Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional MARTES 1 3 2005 ABC El OIEA exige transparencia a Irán sobre su programa nuclear b El responsable del programa Tabaré abre su Gobierno en Uruguay estrechando lazos con Cuba y Venezuela Ausente forzoso Castro, habrá minicumbre con Kirchner, Chávez y Lula uruguaya ha desatado una reacción inmediata en Washington donde no ven con buenos ojos la proximidad entre Montevideo y La Habana CARMEN DE CARLOS. CORRESPONSAL MONTEVIDEO. Esta misma tarde y como primera medida del flamante Ejecutivo, Uruguay reanudará las relaciones diplomáticas con la Habana, interrumpidas durante la gestión de Jorge Batlle. El segundo acto oficial será la firma de un convenio de cooperación energética con Hugo Chávez. La ausencia de Fidel Castro, a la ceremonia del traspaso de mando del primer Gobierno de corte socialista en 170 años, parece estar justificada, en palabras del canciller designado, Reynaldo Gargano, por razones de salud No obstante, la delegación cubana desempeñará un papel trascendental a lo largo de la jornada. Con el titular de Asuntos Exteriores, Felipe Pérez Roque al frente, asistirá al primer Consejo de Ministros donde, se hará el Canje de Notas para restablecer las relaciones diplomáticas entre los dos países, rotas de hecho durante la Administración de Batlle, aunque, formalmente, se utiliza la expresión suspendidas ya que existe representación consular detalla a ABC Gargano. Esta decisión ha desatado una reacción inmediata en el seno de la Administración estadounidense que no ve con buenos ojos la proximidad entre Montevideo y La Habana. Francamente, es una mala señal porque nosotros no vemos que Fidel Castro represente nada positivo para la región Dime con quién andas y te diré quién eres se apresuró a declarar Otto Reich, hasta hace poco Secretario de Estado para América Latina de George b La decisión atómico Ruso, Alexander Rumyantsev, negó que el acuerdo con Teherán pueda ser usado para desarrollar el arma atómica ANTONIO SÁNCHEZ. CORRESPONSAL VIENA. Como ya es norma desde hace dos años, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) comenzó ayer en Viena la reunión trimestral de su Junta de Gobernadores con el caso de Irán como punto fuerte de la agenda. El director de esta oficina de la ONU, Mohamed El Baradei, abrió la sesión recordando que se han hecho muchos progresos a la hora de determinar la verdadera naturaleza de un programa atómico desarrollado clandestinamente durante más de dos décadas. Entre los nuevos datos que el OIEA ha recibido está el reconocimiento oficial por parte de Teherán de que en 1987 recibió una propuesta de asesoramiento técnico por parte de Abdul Qader Jan, el diseñador de la primera bomba atómica paquistaní. El Baradei explicó a la prensa que aún hay que confirmar si Irán recibió sólo lo que han dicho que recibieron de esa oferta. El Príncipe Felipe se entrevistó ayer en Montevideo con Tabaré Vázquez Bush, con quien sigue trabajando estrechamente. El detalle con Castro no es el único gesto o mensaje de Tabaré Vázquez a Washington. Como confirmación a los vientos que correrán a partir de ahora en el nuevo Uruguay del que habla Vázquez, también Venezuela tendrá su lugar en la Historia. En este caso el personaje estrella y segundo en el eje del mal que observa Estados Unidos en Latinoamérica, esto es, Hugo Chávez, tomará el relevó a los cubanos en la reunión del Gobierno uruguayo. Ambos presidentes suscribirán la Declaración de Montevideo y un Protocolo de Cooperación Energética Dentro de este arco virtuoso como suele Gargano llamar a los Gobiernos de América del Sur que se encuadran dentro de las tendencias socialistas o progresistas figura también el peronista Néstor Kirchner. Después de inaugurar el periodo de sesiones en el Congreso, el presidente argentino viajará a Montevideo. Poco amigo de los viajes, REUTERS Déficit de confianza En cualquier caso, el director del OIEA dejó claro que hace falta recibir mucha más información para cubrir el déficit de confianza creado por la naturaleza oculta de parte del programa atómico iraní. Por eso reclamó al país persa total transparencia y una información detallada y puntual sobre algunos aspectos aún en el aire y que tienen que ver, sobre todo, con la fabricación de combustible nuclear. En relación con este asunto, el OIEA mantiene sus inspecciones para verificar que Irán respeta el acuerdo firmando con Alemania, Francia y Reino Unido para paralizar la producción de uranio enriquecido, el combustible que puede alimentar tanto una central eléctrica como una bomba atómica. Esta iniciativa pretende que Teherán renuncie a procesar uranio a cambio de apoyo tecnológico y económico y de su posible ingreso en la Organización Mundial del Comercio. Por contra EE. UU. acusa a Irán de ocultar un programa atómico militar y ha intentado desde hace tiempo que el OIEA apruebe una resolución contra Irán que remita el caso al Consejo de Seguridad de la ONU y abra la puerta a posibles sanciones contra el país. Sin embargo, en las últimas semanas Washington se ha mostrado dispuesto a apoyar la estrategia europea al menos hasta junio, cuando se celebrará la próxima reunión de la Junta de Gobernadores del OIEA. Kirchner tiene los ojos clavados en lo que algunos han calificado de minicumbre con Luiz Inacio Lula da Silva y Hugo Chávez. Al cierre de esta edición estaba descartado que Tabaré Vázquez se sumara a ese encuentro aunque, como estaba previsto, sostendría contactos bilaterales con todos a título particular. Tabaré Vázquez, de 64 años, y ex candidato de la multifacética alianza Encuentro Progresista- Frente AmplioNueva Mayoría, sabe que la intervención de Kirchner para lograr su victoria no fue desdeñable. El presidente argentino concedió dos días festivos a los inmigrantes uruguayos para que pudieran cruzar el río y votar. Gracias a eso, al voto de más de treinta mil compatriotas suyos, Tabaré Vázquez con el 50,69 por ciento de adhesión, pudo evitar una segunda vuelta electoral. La toma de posesión contará hoy con la presencia del Príncipe de Asturias, que ayer se entrevistó con Tabaré Vázquez. Blair, obligado a modificar la nueva ley antiterrorista antes de aprobarse EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. En una concesión de última hora, ante la polémica levantada por la ley que prevé arrestos domiciliarios de sospechosos de actividades terroristas sin que medie un juicio, Tony Blair tuvo que aceptar ayer una sustancial modificación del texto para que sea un juez de la Alta Corte el que autorice el arresto y no simplemente el ministro del Interior. La nueva ley pasó ayer su trámite en los Comunes, y la modificación se introducirá durante su debate en los Lores, donde la posición contraria de conservadores y liberal- demócratas es especialmente crítica para su definitiva aprobación. La concesión supone un revés para las posiciones de Blair en la lucha contra el terrorismo, y se produce después del varapalo propinado el pasado mes de diciembre por los jueces lores, en función de Tribunal Constitucional, cuando condenaron la detención indefinida de varios sospechosos de terrorismo sin que fueran llevados a juicio. Esto era posible en aplicación de la restrictiva ley aprobada tras el 11- S, que preveía la detención ilimitada de extranjeros. Para salvar las objeciones puestas por los jueces lores, el Gobierno entonces elaboró una nueva ley, en la que se sustituía la detención por arrestos domiciliarios, que se aplicarían tanto a extranjeros como a ciu- dadanos británicos. Para ello, el Gobierno deberá declarar derogada en cada caso la aplicación de la Convención Europea de Derechos Humanos. La futura ley dejaba esa derogación en manos del ministro del Interior, ya que es el que maneja toda la información sobre las presuntas actividades terroristas de los sospechosos. Sin embargo, con la modificación anunciada, el ministro deberá acudir a la Alta Corte para que sea un juez el que, en el plazo máximo de 48 horas, determine si procede el arresto domiciliario. No obstante, mientras el juez delibera, la Policía contará con un nuevo y específico poder para ejecutar el arresto. Blair intentó ayer avalar las restrictivas medidas de seguridad, criticadas por un nutrido grupo de diputados laboristas, advirtiendo que existen varios cientos de terroristas que planean atacar el Reino Unido.