios Simancas debe aprender a hacer política del nivel que le corresponde y no estaría mal que se preocupara de los municipios de los socialistas madrileños cree que su secretario general debería aprovecharse más de los huecos del PP en Educación y Sanidad M. C. MADRID. El discurso de la trama inmobiliaria produce todavía algún escalofrío en las filas socialistas de Madrid. El caso Tamayo está demasiado cercano y aunque se intentó hacer borrón y cuenta nueva en el último congreso regional, en julio del año pasado, hay muchos en el Partido Socialista de Madrid que opinan que está pendiente una explicación convincente a todos los madrileños por parte de la actual dirección de lo que ocurrió en aquel tórrido verano de 2003. Por eso, hablar ahora de otra trama o de la misma, no está muy claro, produce cierto malestar en algunos sectores socialistas. Si se pregunta en tono oficial, todos están de acuerdo con lo que haga el secretario general de los socialistas madrileños, Rafael Simancas. Pero si se deja de tomar notas, hay una parte del PSOE que no ve positivo recuperar la vieja polémica sobre la urbanización en la Comunidad. Trae a la cabeza de los madrileños fantasmas de otras épocas del PSOE de Madrid comentan. En opinión de estos sectores, la estrategia seguida por Simancas no va b Una parte Los socialistas recomiendan al PP que si no tiene nada que ocultar, no se oponga a la investigación asunto con la máxima celeridad, la misma con la que el fiscal general le ha remitido el asunto Granados le ofreció toda la disponibilidad del PP para que los madrileños tengan la absoluta seguridad de que nadie relacionado con este partido ni con el Gobierno de la Comunidad de Madrid tiene que ver con ningún asunto, porque, además, no hay asunto Para terminar, Granados envió una advertencia a la dirección regional del PSOE: La vela de la sospecha sobre el nombre de muchas personas que aparecen en su denuncia no le puede salir gratis Operación de acoso y derribo El debate sobre si hay caso o no en Majadahonda, en el proceso de enajenación de las dos parcelas, continuó en la Asamblea tras la Junta de Portavoces. El portavoz del PP, Antonio Beteta, criticó la actitud totalitaria del PSOE a propósito de la crisis de Majadahonda, porque el totalitarismo consiste en querer laminar a la oposición política utilizando los resortes del Estado informa Servimedia. Todo es una operación mediática de acoso y derribo al PP para ocultar a los españoles la mala gestión del PSOE en relación con el barrio del Carmelo en Barcelona, según Beteta. Por el PSOE, su portavoz adjunta en la Asamblea, Ruth Porta, recomendó al PP que si no tiene nada que ocultar no se oponga a la investigación del fiscal anticorrupción por presuntas irregularidades cometidas en Majadahonda. El secretario general de los socialistas madrileños, Rafael Simancas, manifestó que en lugar de dar explicaciones sobre lo sucedido y asumir responsabilidades, el PP se dedica a arremeter contra las instituciones del Estado con la intención de presionar a la justicia El portavoz de IU, Fausto Fernández, reconoció que tiene la duda de si hay material suficiente para que sean los tribunales los que acaben dictaminando Fernández no cree que exista una mafia que gobierna esta Comunidad pero sí que existen casos puntuales, con implicaciones a muy alto nivel, aunque demostrarlo es bastante complejo Por último, Conde- Pumpido defendió la remisión del asunto a Anticorrupción por la importancia económica del caso, por afectar a altos cargos públicos, y por investigarse un presunto caso de tráfico de influencias, atribuido específicamente a esta Fiscalía especial. a dar réditos electorales del PSOE, porque recuerda demasiado a la trama de Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez, aquellos diputados socialistas que dejaron tirado a su partido en el verano de 2003 e impidieron así que Simancas fuera investido presidente de la Comunidad. Y si no fueron capaces de dar una explicación objetiva de lo que ocurrió con Tamayo, dicen en el PSOE, cómo pueden sostener las aseveraciones que hacen ahora sobre Majadahonda. Las fuentes consultadas dentro del PSOE comentaron que convertir la corrupción urbanística en eje de la política de la oposición no es positivo. El descontento, aseguran, llega a la dirección federal del partido, por ésta y por otras razones. Chinitas en el camino En su opinión, Simancas se está poniendo chinitas a sí mismo en su camino hacia la candidatura para las elecciones autonómicas de 2007. Poco a poco, añaden, está definiendo su estilo de hacer política, y eso se tendrá en cuenta. Una parte de los socialistas de Madrid entiende que hay muchos huecos en la política madrileña donde se puede hacer oposición, porque la gestión del PP es muy deficiente y citan Educación, Sanidad y Servicios Sociales. Ahí, consideran que Simancas tiene mucho que decir y que hacer y puede dañar más las políticas del PP. La actitud del fiscal general del Estado, Cándido Conde- Pumpido, tampoco acaba de convencer a una parte de los socialistas, que le ven demasiado partidista. Algo habitual, según precisan, en todos los fiscales generales, aunque eso no justifica, añaden, su actitud. En el Partido Socialista de Madrid se sigue reclamando a su dirección una explicación sobre Tamayo