Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional SÁBADO 26 2 2005 ABC El tópico del superjuez Garzón no cree en el calificativo de superjuez con el que se le define- -es un tópico que se ha establecido quizás para resaltar el trabajo realizado por determinados jueces -y niega que su motor sea la ambición- es la construcción de una apariencia sobre la realidad Asegura que ha vivido momentos desagradables- -como el interrogatorio frustrado que, junto a Carmen Tagle, le hizo en París a Josu Ternera en 1989- -y decisiones muy difíciles de tomar- -como encarcelar a Rafael Vera- y no se harta de repetir que la única manera de luchar contra el terrorismo es perseguirlo Garzón cree decisivo para acabar con ETA un cambio de discurso en el PNV Su juego ambivalente evidencia que entiende ciertos tipos de terrorismo NIEVES COLLI MADRID. Dentro de 48 horas habrá dejado de ser el juez central de instrucción número 5 de la Audiencia Nacional y estará volando a su nuevo destino, EE. UU. donde durante nueve meses desempeñará labores docentes y de investigación sobre el terrorismo internacional. Baltasar Garzón ha decidido cambiar de aires y, aunque asegu- ra que la Audiencia Nacional no se le ha quedado pequeña, reconoce que en gran parte ya ha alcanzado las metas que se marcó hace 17 años, cuando desembarcó en ese Tribunal. A modo de despedida el juez ha publicado Un mundo sin miedo un libro de reflexiones sobre su experiencia profesional. Mi objetivo era ver el final de ETA, era mi compromiso personal- -asegu- ra Garzón rotundo- y hoy en día estamos en una situación muy favorable respecto a la organización terrorista, cuyo margen de acción se ha reducido considerablemente Quien en 1994, en pleno fragor de la investigación sobre los GAL y su X aseguraba que en 15 años llegaría a despejar también la X de ETA, cree ahora, con la distancia que da el transcurso del tiempo, que no se ha llegado a saber quién estaba en la cúspide de los llamados GAL- mientras existan casos que no tengan autor o inductor conocido, siempre habrá una X que despejar -pero sí se está muy próximos a identificar la de ETA: La X de ETA es la propia organización y, afortunadamente, conocemos mucho más de la organización de lo que ellos querrían que conociéramos La clave del éxito contra ETA Garzón tiene claro que la clave del éxito en la lucha contra ETA ha sido el giro que en 1997 se dio a los planteamientos policiales y judiciales, de tal manera que se empezó a considerar a la banda no sólo como una suma de comandos sino como lo que es: un complejo integrado por múltiples organismos, por múltiples estructuras, pero todas perfectamente coordinadas Y la X de ETA es todo ese entramado. En el capítulo de críticas, se muestra especialmente duro con el PNV, cuya actitud no contribuye en nada, dice, al objetivo prioritario de acabar definitivamente con ETA: Sería decisivo que el PNV cambiara de discurso. El juego ambivalente que tiene esta formación política o algunos de sus representantes evidencia una postura que, si bien no puede decirse que sea favorable al terrorismo, sí demuestra que entienden determinados tipos de terrorismo, o como ellos quieran definirlo, pasando por alto cualquier resolución judicial, cualquier resolución de un Tribunal, incluido el Supremo Se refiere Garzón a que el PNV se niega a reconocer la identidad de ETA y su partido político así como a obedecer la orden de disolver del Grupo parlamentario Sozialista Abertzaleak dada por el Supremo en el trámite de ejecución de la sentencia que ilegalizó HB, EH y Batasuna. Hay ejemplos suficientes- -afirma el juez- -de que no ya se ha desconocido, sino que se ha vilipendiado, denostado, se ha maltratado a altas instituciones judiciales, incluso al Supremo. No contribuye mucho a acabar con el terrorismo la utilización del lenguaje que se utiliza y, sobre todo, los gestos que se hacen asistiendo a reuniones con representantes de organizaciones declaradas ilícitas en su actividad y que están siendo juzgadas, como Jarrai, Haika o Segi Garzón también lamenta la actitud del Gobierno y del Parlamento vascos en las investigaciones contra ETA. No ha sido precisamente de colaboración, sino todo lo contrario dice.