Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional DOMINGO 27 2 2005 ABC ALFONSO ROJO EL TERRORISTA PRECAVIDO Los terroristas islámicos son adictos al vídeo y asiduos de Internet, pero no usan tarjetas de crédito y nunca se alojan en hoteles dignos de ese nombre. Todavía no han descubierto el potencial de los mensajes SMS, pero se han convertido en profesionales de la manipulación. Entienden a las mil maravillas los mecanismos emocionales de la sociedad occidental y saben explotar las vulnerabilidades de un sistema, en el que las noticias circulan con inmediatez y donde los periodistas compiten por la audiencia y la primicia. Fueron los chechenos los primeros en filmar esas grotescas parodias, que denominan justicia islámica y cul- minan con el degüello de un desventurado, y los pioneros en el negocio de difundir en casete el espectáculo. Los fanáticos de Alá han descubierto que la cámara tiene el poder de captar un acto atroz y que eso, metido en Internet, provoca escalofríos a medio planeta. Estamos familiarizados con el número unos encapuchados, que calzan guantes para no mancharse con sangre infiel y leen un comunicado, detrás de un hombre arrodillado, que gimotea, inclina la cabeza y muere. El siguiente paso, realizado entre bambalinas, es colgar la grabación en una Web cómplice y dejar que Al Yasira, las agencias de noticias occidenta- Herve Gaymard sigue en la prensa la evolución de sus acciones AFP La crisis del Gobierno francés engrosa las filas del no a la Constitución La extrema derecha manipula el escándalo Gaymard en su provecho b Los euroescépticos franceses les, las televisiones y los periódicos acudan en busca de carnaza. Viendo la maestría con la que Bin Laden y la caterva islámica manipulan algo tan sofisticado como los medios de comunicación, parece lógico suponer que también usan con eficiencia otros inventos del hombre blanco. No es así. Recurren a la telefonía por satélite y se montan en avión, pero huyen como de la peste de instrumentos como la tarjeta de crédito. Ni siquiera emplean el sistema bancario internacional o las compañías dedicadas a la transferencia de dinero. Poco después del 11- S, Bush se hartó de proclamar su voluntad de acabar con los paraísos fiscales, dando por supuesto que eso permitiría secar financieramente a Al Qaida. No ha servido para nada, porque los terroristas no tienen cuentas secretas en el Caribe ni intercambian fondos a través de Federal Express o Moneybookers. Fieles a la tradición árabe del contado, que aprecia tener en casa los fajos de billetes, los jefes pagan a sus secuaces con una simple llamada telefónica. Es el método que nos permitía a los reporteros extranjeros recibir dólares en las montañas de Afganistán, durante los meses previos a la caída del régimen talibán. Un sujeto le da dinero a otro en Riad, este avisa a un primo en Alcorcón y el del locutorio entrega la pasta a un tercero, sin hacer preguntas. Los malos tampoco van a los hoteles y no por ahorrar, sino por prudencia. Cierren los ojos y piensen en la cantidad de información confidencial que deja uno en la habitación. Bastaría a los empleados fijarse un poco, para descubrir cuántas veces te lavas los dientes, si se te cae el pelo, de qué lado de la cama duermes, si eres limpio o sucio, qué pastillas tomas, a quién telefoneas y hasta tus aficiones sexuales. Demasiado. parecen estar valorando un voto de castigo al proyecto de tratado constitucional; un golpe bajo para la Unión Europea JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. La dimisión de Hervé Gaymard y el nombramiento de Thierry Breton como ministro de Economía han agravado la falta de credibilidad de Jacques Chirac, confirman la incertidumbre que pesa como una losa sobre las finanzas de Estado, víctimas del cambio de ocho ministros de Economía en menos de diez años, y favorecen a la extrema derecha y a los que hacen campaña contra el proyecto de Tratado Europeo. En un terreno estrictamente político, la dimisión de Gaymard es una pura peripecia rocambolesca. Un escándalo menor que deja al descubierto la fragilidad de la guardia pretoria- na del presidente de la República. El nombramiento de Thierry Breton se presenta como una operación quirúrgica radical nombrando a un hombre de empresa respetado en la escena internacional, donde nadie olvida la larga sucesión de ministros de Economía franceses- -ocho en diez años- -incapaces de sanear de forma duradera las cuentas del Estado. Laurent Fabius (socialista) agravó el déficit público. Christian Sautter (socialista) se fue víctima de una huelga de funcionarios. Dominique Strauss- Kahn tuvo que dejarlo como consecuencia de su implicación en un escándalo de corrupción. Alain Madelin (liberal) se vio forzado a marcharse ante la resistencia sindical. Francis Mer (conservador) no pudo consumar la cuadratura del círculo que le pedía Jacques Chirac: bajar los impuestos y cumplir el Pacto de Estabilidad europeo. Nicolás Sarkozy se vio forzado a elegir entre el Ministerio y el liderazgo del centro derecha. Gaymard ha dimitido a los tres meses de su nombramiento por tratar de ocultar sus propiedades. Thierry Breton recoge la Cartera de Economía en un momento harto complicado: Francia lleva un quinquenio sin cumplir sus compromisos europeos; la deuda pública alcanza un déficit histórico, igual que otras cuentas del Estado, igualmente desastrosos; el paro ha vuelto a crecer y los sindicatos están en pie de guerra. En la escena europea, el presidente Chirac y su Gobierno son víctimas de una grave crisis de credibilidad cuando la tentación del voto de castigo contra el Tratado Constitucional europeo es una amenaza creciente. Con los sindicatos en la calle, la extrema derecha bien posicionada y los nacionalistas antieuropeos en campaña, la irresponsabilidad política del ex ministro alimenta el incendio de la exasperación social. De hecho Le Monde comentaba ayer que los grandes triunfadores de la crisis son la extrema derecha y los partidarios del no a la Constitución Europea. Las presiones de la Unión Africana obligan a dimitir al presidente de Togo EFE DAKAR. Faure Ñasingbe anunció ayer su dimisión a la Presidencia de Togo, que había asumido con carácter interino el pasado 5 de febrero, con el fin de garantizar la transparencia de los próximos comicios, informaron emisoras captadas en Dakar. El gobernante hizo el anuncio en un mensaje que leyó por televisión, horas después de que la Unión Africana decidiera sancionar a esa nación por el traspaso de poder que se produjo a comienzos de mes, calificado por la organización continental como un golpe de Estado He decidido renunciar al cargo de presidente de la Asamblea Nacional, que ejerce la Presidencia de laRepública afirmó Ñasingbe en su mensaje. Ñasingbe dijo que adoptaba esa decisión para garantizar la transparencia de las próximas elecciones.