Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 26 2 2005 Internacional 29 Argentina ordena investigar la Embajada en Madrid por el caso del narcotráfico El Gobierno de Kirchner reconoce que conocía la trama desde octubre CARMEN DE CARLOS CORRESPONSAL BUENOS AIRES. Después de diez días de negarlo como comenzaba ayer la noticia el diario La Nación, el Gobierno argentino reconoció que conocía desde octubre el caso del tráfico de cocaína a España y no que se había enterado este mes como venía sosteniendo. La Polícía federal trabajaba en el asunto desde mediados de octubre pero fue el 26 de noviembre cuando Interpol nos informó oficialmente que habían entrado al aeropuerto de Barajas cuatro valijas en el vuelo de Southern Winds con 58,3 kilos de cocaína, con una etiqueta de: Embajada Argentina en Madrid, sin ningún pasajero La declaración del ministro del Interior, Anibal Fernández, a la emisora de radio Continental, puso en evidencia al Ejecutivo. Incluso, el Jefe de Gabinete, Alberto Fernández, seguía insistiendo el pasado miércoles: El Gobierno no tenía conocimiento de lo que pasaba en SW hasta principios de mes. Pero resulta que el secreto a voces de las valijas voladoras también lo compartía el canciller Rafael Bielsa. El titular de Exteriores confirmó que hasta octubre no existió ninguna notificación oficial de España y anunció una inspección sumaria para que un grupo de funcionarios viaje a Madrid a investigar si algún miembro de su Embajada cometió alguna irregularidad relacionada con el caso. El embajador, Carlos Bettini, declaró que se enteró del caso por la prensa ya que en el día de autos aún no había tomado posesión del cargo. tres empleados de la compañía detenidos por el caso. No obstante, Kirchner no castigó a Beltrame hasta el jueves y fue por otro motivo. Ordenó su arresto por diez días por haber presentado una declaración de los hechos, bajo secreto, en una notaría en lugar de acudir a la Justicia. En este culebrón por entregas en el que se reprocha al Gobierno el ocultamiento de los hechos, presuntos vínculos de algunos funcionarios con SW y mantener la subvención a la compañía pese a conocer el suceso, el malestar en la Fuerza Aérea apunta a la reacción intempestiva de Kirchner que dio como resultado una imagen del Cuerpo completamente corrupta. Néstor Kirchner EPA El presidente, in albis También supuestamente in albis hasta febrero el presidente Néstor Kirchner. Éste había esgrimido como argumento para destituir a la cúpula de la Fuerza Aérea y disolver la Policía Aeronaútica Nacional (PAN) responsables de la seguridad del aeropuerto con otras dos empresas privadas, que no le habían informado del caso. Como consecuencia el 17 de febrero- -después de que el ministro de Defensa, José Pampurro, respaldara a la Fuerza- Kirchner comenzó una purga que se ha zanjado, finalmente, con el pase a retiro de catorce brigadieres, entre los que figura el agregado militar en Washington. A los proscritos hay que sumar al ex jefe de la Fuerza Aérea, el brigadier general Carlos Rohde a quien Kirchner humilló el miércoles al decir que no le conmovían sus lágrimas a punto de derramar, durante la ceremonia de traspaso de mando de la víspera y le acusó de tapar por cuatro meses al comodoro Alberto Beltrame, hasta hace unos días al frente del Aeropuerto de Ezeiza y cuyo hijo, Walter, empleado de Southern Winds, es uno de los