Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 Madrid DOMINGO 27 2 2005 ABC MARÍA DOLORES DE COSPEDAL Consejera de Infraestructuras y Transportes de la Comunidad de Madrid En un mes asumiremos el proyecto de Cercanías a Navalcarnero y de la radial 1 La consejera emplaza al Ministerio a cumplir con sus responsabilidades al tiempo que se muestra dispuesta a hacerse cargo también del cierre norte de la M- 50 TEXTO: MERCEDES CONTRERAS FOTO: JAVIER PRIETO MADRID. Los contratos y las adjudicaciones de obra no le son ajenas a la nueva consejera de Infraestructuras y Transportes, María Dolores de Cospedal, tras una vida laboral a caballo entre los Ministerios de Fomento, con dos años en su servicio jurídico, e Interior. A su llegada, antes de las Navidades, se ha encontrado con una ampliación del Metro que ya dejó encarrilada su antecesor, Francisco Granados. Pero, casualidades de la vida, ha tenido que afrontar, entre otras cosas, los flecos del tarifazo, la decisión del Eurostat sobre Mintra o un accidente laboral, con un muerto, en las obras del subterráneo. Aún así, con ánimo de lucha, está dispuesta no sólo a terminar lo empezado sino a lanzarse a nuevas actuaciones en carreteras, incluso poniéndole plazos al Ministerio de Fomento. -El accidente de Vallecas ha hecho que muchos madrileños se acordaran de Barcelona, y en particular del barrio del Carmelo. ¿Hay motivos? -En absoluto. Lo sucedido en Vallecas ha sido un desgraciado accidente laboral. Vivimos muchos momentos de angustia porque no encontrábamos al trabajador desaparecido, pero lo sucedido no tiene que ver con el método constructivo, ni con que estuviera bien o mal planteado. Además, el accidente se produjo en un encofrado de superficie, como puede haber en muchas viviendas que se construyen en Madrid, no en el túnel. ¿Los métodos de trabajo son distintos en Madrid y Barcelona? -Naturalmente, porque es distinto el tipo de terreno y la profundidad a la que se trabaja. Además, nosotros seguimos los métodos que nos proponen las empresas adjudicatarias y en los concursos un tema fundamental es el de la seguridad. Ello no quiere decir que no pueda producirse un desgraciado accidente, aunque la obra estuviera bien diseñada. Aún así, hay que reseñar que en la construcción se dan la mitad de accidentes laborales que en la industria y sin embargo en ese sector es menos conocido. ¿Hayacuerdoenla pelea entreCoslada y San Fernando por la estación que dará servicio al futuro Hospital? -Estoy en ello y la solución está casi cerrada. La nueva propuesta le ha parecido bien a la alcaldesa de San Fernando puesto que ha comprendido que si se desdoblaba la línea, se perjudicaba a sus vecinos porque llegarían menos trenes a la localidad. La intención sería, por tanto, añadir otra estación y que tanto Coslada como San Fernando tuvieran tres, además de la correspondiente al Hospital. -Eso significaría más dinero... -Efectivamente, pero no mucho. Lo daríamos por bien empleado teniendo en cuenta que el Metro, que es un servicio público, es de verdad un servicio para el público. ¿Se aumentó el soterramiento del tren ligero de Sanchinarro tras las protestas del alcalde Gallardón? -No hay problemas con el Ayuntamiento. Se llegó a un pacto tras esas protestas y el tren ligero se adjudicó hace hace un mes. Sólo se hizo una pequeña modificación y de sus 5,3 kilómetros, 3,7 irán soterrados, lo que supone un 70 por ciento. -Todos los trenes ligeros han sido adjudicados excepto Navalcarnero. ¿Qué problemas hay? -Seguimos esperando conocer los planes del Ministerio de Fomento sobre sus inversiones en infraestructuras para Madrid y sus proyectos con Cercanías, ya que este sistema nos parece una buena opción. -La espera puede ser larga... -No. Si en el plazo de un mes seguimos sin conocer oficialmente las intenciones del Ministerio, nosotros empezaremos ya, sin perder más tiempo, a hacer los proyectos para construir un tren de Cercanías hasta Navalcarnero. Buen equipo María Dolores de Cospedal ha asumido su nuevo cargo al frente de la Consejería de Infraestructuras y Transportes con buen pie. Cuenta con algo que considera esencial y que destaca entre todo lo que ha encontrado a su llegada: un buen equipo de profesionales tanto en transportes como en construcción. Es un lujo- -dijo- Es un gran regalo que me permitirá llevar a buen puerto las distintas actuaciones que estaban programadas, así como los nuevos proyectos Los vecinos de la localidad contarán con este servicio. ¿Existe capacidad legal para que la Comunidad construya Cercanías? -Ya lo hicimos en San Martín de la Vega. Además, no tenemos por qué llamarlo Cercanías, aunque su trazado partiera de la continuación del existente hasta Móstoles. ¿Por qué tren convencional en lugar de ligero? -Aunque la decisión no está totalmente tomada, yo me decanto por construir Cercanías debido a la distancia y al tipo de trayecto, ya que pasa por terrenos en los que no hay mucha recogida de viajeros, con lo que se ofrecería mayor rapidez en el trayecto. -Por lo que se ve parece que las relaciones de la Consejería con el Ministerio siguen todavía echando chispas... -La verdad es que nada más llegar solicité una entrevista con la ministra, Magdalena Álvarez, y todavía no he recibido una respuesta que me satisfaga. Acabo de recibir una invitación para reunirme con el secretario de Estado, algo que me parece bien, pero lo que yo quiero es reunirme con la responsable política, con la ministra. Por ello, le he contestado que estoy encantada siempre que esta reunión se considere como preparatoria para el encuentro posterior ya que tengo que defender los intereses de Madrid y he de hacerlo con Magdalena Álvarez. ¿Sigue parado, por tanto, el metro a la nueva terminal de Barajas? -Seguimos diciendo que si Barajas es de interés general, como dice el Ministerio de Fomento, es el Estado quien tiene la obligación de realizar la infraestructura que haga posible la llegada de los viajeros hasta las nuevas instalaciones y no se pueden amparar en un acuerdo verbal con el anterior presidente de la Comunidad, Alberto RuizGallardón. Además, no es cuestión de dinero, sino de quién es el responsable de realizar la infraestructura. ¿Se mantiene también la incertidumbre sobre la construcción de la nueva estación de Alonso Martínez? -Sobre Alonso Martínez tenemos información oficiosa que asegura que el Ministerio está dispuesto a mantener el compromiso de cofinanciación y de ello habló el secretario general de Fo- mento durante la presentación ante el COI. Como el Plan de Infraestructuras no está territorializado, no sabemos lo que realmente le corresponde a Madrid, al tiempo que tampoco se refleja ninguna partida en los presupuestos del Ministerio. ¿Seguirá planteando que el Consorcio de Transportes se haga cargo de la gestión de Cercanías? -Seguiré haciéndolo, aunque se haya hecho muchas veces, porque creo que desde el punto de vista integral del transporte es beneficioso. Además, cuando algo tiene fundamento no hay que dejar de pedirlo. -En su lucha con Fomento sigue en el aire la construcción de la radial 1 de peaje... -La radial 1, que no aparece en los proyectos del Ministerio, la consideramos totalmente necesaria porque el corredor de la nacional de Burgos está muy atascado y supondría un beneficio para los conductores contar con una alternativa para el tráfico. Por ello, estoy dispuesta a hacer lo mismo que con el tren a Navalcarnero. Sólo le doy un mes al Ministerio y, si para entonces no tengo respuesta, comenzaremos a realizar el proyecto de esta vía de peaje y la construiría la Comunidad. ¿En las mismas condiciones que había atisbado su antecesor? -Si. Consideramos que no debería partir desde La Cabrera, como pensó Fomento en su día, sino desde El Molar, ya que son en estos 40 kilómetros donde se da la mayor intensidad de tráfico. Por el momento, además, el corre-