Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 28 2 2005 31 Madrid Un joven muere asesinado en su domicilio de Hortaleza tras recibir una brutal paliza Las reservas de agua de los embalses descienden un 20 por 100 pese a las últimas lluvias y la nieve Los embalses reciben este año una tercera parte del agua que habitualmente llena sus reservas b Aunque la situación aún no es alarmante, según el Canal, la capacidad media de los embalses se sitúa al 60 por ciento. En primavera habrá una campaña de ahorro SARAH ALLER MADRID. Al 60 por ciento de su capacidad. Así están los embalses de la Comunidad en pleno mes de febrero. La situación, dicen en el Canal de Isabel II, aún no es preocupante, pero significa que las entradas de agua se han quedado de momento en una tercera parte de lo habitual. Las escasas lluvias de la temporada y los efectos de la nevada del pasado miércoles no solucionan de momento el problema. Habrá que esperar a la primavera para comprobar si el deshielo es lento y beneficia a los embalses o si, por el contrario, los días de sol evaporan con demasiada rapidez el manto blanco. Las previsiones tampoco son muy optimistas y aunque los expertos del Canal siempre hablan de cálculos meteorológicos a 72 horas vista para que sean fiables, lo cierto es que las mediciones no hablan de lluvias muy abundantes. No hace falta más que mirar los índices del año pasado para comprobar la sequía que lentamente vacía nuestros pantanos. En febrero de 2004, la capacidad media de los catorce embalses gestionados por el Canal superaba el 80 por ciento. Ahora estamos veinte puntos por debajo. Si el vistazo se echa a los últimos 91 años, que es la serie que habitualmente maneja la compañía, los datos tampoco son favorables. El año más seco se registró en 1991- 1992, con una media de entrada de agua cercana a 77 millones de metros cúbicos. Este año la cifra sube ligeramente, hasta alcanzar los 94, pero el promedio de un año normal- -290- -sigue estando muy lejos. Las estadísticas se refieren siempre a años hidrológicos, es decir, desde primeros de octu- El embalse del Atazar, el más grande de la región, está al 68 por ciento de su capacidad ABC El exceso de 2004 se convierte en escasez un año después La situación de los embalses de la Comunidad ha dado un giro de 180 grados en tan sólo doce meses. Si el año pasado el problema quizá estaba en el exceso de agua, éste nos enfrentamos a riesgo de desabastecimiento. Según el subdirector de recursos hídricos del Canal de Isabel II, Bernardo López Camacho, los embalses se llenaron en 2004 prácticamente en su totalidad, que se estima en 946 millones de metros cúbicos de agua. No sólo llenamos los embalses, sino que nos vimos obligados a realizar vertidos de agua, porque ya no había forma de retenerla. En total, 300 millones de metros cúbicos Esos vertidos, dice, deben realizarse de forma escalonada para no causar inundaciones aguas abajo La situación, sin embargo, no volverá a repetirse, al menos este año. bre, cuando los ríos suelen estar más bajos, hasta el 30 de septiembre. En todo ese tiempo, cada embalse atraviesa su particular vía crucis Actualmente, uno de los menos perjudicados es el del Atazar, en la cuenca del Lozoya, que se encuentra al 68 por ciento de sus posibilidades. El dato es importante, porque este embalse, con 425 hectómetros cúbicos de capacidad, aglutina casi la mitad de las reservas de agua de la Comunidad. En el otro extremo se encuentran El Vado, Pedrezuela, Navalmedio o Navacerrada, con valores que en ningún caso superan la barrera del cincuenta (Pasa a la página siguiente)