Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 2 3 2005 Nacional 19 Iniciativa británica para que Blair defienda el español en la Unión Europea Es sorprendente y difícil de justificar su exclusión como idioma de trabajo el peso del español en el mundo, en Estados Unidos, así como su rápido crecimiento en las escuelas de secundaria del Reino Unido RAMÓN PÉREZ- MAURA MADRID. Canning House, el más influyente lobby de los intereses hispano- lusos en el Reino Unido, ha dirigido una carta al primer ministro británico, Tony Blair, urgiéndole a que defienda la preeminencia del español entre las lenguas de trabajo en la UE. Downing Street ha autorizado a los remitentes a hacer pública la carta, dando así mayor valor a la petición. Esta fundación cuenta en sus diversas iniciativas con el respaldo de personalidades como el ex primer ministro John Major, el comisario europeo Peter Mandelson, los ex dirigentes conservadores Kenneth Clarke y Michael Portillo o los hispanistas sir Raymond Carr y lord Thomas de Swynnerton. La iniciativa británica contrasta con la medida defensiva tomada por el Gobierno español: una carta del Representante permanente ante la UE al secretario general de la Comisión Europea. El presidente de Canning House, lord Garel- Jones- -que fue ministro de Asuntos Europeos del Reino Unido en el Gobierno de John Major- -dirigió una carta al primer ministro, el pasado lunes. En ella llamaba la atención de Blair al debate surgido en el seno de la UE sobre los tres idiomas que serán empleados a partir de ahora en las conferencias de Prensa de la Comisión- -inglés, francés y alemán, lo que conlleva la exclusión del español y el italiano. Tras reconocer la sensibilidad que todos los europeos sienten hacia los idiomas como signo de identidad- -y resaltar la suya propia como galés- -destaca el que a la luz de la selección desde un punto de vista puramente práctico de las lenguas antes mencionadas la no inclusión del español como uno de los tres idiomas de trabajo es sorprendente y difícil de justificar Tristan Garel- Jones hace una defensa de sus razones: El español es el idioma más hablado, después del inglés, en lo que se llamaba antaño el mundo libre. Es el idioma más hablado, después del inglés, en Estados Unidos. En nuestro país es, con mucho, el idioma cuyo estudio crece más rápido en las escuelas de secundaria Es evidente que el número de hablantes nativos en la UE es un factor a considerar. Pero no puede ser un factor decisivo por que sobre esa base, cuando Turquía- -como usted y yo esperamos- -se incorpore a la UE o el inglés o el francés deberán ceder su puesto al turco La carta concluye afirmando que el hecho de que tengamos la suerte de que nuestro idioma se haya convertido en la lingua franca global nos sitúa b Se destaca en una posición desinteresada y nos capacita para encabezar la defensa del español en la UE desde un punto de vista puramente práctico. Espero que considere adecuado que el Gobierno de Su Majestad lo haga. La iniciativa del Comisión Europea de relegar el español en sus conferen- cias de Prensa sólo ha merecido hasta el momento como respuesta del Gobierno español una carta de su embajador, Carlos Bastarreche, al secretario general de la Comsión, David O Sullivan, en la que afirma que las nuevas prácticas de la Comisión no son aceptables para mi país Tony Blair REUTERS