Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 SÁBADO 26 2 2005 ABC Madrid La demolición del Windsor Estado actual del Windsor Zona de restricción total PROCESO DE DEMOLICIÓN El proceso se realizará teniendo en cuenta la forma estructural del edificio, por lo que se iniciará en los elementos de menos a más seguros, o lo que es lo mismo, de fachada al núcleo de escaleras Despiece de los forjados: de fuera a adentro Demolición de vigas y pilares: siguiendo también el mismo orden de fachada al interior Despiece del núcleo central: se deja para el final por ser el elemento más sólido y seguro del conjunto estructural PLANTA DE FORJADOS 4 2 Edificio Bronce Orense placas de forjado Edificio Estrella 1 El Corte EDIFICIO Inglés WINDSOR Raimundo Fern ández Villaverd e Este trabajo se realizará sucesivamente planta a planta, hasta descender a una cota que sea accesible desde el suelo vigas Fases preliminares a la demolición 1. -Delimitación de la zona de seguridad en superficie y cierre al tráfico de peatones y vehículos ajenos a la obra 2. -Montaje de 3 grúas exteriores 3. -Desmontaje de elementos y resto de estructura que permanecen inestables, colgando del exterior de la fachada 3 4. -Desmontaje de la grúa- torre actualmente existente en la coronación 1. 2. 3. Hoy arranca el desmontaje del Windsor, que durará entre 10 y 11 meses y costará 17,5 millones No se descartan derrumbes parciales que provoquen colapsos en cadena b Los primeros pasos serán la colo- desmembrará alternativamente por un lado y por el otro, de arriba a abajo, para que no se desestabilice y eliminar, así, el peligro de caída. De arriba a abajo y de fuera a adentro Cuando todo esto se haya logrado, llegará la demolición de la torre, para la cual será necesaria una cuarta grúa móvil. Los trabajos se harán de arriba a abajo y de fuera a adentro, puesto que en cada planta del edificio se comenzará a derribar siguiendo el orden lógico de la degradación estructural existente, de elementos de menor a mayor seguridad. El proceso será el siguiente: arrancará con el despiece de los forjados y delimitando los elementos de superficie variable, dependiendo de su ubicación y de los medios de elevación disponibles, según indica el plan de demolición. Eliminado el tramo de forjado, se procederá a hacer lo mismo con las vigas mixtas y los pilares. Para el final quedará el núcleo central, puesto que es el elemento más sólido y seguro del conjunto. Emilio García de Burgos precisó que, aunque no existe riesgo de colapso total del edificio, no se descartan colapsos parciales que provoquen otros en cadena cación de pantallas y la retirada de la grúa. Los Reyzábal dicen que el Ayuntamiento les ofreció un presupuesto de 22 millones de euros CARLOS HIDALGO MADRID. La llegada, la pasada noche, de la tercera grúa móvil para desmontar el esqueleto del edificio Windsor marca el inicio de sus obras de demolición. Éstas arrancarán hoy mismo con los trabajos de reconocimiento, eliminación de elementos peligrosos del entorno, colocación de pantallas, y refuerzo de los túneles y sótanos de la zona de Azca afectada. El plazo de actuaciones, indicó ayer la coordinadora general de Urbanismo, Beatriz Lobón, será, en principio, de entre 10 y 11 meses, por lo que deben de estar finalizadas a finales de este año o principios del que viene, en plenas Navidades. El otro dato más esperado, el del presupuesto de las obras, llegó ayer a oídos de la prensa antes, incluso, que a los de la familia Reyzábal- -propietaria del Windsor y a quien le serán cargados a cuenta los 17,5 millones de la operación- Al menos, sus detalles, tal y como indicó Lobón, quien afirmó que se pondrían en contacto con ellos el lunes. En el desmontaje de lo que queda del rascacielos participará un equipo de 50 personas, de las que 11 pertenecen al cuerpo técnico. La Dirección de Obras corresponde al jefe de Departamento Municipal de Control de Edificación, Emilio García de Burgos. Los primeros pasos se darán hoy mismo, después de haber estudiado la documentación recibida- -planos de la estructura original y datos relativos al incendio- -y haber analizado las condiciones en las que ha quedado el inmueble después del incendio. Para ello se ha utilizado una fórmula matemática, se han realizado inspecciones in situ y se ha creado un plan de seguridad en las actuaciones. A partir de esta misma mañana se procederá a las primeras fases de trabajo. Por un lado, se instalarán pantallas de neopreno para proteger a los operarios; también se desmontarán los elementos y restos de estructura que permanecen inestables y colgando de la segunda planta técnica, la 17. Casi paralelamente a las labores de seguridad previas al propio desmontaje, se procederá a eliminar la grúa- torre que se encuentra junto a la cima del edificio. Se hará, explicaron los técnicos, siguiendo el protocolo especial que tienen estas máquinas, como si de un mecano se tratara: se la Gran Hermano Azca y el milagro de Pitágoras El desmontaje de la Torre Windsor pondrá a prueba dos técnicas novedosas y bastante llamativas: por un lado, un proceso científico, mediante un modelo matemático, por el que se ha reproducido el edificio original y cómo ha quedado después del incendio. Además, todo el proceso estará vigilado por un potente sistema audiovisual. Concretamente, un grupo de cámaras se encargará de enviar a un centro de control, en tiempo real, todas las actuaciones que se vayan llevando a cabo. A las dos centralitas que se van a montar transmitirá sus imágenes una cámara que estará colocada en la grúa que en ese momento esté trabajando; otra, en el casco de un operario; dos o tres más, en el cercano edificio de Seguros La Estrella; una, en El Corte Inglés, y otra, que aún no está confirmada, en la Torre Picasso, de modo que proporcione una perspectiva desde arriba de la zona afectada. Por otra parte, tres de las cuatro grúas móviles que se van a utilizar en las obras estarán en la calle de Raimundo Fernández Villaverde, por lo que continuará cerrada al tráfico tal y como está mientras que las máquinas estén allí. La otra trabajará desde el ala oeste del Windsor.