Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 Sociedad SÁBADO 26 2 2005 ABC El reciclaje de aparatos electrónicos y eléctricos será obligatorio desde agosto El 90 por ciento de este material termina sin tratamiento previo en vertederos b Los consumidores tendrán que abonar parte del coste del reciclado en los aparatos que se compren a partir de que entre en vigor la nueva normativa y hasta 2013 R. BARROSO MADRID. Con medio año de retraso, el Gobierno aprobó ayer el real decreto que traspone tres directivas europeas reguladoras de la prevención y gestión de los residuos eléctricos y electrónicos. La norma tiene como objetivo reducir la cantidad de residuos y la peligrosidad de sus componentes; fomentar la reutilización de los aparatos y el reciclado de sus residuos y determinar una gestión adecuada tratando de mejorar la eficacia de la protección ambiental. Bajo el principio de quien contamina paga los productores estarán obligados a hacerse cargo del material eléctrico y electrónico para reciclarlo. Así, desde el próximo 13 de agosto, las empresas fabricantes e importadoras deberán responsabilizarse de sus productos una vez agotado su ciclo de vida. Para ello tendrán que organizar y financiar sistemas operativos de recogida, tratamiento y reciclaje de los residuos. Las empresas creen que no se podrá cumplir la normativa desde la fecha prevista. El problema radica, según José Ramón Carbajosa, de la Fundación Ecolec, en la ausencia del registro de productores al que obliga la ley y que determina quién es el responsable del futuro reciclaje y, por otra parte, la ausencia de requisitos para que las empresas puedan reciclar en todas las Comunidades Autónomas. Coste para los consumidores No creemos que en agosto pueda estar todo listo explica Carbajosa, para quien el retraso es responsabilidad de la Administración. Nosotros estamos listos señala en referencia a su Fundación, que hoy representa el 85 por ciento del mercado de las empresas de grandes y pequeños electrodomésticos. En toda Europa estos residuos potenciales alcanzan los 1,6 millones de toneladas (una media de 4 kilos por persona) que necesitarán ser gestionados en el año 2006. En España, deberán reciclarse, en esas mismas fechas, al menos 160.000 toneladas. Los consumidores podrán, como hasta ahora, entregar el material usado de forma gratuita. No obstante, en los nuevos electrodomésticos que se compren tendrán que correr con parte del gasto de reciclaje, que aparecerá reflejado en la factura. La medida contará con la aportación de los productores para minimizar el coste hasta 2011 de los pequeños electrodomésticos y hasta 2013 para los grandes. La normativa fija porcentajes mínimos de recuperación que deberán entrar en vigor no más tarde de 2006, que se sitúan entre el 70 y el 90 por ciento, según la categoría del producto. Hoy en día, el 90 por ciento de los residuos electrónicos termina sin ningún tratamiento previo en vertederos o trituradores por lo que la descontaminación y reciclado de estos productos constituye uno de los principales objetivos de la directiva. A partir de ahora, los residuos deberán ser llevados a centros de tratamiento autorizados donde sean procesados de acuerdo a las normas. Electrodomésticos almacenados para su reciclaje en Inglaterra EPA