Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión MARTES 1 3 2005 ABC Cartas al director Sabor agridulce Enhorabuena a Mar adentro, aunque esta nota de opinión no va enfocada por ahí. Sinceramente deseaba que Los chicos del coro se hiciera con la estatuilla. Son dos películas muy diferentes. La francesa es una de esas películas de las que sales contento de la sala, como diciéndote: la vida merece la pena. Nada que ver con una legitimación de la muerte cuando la vida se convierte en algo doloroso y duro, que es en definitiva lo que transmite Mar adentro. Habrá quien califique a la francesa de sentimental y dulzona. Como ya se ha dicho en otras ocasiones, está realizada desde el interior- -un interior positivo y esperanzador nada agrio- pero también es claro que ofrece una visión humanista y que confía en sus posibilidades, y para muchos esto es sinónimo de complacencia y superficialidad: por eso abunda tanto el cine amargo, nihilista y escéptico. El director francés no engaña a nadie y realiza una película honesta, con la intención de ayudar al espectador a mejorar su vida como persona, aunque como músico uno pueda haber sido un fracasado. Y si no, que se lo pregunten a Mathieu, a Pépinot, a Morhange... Lo mejor y dada la temática de la cinta es la música, protagonista absoluta en torno a la cual surge y se cimenta la historia. Oír a los niños entonar esas preciosas canciones pone los pelos en punta. Y no cae en el desgarro afectivo ni en los abusos sexuales que sufren los niños en estos lugares de mala muerte y que ya han quedado retratados en otras películas. Por eso, Los chicos del coro, que tenía todas las papeletas para acabar en cursilería, es una película fuerte co- Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es existía ya todo nuestro único patrimonio genético individual, rodeado de un ambiente molecular citoplasmático único (el del óvulo de nuestra madre) que, porque nadie lo impidió, nos permitió desarrollar todo nuestro programa genético hasta llegar al ser humano que somos ahora cada uno de nosotros. Por lo tanto, generar embriones para seleccionar sólo algunos va en contra de la dignidad de esos seres humanos. Se les trata como a cosas y no como a personas. Se les discrimina, por su idoneidad para curar o no a un hermano suyo más desarrollado. ¿Es eso ético? Pienso que hasta que la ciencia demuestre que no hay vida en el embrión, yo siempre estaré en contra. Hasta ahora, la ciencia no hace más que corroborar que hay vida humana desde la primera célula de cada ser humano. Julio Coll Morales, Madrid. ¿Promesas cumplidas? He leído que el presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero, comentó en Madrid que había cumplido todas sus promesas... Pues le diré que mis alumnos pagaron sus libros de texto, no les ha llegado ni un solo ordenador, sigo pagando el peaje de la autovía LeónAstorga, de doble vía para el AVE nada, ni de AVE tampoco y a mi madre viuda de autónomo le han subido la pensión 6 euros. ¿Algo más? Ha hecho lo fácil; legalizar los matrimonios entre homosexuales, meterse con la Iglesia y con los americanos, vaya hazaña! Carmen Gómez Fernández. León. mo la alegría, mientras que Mar adentro es una historia que parte del drama para caer en la cursilería de la afectación trágica. Pero mi enhorabuena a Amenábar de nuevo; es un gran director. Fernando Lozano Rivas. Murcia. de los seres vivos. Este hecho científico nada tiene que ver con opiniones, ni con creencias, ni con necesidades tera- peúticas; simplemente se ha comprobado que es así. Para cada uno de nosotros, en nuestra primera célula Los aplausos de Zarraoa Ante la imagen del alcalde de Guecho, el nacionalista Zarraoa, aplaudiendo al finalizar la manifestación en favor de los proetarras de Jarrai- Haika- Segi en Bilbao, se me cortó el pasado domingo el desayuno; y seguro que no fui la única guechotarra que tuvo ese desagradable despertar. No puedo olvidar su postura negativa 24 horas antes en el Pleno municipal ante la solicitud de mi grupo, pidiendo más seguridad para los vecinos del barrio guechotarra de Ondategui, donde, en un radio de 300 metros, ETA ha hecho estallar tres coches bomba en los últimos años. Además, Zarraoa sabe bien que Guecho es uno de los municipios más castigados por ETA: al menos 15 personas asesinadas de nuestro pueblo o en él; 6 bombas o coches- bomba- -cinco de ellas explotadas y una desactivada- vecinos secuestrados, multitud de actos de kale- borroka, etcétera, es el sufrimiento que tenemos que soportar los vecinos de Guecho, que este alcalde nunca ha querido reconocer ni recordar. Zarraoa siempre se ha negado a cualquier petición de homenaje hacia las víctimas del terrorismo, como por ejemplo el recuerdo de las mismas mediante un monumento en nuestro municipio, la ayuda a sus familias o el reconocimiento de su sufrimiento, nombrándoles Hijos Adoptivos de Guecho. Todo lo contrario. El alcalde Zarraoa sigue subvencionando todo los años a las familias de los presos etarras, permite que una calle de Guecho lleve el nombre de un terrorista, contrata para las fiestas a grupos musicales del entorno etarra y un sinfín de despropósitos más que me repugna recordar. Señor Zarraoa, no merece usted ser alcalde de un pueblo que ha sufrido tanto los zarpazos de la banda criminal y terrorista; muchos de sus vecinos al verle el otro día en la Prensa se habrán avergonzado de su actitud, y no sé si se ha dado cuenta- -seguro que sí- -que una vez más ha humillando a los vecinos víctimas de tanto sufrimiento, por lo que le pido se disculpe públicamente por su irresponsable actitud. Marisa Arrue Bergareche, concejal Portavoz PP de Guecho. La primera célula Felicidades a Mónica López Barahona por su valentía en defender la verdad sobre la humanidad de los embriones humanos en su artículo titulado Viaje al hospital de los bebes a la carta de El Semanal Los seres humanos adultos tenemos unos diez billones de células. Pero todos los seres humanos adultos hemos comenzado en una sola célula y esto es un hecho científicamente comprobado, no sólo en el hombre, sino en la mayoría Vacuna cara El Prevenar es una vacuna que me ha recomendado el pediatra que le ponga a mi hija de 3 meses. Precio, 78,40 euros. ¿Para qué sirve? Para las infecciones severas, como la meningitis provocadas por el neumococo. En nuestro país, esta vacuna no está incluida en el calendario oficial de vacunación a pesar de que el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría lo recomienda encarecidamente Actualmente, este fármaco sólo se financia con fondos públicos en los casos de críos para los que una infección neumocócica supone un riesgo grave. No obstante, vacunar a todos los lactantes españoles costaría 240 millones de euros, una cifra que de ningún modo puede tomarse a la ligera. Ana María Delgado Domínguez. Sevilla.