Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Madrid MARTES 1 3 2005 ABC MADRID AL DÍA EL OSCAR IGNACIO RUIZ QUINTANO o cuenta Cañabate en Historia de una tertulia Dice que Guerrita, dos días antes de morir, postrado en la cama, casi inerte, casi sin abrir los ojos, mostraba a través de la camiseta su pecho, velludo y fuerte. Y que su mujer se le acercó: Oye, Rafael. Yo quisiera pedirte un favor, pero no me atrevo... Di lo que sea... Es que... verás... yo... yo quisiera que te pusieras esto. Y le enseñó una chaqueta de pijama. Rafael, sin hablar, se dejó poner la chaqueta de pijama. Cuando ya estaba embutido en ella, exclamó con débil voz: ¡Pásese usted toda la vida haciendo de macho para terminar vestido de maricón! No quiere uno ni pensar cómo hubiera procedido Guerrita de haber podido contar con el adelanto de la eutanasia. Porque ahora el boom lo que funde, es la eutanasia, que ha arrasado en Hollywood con toda la quincallería del óscar. Bajaba la sierpe por las alamedas orilleras del río como sirgando el cadáver... ¡Qué bárbaro! Óscar para Amenábar, por su vida del filósofo -a Bardem no se le ocurre un filósofo mayor- Sanpedro. Y óscar para Eastwood, que hace de la Ramona en Million dollar baby (La Ramona es nuestra Livia. O nuestro Cellini, que tres muertes narra en su Vida una de ellas en la presencia del Papa, el cual, como reproche, lo miró con severidad Las películas, ciertamente, no tienen nada que ver (tampoco los óscar tienen nada que ver: Scorsese no tiene ninguno y su cine puede competir de tú a tú con el de Amenábar... A ver, ¿quién se ríe por ahí al fondo... pero, a efectos del boom de la eutanasia, da lo mismo. A impulsos de la propaganda, las peñas de los acabaos eclosionarán como setas, y gente que a lo mejor sólo tiene un esguince de tobillo se guardará muy mucho de manifestar alguna cojera por temor a los de la eutanásica jeringa. ¿Qué planes puede presentar Méndez sobre el asunto? Quizás sea cosa del frío, pero nunca se habían visto en Madrid tantos jerseys de cuello alto- lana de corderitos nonatos, que no conocieron ni la vida ni la muerte- ni tantos progres bebiendo solysombra con pajita. Marchando, Méndez, un Libro Blanco de la Eutanasia. L DIMES Y DIRETES ELY DEL VALLE. Periodista DE REFERÉNDUMS, INCENDIOS Y OTRAS CUESTIONES D ecía yo hace semanas que la Constitución europea estaba de rebajas, y vaya que lo estaba... un poco más y nos la tienen que regalar con el detergente, porque por sí sola no ha vendido una castaña. Que de treinta y cuatro millones de votantes, veintiuno se quedaran en sus casas tan ricamente es significativo, y desde luego no es para echar las campanas europeistas al vuelo. Se puede decir que más que de rebajas, la soberanía popular estuvo el domingo de revaga aunque en este caso, la falta de interés por el tocho europeo estaba justificada: el que no se lo ha leído es que le trae al pairo y muchos de los que tuvieron las narices de leerlo se quedaron tan agotados que no pudieron ir al votar porque les temblaban las rodillas. Vamos, que la pobre Constitución tiene menos atractivo que el cutis de Yushchenko. Dicen las leguas de doble filo que en varios colegios electorales se jugaron unas partiditas de mus bastante apañadas; el afiliado del Psoe haciendo pareja con el del PP y el de IU con el de Falange, que ya se sabe que la intención de voto hace extraños compañe- ros de cama y de timba; casi casi como la nueva Ley de Televisión, que ha conseguido que los popes de la comunicación audiovisual afinen la misma estrofa para cantarle las cuarenta a un Gobierno capaz de justificar que Canal emita en abierto porque la mayoría de los ciudadanos lo quiere ¿Han probado a preguntarnos si queremos un Jaguar? porque por esa misma regla de tres... Pero volviendo los medios de comunicación que, por una vez, han protestado al unísono, es una lástima que sólo lo hagan cuando les van los euros en ello y no, por ejemplo, cuando la Generalitat le atiza a la profesión un cortocircuito en toda la liber- ¿Se imaginan lo que pasaría si Esperanza Aguirre y Gallardón decidieran correr un tupido velo informativo sobre el Windsor? tad de expresión y provoca un apagón informativo en torno al socavón de El Carmel que en otras circunstancias- -que en vez de Cataluña lo hubiera decretado una comunidad gobernada por el PP, Madrid sin ir más lejos- -hubiera conseguido que hasta las lombrices se echaran a la calle. Es curioso este doble rasero en el que unos siempre son presuntos inocentes y otros, presuntos culpables. ¿Se imaginan lo que pasaría si Esperanza Aguirre y Ruiz- Gallardón decidieran correr un tupido velo informativo sobre el Windsor? Fijo que el chapapote del Prestige quedaba a la altura de un betún de los corrientitos. Lástima que haya sido en Cataluña, donde el chaleco antibalas proporcionado por Carod también alcanza, por lo visto, para repeler a los periodistas. En Madrid, las autoridades ya han anunciado que la comisión de investigación sobre el incendio se abrirá en cuanto acaben las pesquisas policiales. Vamos, igualito que en la Generalitat. Por cierto que la investigación se ha animado con la supuesta aparición de un par de siluetas en las ventanas de la torre a una hora en que la temperatura ambiente competía con la de las calderas de Pedro Botero. La imaginación popular que gusta de buscarle tres pies al gato, ya habla de los fantasma del Windsor como en su día habló de los del palacio de Linares. A mí, qué quieren que les diga, el detalle de pasearse con una linterna en la mano me parece que le resta una pizca de glamour paranormal al fenómeno, pero de cualquier manera, siempre será mejor tener un par de fantasmas dispuestos a gastarse el dinero en pilas, que tener a unos cuantos listillos encantados de ahorrarse los cuartos en cemento.