Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 1 3 2005 Cultura 63 El Prado tendrá que devolver a Viena varias de las obras de la muestra de Durero Los cuadros salieron de Austria sin el permiso preceptivo de Patrimonio Cultural El Prado, ajeno a los problemas administrativos confía en que el Museo Albertina, de donde proceden los cuadros, honre sus compromisos contractuales en los términos del contrato de préstamo b ANTONIO SÁNCHEZ SOLÍS CORRESPONSAL VIENA. Poco tiempo van a tener quienes tengan pensado acudir a la exposición de Durero en el Museo del Prado para contemplar una de las obras maestras del pintor alemán. La liebre uno de los más famosos estudios de animales de la historia de la pintura, deberá volver a su hogar del Museo Albertina de Viena cuatro semanas después de inaugurarse la exposición el próximo 8 de marzo. Así lo confirmó ayer la ministra de Educación y Cultura austriaca, Elisabeth Gehrer, poniendo fin al escándalo que desató la noticia de que el director del Albertina, Klaus Albrecht Schröder, autorizó el préstamo de La liebre y otras cuatro obras sin solicitar los preceptivos permisos al Patrimonio Cultural Austriaco. La salida de La liebre hacia Madrid se produjo el pasado día 16 de febrero sin que el director del Albertina esperara la respuesta a la solicitud de autorización que había tramitado el día antes. El día 23 se comunicó oficialmente a Schröder la negativa a autorizar el traslado, por lo que el envío de la obra a España ha sido calificado en los medios autriacos como ilegal Gehrer explicó que su Ministerio no tenía conocimiento de que estas piezas fueran a ser enviadas a Madrid. Sin embargo, el Museo del Prado viene usando hace tiempo esta obra como reclamo principal en los carteles que anuncian la exposición. Pese a todo, la ministra austriaca dio por buena la solución de limitar el préstamo a cuatro semanas- -la exposición estará abierta hasta el 29 de mayo- para permitir la presencia de Austria en El Prado pero manteniendo las precauciones necesarias. Por eso, La liebre y el resto de lienzos afectados estarán en la apertura de la muestra y serán luego sustituidos por réplicas. Además, Gehrer explicó que tampoco se permitirá el viaje de las piezas a Washington tal y como había planeado la dirección del Albertina. sa honre sus compromisos contractuales en los términos del contrato de préstamo y aseguró ser ajeno a los problemas administrativos alegados por el Gobierno austriaco para reducir la permanencia en Madrid de algunas de las obras. En cualquier caso, la breve visita a Madrid de esta obra supone su prime- ra salida al extranjero desde que fue adquirida por el Albertina en 1796. Según la Oficina Federal de Patrimonio Monumental, se había previsto que la obra, que formó parte de la magna muestra que organizó el Albertina en 2003, descansará por un periodo no inferior a cinco años antes de ser expuesta de nuevo. La liebre de Durero ABC El Prado contesta En respuesta a la polémica, el museo madrileño replicó en un comunicado que el contrato para la cesión de las obras fue firmado el pasado 10 de noviembre y comprometía al Albertina a la cesión de 87 obras originales. Desde El Prado se recuerda que las condiciones de seguridad y conservación de sus salas han sido reconocidas por las propias autoridades culturales austriacas y confía en que la galería viene-