Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 26 2 2005 Nacional 15 El etarra Ignacio Bilbao amenazó ayer de muerte al Tribunal que le juzgaba precisamente por un delito de amenazas al juez Garzón, quien acudió a la vista como testigo El dedo del asesino TEXTO: NATI VILLANUEVA Joseba Permach MADRID. Soberbio y desafiante, el etarra Ignacio Bilbao provocó su expulsión ayer de la Sala que le juzgaba por amenazas al juez Garzón. Y lo hizo cometiendo precisamente el mismo delito por el que estaba siendo enjuiciado. Con la mano derecha en alto, y simulando que portaba una pistola, Bilbao apuntó uno por uno a los miembros del Tribunal mientras apretaba virtualmente el gatillo. Por mucho lenguaje gestual que sea, el gesto chulesco y de nulo arrepentimiento de este etarra sólo tuvo una interpretación. Más aún cuando la amenaza de muerte a los magistrados vino precedida de expresiones que ya suenan a viejas cantinelas: que no reconocía al tribunal, que ese proceso era una farsa y que se quería ir de allí- por las buenas o por las malas dijo- A continuación, y sin especificar si esas eran las buenas o las malas formas, simuló que disparaba contra los magistrados. Sin cambiar un ápice el semblante de su rostro, el presidente del tribunal, Antonio Díaz, expulsaba al etarra de la Sala, que facilitó el trabajo a un joven policía ofreciéndole sus muñecas para que le esposara. La vista siguió adelante. Segundos después de la salida de Bilbao de la Sala, entraba en ella el único testigo de este juicio: Baltasar Garzón. Fue precisamente la atipicidad de que un magistrado acuda como testigo a un juicio lo que motivó tanta expectación- -de la que, sin duda, se benefició el etarra- El caso es que Garzón, a punto de volar hacia Nueva York, no tuvo ocasión de cruzar su mirada con la de Bilbao, un viejo conocido suyo. Joseba Álvarez Su currículum Ignacio Bilbao Goicoechea, alias Basur fue detenido en 1983 y condenado por pertenencia a ETA. En 2000 salió de prisión y se desplazó a Francia para reintegrarse en la actividad terrorista. Tras someterse a un cursillo de adiestramiento, recibió órdenes de la dirección de ETA para formar parte del comando Donosti al que también se incorporó Unai Bilbao Solaetxe. El 21 de marzo de 2002, ambos asesinaron a tiros al concejal socialista de Orio Juan Priede cuando éste se encontraba en el interior de un bar. cuando también en el despacho del magistrado, le arrojó un calendario a la cara, tiró al suelo varios objetos que el juez tenía encima de la mesa y dando un puñetazo encima de la mesa, le dijo: Vas a acabar como Carrero Blanco Bilbao profirió una amenaza similar contra la juez Teresa Palacios el día en que ésta le iba a tomar declaración en relación con la agresión que el etarra profirió contra Garzón. Era el 22 de abril de 2003 y Bilbao llamó fascista a la instructora. A continuación le dijo: Tienes los días contados una expresión que repitió en octubre ante Andreu. Apuntando al juez con la mano en forma de pistola le dijo: Te queda menos que a Melitón Manzanas en referencia al comisario de la Policía franquista asesinado por ETA en 1968. Bilbao podría enfrentarse a un nuevo delito de amenazas por sus gestos desafiantes al tribunal. Bien es cierto que él, como muchos etarras sobre los que pesan ya condenas considerables, son conscientes de que con comportamientos como el de ayer no tienen nada que perder. Quizá sea ése el problema. Garzón cita a declarar a dos ex diputados de Batasuna por pertenencia a ETA N. V. MADRID. El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha citado para el lunes a los ex parlamentarios de Sozialista Abertzaleak (la ilegalizada Batasuna) Joseba Permach y Joseba Álvarez como imputados por un delito de pertenencia a ETA, informaron fuentes jurídicas. Paralelamente, el magistrado ha elevado una exposición razonada al Tribunal Superior de Justicia del País Vasco para que investigue por los mismos hechos a Arnaldo Otegi y Jon Salaberría, quienes, pese a la disolución del Parlamento vasco, mantienen su condición de aforados como diputados de SA al estar en la Diputación Permanente. ELEUTERIO FERNÁNDEZ HUIDOBRO Fundador del MLN- Tupamaros y senador de Uruguay El Cesid me encargó negociar con ETA Uno de los fundadores de la guerrilla de los años 60 de Uruguay, que hoy está en el poder, dice que participó en las negociaciones con ETA en 1997. Hoy será entrevistado por TVE TEXTO Y FOTO: CARMEN DE CARLOS Te quedan pocos días Los hechos por los que se juzgó ayer a Bilbao se remontan al 17 de marzo de 2003, cuando Bilbao fue conducido al Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional para que Garzón le comunicara su procesamiento por el asesinato, en marzo de 2002, del concejal socialista de Orio Juan Priede. Entonces, este etarra apuntó al juez con la mano simulando que era una pistola mientras le amenazaba diciéndole que iba a acabar con él. A preguntas de la fiscal, Garzón testificó ayer que recordaba esos hechos- -por los que el Ministerio Público solicita para Bilbao, en la actualidad preso, dos años de prisión- que fueron manifestaciones intimidatorias y recalcó que objetivamente las tomó en serio por el marco en el que éstas se produjeron: además de en su presencia, en la del fiscal, abogado defensor y secretario judicial. No fue esa la única vez que este individuo amenaza a jueces de Instrucción. Lo hizo otra vez con Garzón y otras dos con Teresa Palacios y Fernando Andreu. La segunda con Garzón se produjo el 8 de mayo de 2003, MONTEVIDEO. Protagonista de los procesos de paz de Nicaragua, Salvador y Guatemala, el actual senador de la República manifiesta que en 1997 aceptó negociar con ETA, por encargo del Cesid, durante el Gobierno de José María Aznar. Aunque la paz en España sigue siendo un sueño, el resultado fue que se instaló una mesa de negociación asegura. El 14 de julio de 1997, el mismo día y a la misma hora que España se manifestaba en las calles rogando por la vida del ex concejal del PP Miguel Ángel Blanco, Fernández Huidobro, al que hoy entrevistará TVE en su programa Informe Semanal asegura que departía sobre su misión con un agente del Cesid: Yo estaba negociando la paz con ETA. ¡En Madrid, estaba sentado en un bar con un milico, un teniente coronel del Cesid. En una terraza de la Castellana! En ese momento transcurrían las manifestaciones, rumbo a la Puerta del Sol, por el secuestro de Miguel Ángel Blanco. El milico me comentó: si esta gente supiera lo que estamos haciendo ahora nos cuelga de la farola Añade que las gestiones habían empezado antes. Transcurrieron durante el Gobierno de Luis María Sanguinetti, supuestamente al corriente. También fue informado Tabaré Vázquez. En su despacho del Senado, Fernández Huidobro, de 62 años, alma mater de los Tupamaros con Pepe Mujica y responsable de ese nombre para los ex guerrilleros, describe cuándo y por qué tuvo el primer contacto: -Nosotros coordinamos la seguri- dad del Rey durante su visita en noviembre de 1996. Ya lo habíamos hecho antes con la de Fidel Castro, en colaboración con la seguridad cubana y la uruguaya. Antes de que llegara, unos amigos me dijeron: hay unos milicos gallegos- -aquí a todos los españoles les llamamos gallegos- -que estan muy preocupados. Era una avanzadilla de seguridad. Dicen que ustedes, con los de la ETA, van a matar al Rey de España. ¡Están locos! les dije. ¿Con los de la ETA? porque entonces aquí había vascos. Organizamos una reunión y les convencimos de que esa información era una barbaridad. Tiempillo después, esa misma gente los agentes del Cesid vino y nos dijo si éramos capaces de acercarnos a ETA y llevarles un mensaje. Nos dio mucho trabajo pero lo hicimos. El objetivo era organizar una mesa de negociación y se hizo, arrancó después del mundial del 98 de Francia.