Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional MIÉRCOLES 2 3 2005 ABC Seis de los profesores sin perfil lingüístico de euskera, encerrados en un instituto de Bilbao, reivindican un hueco en el sistema educativo, avalado por su trayectoria Lucha de clases en el País Vasco TEXTO: MARTA FERNÁNDEZ VALLEJO BILBAO. Mantienen un encierro en el instituto Bertendona de Bilbao en defensa de sus puestos de trabajo. Son sesenta docentes de los 157 a los que un decreto del Gobierno apoyado por los sindicatos ELA, LAB y STEE- EILAS les hará perder la estabiliad el próximo curso por no haber aprobado el perfil de euskera. Creen que los diez, quince y hasta más de veinte años que han sido útiles al sistema educativo vasco les otorga el derecho a que no les dejen fuera de él. El Gobierno vasco dice que cumple con un acuerdo sindical, recalca que no son funcionarios y que han tenido y tienen posibilidades de euskaldunizarse y recuperar sus puestos. Julio Zamora Profesor de niños ciegos. 47 años Echan por tierra toda mi labor Julio ha invertido muchos años en prepararse para su especialidad: ayudar a niños invidentes a integrarse en colegios ordinarios. Trabaja desde hace 16 años en el Centro de Recursos para Invidentes de Atxuri, en Bilbao. dice orgulloso. Me encanta mi trabajo, mi mundo es el de los ciegos, y este curso que estoy liberado para estudiar euskera los echo de menos. Estar con estos chicos es terriblemente enriquecedor dice. Sin embargo, este maestro no tiene el perfil de euskera que le exige Educación, y está con un pie fuera del sistema. Se tarda años en prepararte para este trabajo. No entiendo que tiren este bagaje por tierra, toda esta labor de artesanía porque un burócrata de la Consejería firme un decreto Julio cree que el euskera no es un problema. Llevo desde 1974 estudiando y me defiendo perfectamente con chavales euskaldunes De inglés. Begoña dice entender a los alumnos fracasados De música. A Idoia le duele que le llamen vaga Erla María Bombín Profesora de Química. 52 años ¿Debo ir al exilio por segunda vez? Nació en Montevideo, donde su padre se había exiliado tras la Guerra Civil. Mi padre siempre tuvo la ilusión de volver al País Vasco. Nos describía una tierra hermosa Regresó en 1987. Da pena ver cómo está: es un país dividido se lamenta. Dejé mi trabajo, sabía que en lugar de ir para arriba profesionalmente iba para abajo, lo que no pensaba es que iba a caer tanto. En este sistema educativo, soy el último mono explica. Ahora está liberada para estudiar euskera. Yo hablo tres idiomas, pero sé que, a mis años, no voy a sacar el perfil. Cualquier neurólogo podría avalar que con 50 años no podemos llegar a dominar un idioma para dar clases. Necesitamos más que dos Ingeniera Química. Erla se siente querida por sus alumnos años Su padre tiene ahora 90 años y Erla se pregunta si, cuando ella se quede sin trabajo, ¿me tendré que ir de Euskadi y exiliarlo por segunda vez? Volvimos por él y se echa la culpa de cómo estoy. Pero esta vez nos tendrán que sacar por la fuerza. Es mi última batalla De historia. Pablo conoce todos los institutos tiempo para estudiar euskera porque pedí durante diez años que me liberaran y no lo logré. ¿Dónde está esa conciliación entre trabajo y vida familiar? Idoia Castillo Profesora de Música. 46 años Era imposible: trabajo, familia y euskera A varias generaciones el euskera nos ha pillado en medio. Nuestros padres no nos podían dar una enseñanza en euskera y ahora nos lo exigen para trabajar Idoia Castillo entró en 1987 co- mo sustituta en el entonces Conservatorio Superior de Música de Bilbao. Le duele que les hayan llegado a llamar vagos a personas que hemos hecho dos carreras y llevamos años trabajando con ilusión Los estudios superiores de Música se trasladaron a San Sebastián y se imparten ahora en una fundación privada. Mi asignatura se da allí. Y lo más triste es que ese centro privado, subvencionado por el Gobierno vasco, no exige euskera a los profesores. La mayoría son extranjeros se queja. Idoia lamenta que entre el colectivo de docentes que se han quedado en la cuneta en el proceso de euskaldunización hay un gran número de mujeres con obligaciones familiares. Con tres hijos, y un trabajo, debía sacar Pablo García de Vicuña Profesor de Historia. 46 años Vamos a lograrlo porque es justo Este licenciado en Historia había publicado un libro en el que recogía años de investigación sobre el País Vasco. Pensaba que le contaría como mérito. Me dijeron que esos trabajos de investigación no me valían ni medio punto. A ti sólo te cuenta la titulación lingüística, me aclararon. Aquel día me di cuenta de qué iba esta historia re-