Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 28 2 2005 Nacional 15 LA CRISIS DEL CARMELO Los partidos rechazan el intento de Maragall de salvar la crisis con el Estatuto Piqué teme un pacto subterráneo PSC- CiU para tapar el 3 por ciento de la Generalitat, Pasqual Maragall, retrasa su viaje a Uruguay para poder asistir hoy a la Ejecutiva del PSC, donde hay irritación por la polémica desatada À. GUBERN BARCELONA. La normalización de la política catalana no será cuestión de días. Las acusaciones del presidente de la Generalitat contra CiU por el supuesto cobro de comisiones ilegales han enrarecido hasta tal punto el escenario político que los partidos, aunque conscientes de que es necesario reconducir la situación, buscan bien la manera de no aparecer en una actitud reculante, bien la manera de sacar provecho. En este escenario, el único punto de confluencia que se adivina posible es el acuerdo para que el nuevo Estatuto no se vea perjudicado, una brecha a través de la cual Maragall deslizó la posibilidad de convocar una nueva cumbre de líderes políticos similar a la que en Miravet (Tarragona) impulsó la reforma estatutaria. Pese a la coincidencia en intentar b El presidente salvar los muebles, los mayores recelos a la nueva reunión llegan de los propios socios del PSC- -ERC e ICV- formaciones que han señalado a las claras que ahora no es el momento. Mientras, dentro de la propia formación socialista el disgusto por el desliz de Maragall es palpable, y ayer se anunció que el presidente autonómico aplazaba su salida en viaje oficial a Uruguay para poder asistir esta mañana a la reunión de la Ejecutiva de su partido. Si la situación es muy delicada para Maragall, la incomodidad de CiU también es manifiesta. Desde las filas nacionalistas se intenta desvincular el Estatuto de la polémica de las comisiones y, con aparente normalidad, se insistía ayer en recordar que si no hay rectificación habrá querella, al mismo tiempo que no se cerraban las puertas a la nueva cumbre estatutaria. El portavoz de CiU en el Parlament, Felip Puig, señaló al respecto que, independientemente de la rectificación de Maragall, la federación irá a la cumbre si es convocada oficialmente, aunque puso como condición que antes el PSC presente su propuesta sobre financiación autonómica. No actuaremos de manera insensata e irresponsable como está haciendo el presidente de la Generalitat sentenció Puig. Acercamientos y desplantes Sobre este curioso baile de acercamientos y desplantes, el presidente del PP catalán, Josep Piqué, expresó ayer a Ep su temor por la posible gestación de un pacto entre el PSC y CiU para llegar a un acuerdo subterráneo para tapar el escándalo de las comisiones. No acabo de entender por qué CiU no pide la dimisión de Maragall reflexionó el político popular. En paralelo, y aunque Piqué aseguró que no habría ningún problema en restablecer las relaciones personales con Maragall- -éste las dio por rotas después de que el primero le pidiese la renuncia- el líder del PP catalán consideró que el jefe del Ejecutivo ha cometido Josep Piqué YOLANDA CARDO En el PSC existe cierto malestar por lo innecesario de la crisis, que sólo puede servir para reforzar a ERC el error de su vida política Lo mejor que podría hacer Maragall si no dimite, es convocar elecciones anticipadas insistió. Sobre la posibilidad de una nueva cumbre estatutaria, Piqué mostró su disposición a acudir a la misma, si bien teme que sirva para crear un clima de falsa cordialidad En ERC, su portavoz, Joan Ridao, se mostró contrario a la cumbre porque sería tanto como admitir que los trabajos sobre el Estatuto han entrado en crisis