Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 LUNES 28 2 2005 ABC Sociedad El Papa se asoma por sorpresa a la ventana del hospital para bendecir en silencio La imposibilidad de Juan Pablo II para hablar refuerza en él el lenguaje de los gestos operación, Juan Pablo II se asoma al balcón del Gemelli para bendecir en silencio a los fieles y confirmar el encargo de Leonardo Sandri JUAN VICENTE BOO. CORRESPONSAL ROMA. El Papa de las sorpresas añadió ayer una de grueso calibre asomándose a la ventana del hospital Gemelli para bendecir a los fieles justo en el momento en que monseñor Leonardo Sandri impartía la Bendición Apostólica por encargo suyo en la Plaza de San Pedro. Tal como había anunciado, Juan Pablo II siguió por televisión el rezo del Ángelus y la lectura de su mensaje por monseñor Sandri. Lo que no estaba previsto era que también se acercara a la ventana para bendecir. La Plaza de San Pedro era un hervidero de peregrinos y, esta vez, también de cámaras de televisión. Había más de un centenar, un número nunca visto para el Ángelus dominical del Papa, precisamente porque era el primero en 26 años que dirigiría en su nombre otra persona. El robusto arzobispo Sandri, de 61 años, un bonaerense políglota hijo de inmigrantes italianos, llegó a las cercanías del micrófono sonriente y con cuatro minutos de adelanto. A las doce en punto, sus primeras palabras fueron el Papa no está con nosotros, pero nos sigue desde el Gemelli provocando un gran aplauso de b Tres días después de su los fieles. Inmediatamente explicó que Juan Pablo II ofrece sus oraciones y sus sufrimientos por nosotros. Y nosotros, desde su plaza, nos unimos a él Había enfatizado el su para dejar claro que era la plaza del Papa, a quien él representaba debido a que la operación de traqueotomía le impide, desde el jueves, pronunciar palabra. El postoperatorio del Santo Padre va bien, hasta el punto que el doctor Rodolfo Proietti, jefe de la unidad de Urgencias del Gemelli y coordinador del extenso equipo médico que atiende al Papa, rompió ayer su mutismo absoluto para comentar: Mejor que esto, imposible Pero el problema de base, que es el párkinson, suscita el temor de que el Papa tenga que mantener la cánula en la garganta durante mucho tiempo, incluso indefinidamente. Frases cortas En principio, respirar a través de la tráquea debería hacer bajar la inflamación de la laringe, pero existe el riesgo de que, después de la retirada de la cánula, se repitan las inflamaciones o los espasmos de glotis que provocaron las crisis respiratorias del uno de febrero y del pasado jueves, cuando tuvo que volver al Gemelli para someterse a la traqueotomía. Desde entonces se comunica escribiendo palabras o frases muy breves para responder a los médicos o saludar a las poquísimas personas que pueden visitarle. A su vicario para la diócesis de Roma, el cardenal El Ángelus de ayer fue el primero en los 26 años de papado de Juan Pablo II que dirigía, en su nombre, otra persona Camillo Ruini, lo recibió escribiendo la palabra Bienvenido En el mensaje que el arzobispo Leonardo Sandri leyó ayer en la Plaza de San Pedro, Juan Pablo II pedía a los fieles que continuéis acompañándome, sobre todo con vuestra plegaria y les explicaba que tan sólo mirando a Cris- Juan Pablo II posa ayer junto a algunos de sus médicos y colaboradores AP Un nutrido grupo de peregrinos españoles, frente al hospital Gemelli AP