Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 Cultura DOMINGO 27 2 2005 ABC Un Quijote más barato La edición que se realizó para coleccionistas costaba 900 euros. La edición para librerías editada ahora cuesta 50 euros. En ambos casos, los libros han sido publicados por Planeta. La nueva edición incluye una selección, hecha por expertos, de las mejores ilustraciones de Mingote La tirada numerada de la edición de lujo, que alcanzó los tres mil ejemplares, se agotó en dos semanas. La actual está en el mejor de los caminos. A Mingote se acercaron ayer cientos de personas. Se publica en edición para librerías el Quijote ilustrado por Mingote El dibujante de ABC asegura que el libro ha quedado precioso b Durante dos horas, sin parar, estuvo ayer Antonio Mingote firmando la edición del Quijote que ha ilustrado y que ahora se vende al precio de 50 euros TRINIDAD DE LEÓN- SOTELO MADRID. Acostumbrado ya a firmar a diestro y siniestro, el dibujante lleva bien la cercanía de los lectores, porque el hecho de que acudan a él lo considera una amabilidad. A veces, llegan personas que me conmueven de modo especial como los que se presentan diciendo que son nietos de Garrido o de Boby Deglané, profesionales que he querido y admirado dice. -Su Quijote sale ahora al precio de 50 euros, ¿qué costaba en edición de coleccionista? -No tengo ni idea. Espere que llame a mi mujer. ¿Tan poco le importa el dinero? -Nada, y eso desde siempre. Sino fuera por Isabel no tendría ni un duro. Ella sabe sumar y multiplicar; yo, no. No me preocuparía ni de ganarlo. ¿Y de derrocharlo? -No, necesito muy poco para vivir. ¿Está en su naturaleza o lo ha aprendido? -Mi padre era igual que yo. Comenta el genial dibujante, y el piropo responde a la verdad, que la nueva edición del libro ha quedado preciosa. La buena acogida por parte del público obliga a plantearse a qué se debe el éxito en un país que lee poco. ¿Tiene Mingote un gancho en el que es forzoso agarrarse? Su atractivo parece innegable. Él expresa su opinión: Puede ser que yo guste, o que es fin de mes y hay dinero fresco, o que año de nieves año Una de las ilustraciones realizadas por Mingote para esta edición de Don Quijote de bienes, o que se acerca la Feria de Abril -Parece muy modesto... -Que vá y además si digo que sí peco, de inmediato, de no serlo. Hay quienes guardan mis chistes, los recopilan, pero llevo 52 años en la brecha. Cuenta el hombre que lleva ese tiempo en ABC, que ilustrar el Quijote fue una aventura deseable desde que empezó a dibujar y que cuando comenzó a hacerlo ni siquiera pensó en el centenario de la gran obra. Mi primera intención fue incitar a su lectura, porque aunque leerlo no es fácil, si se hace con afición uno se encuentra con un libro muy divertido. Además, las notas de Martín de Riquer y de Francisco Rico son estupendas. Mejor que yo lo han ilustrado mil dibujantes, pero ninguno lo ha hecho contemplándolo como el libro cómico que es asegura. Ángeles Irisarri, tercera mujer que gana el premio Alfonso X el Sabio T. L. -S TOLEDO. El premio de Novela Histórica Alfonso X el Sabio parece haber encontrado el camino del reconocimiento a las mujeres. Cinco ediciones tiene el galardón y tres han sido ganados por escritoras. El que se discernía la noche del pasado viernes fue obtenido por Ángeles Irisarri, que presentó Romance de ciego con el seudónimo Leticia- Marieta, mientras que Julio Murillo quedó finalista con Las lágrimas de Karseb El galardón se convoca anualmente por Ediciones Martínez Roca, del grupo Planeta, y Caja Castilla- La Mancha. El jurado estuvo compuesto por Ana María Matute, Soledad Puértolas, Eugenia Rico, Fernando Delgado, Martín Molina, Felipe Pedraza, Juan Sisinio Pérez y Pablo Martínez Roca. Delgado declaró que el jurado, en esta ocasión, ha discutido menos- -las cinco votaciones previstas se sucedieron con rapidez- dado que la calidad de las obras era más alta que en anteriores ediciones. Irisarri, que ya tiene en su haber otros premios, confesó haber trabajado dos años en Romance de ciego vigésimo primer título en su oficio de escritora. Este último lo sitúa en la Zaragoza de finales del XIX y principios del XX: Espero que mis muchos lectores la disfruten olvidando el siglo XXI No parece que los siglos elegidos fueran venturosos, pero la autora advierte que el XIX fue feliz porque las guerras fueron cortas. Hubo descubrimientos como la luz o el teléfono, gran- des acontecimientos. Imagínese que las criadas de mi libro no cogen el teléfono por miedo a que les entre el diablo por el oído No le gusta escuchar que su novela es costumbrista, del género del folletín. Delgado interviene: En todo caso está muy bien hecha. Por ejemplo, Manuel Puig es deliberadamente costumbrista o folletinesco. Ahora, este estilo es una rareza nada desdeñable Pero Irisarri insiste: Mi libro no va de vasquitos en el caserío o de andaluces diciendo ozú Es costumbrista porque todas las novelas lo son, ya que reflejan una costumbre La que ella pone sobre el tapete no es ninguna baturrada y en ella habita una familia aragonesa de banqueros cuando empieza el auge de la Bolsa. Julio Murillo ha elegido para su primer libro un momento crucial de la historia, la caída de Constantinopla. Los personajes se presentaron ante él en una noche de insomnio. El escritor afirma que la historia es su locura.