Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 Espectáculos VIERNES 25 2 2005 ABC VIERNES DE ESTRENO Napoleon Dynamite (dadme un nombre molón, aunque ya lo usase Elvis Costello en el 86, y moveré el mundo) son de una raza de perros verdes que parecería en extinción si no fuera por ese vecino que nos mira oblicuamente en el ascensor, ese frutero que jurarías se hace la manicura o aquel compañero de trabajo con un tatuaje en el meñique que reza Viva la Atari 2600 y Sigue, sigue Sputnik Así que, en realidad, lo que el novato Jared Hess ensaya aquí es puro neorrealismo. Versión Idaho, pero neorrealismo. Una Liga de Hombres Estrafalarios tan arraigada en el llano yanqui -desde John Waters a Wes Anderson (de Academia Rushmore al cielo) desde Beavis a Beck y desde Robert Crumb a Peter Bagge- -que daría para una parrafada ensayístico- sociológica que, sinceramente, no nos apetece mucho lanzar. Así de contagioso, glorioso y por momentos irritante es el grado supremo de estupidez (de tú a tú, no por encima del hombro snob estilo Farrelly) que destila este brutal y demencial salto de eje de la comedieta adolescente- -aunque del baile de final de curso no nos libramos; eso sí, menudo bailecito- -donde Sartre es un chaval de afro pelirrojo con un hermano Perdulí (resucitemos Mamá es boba adicto a los chat poético- festivos, un tío anclado en el 82 (colosal Jon Gries) y una amiga fan de las fotos con efecto ingrávido setentero. Celebremos tal ceremonia del encefalograma plano con quedo entusiasmo pero con reservas. Cuidado con esta gente. Parece que vegetan. En realidad, maquinan. Orgullo freak JAVIER CORTIJO Si usted es de los que gastaba calcetines violeta en clase de gimnasia, aceptaba al radiador de la última fila como animal de compañía, emulaba el diseño polaco (escuela Klimowski) en las clases de pretecnología y recordaba, y aún recuerda, el nombre de TODOS los villanos de Mazinger Zeta, no lo dude: ésta es su película. Más bien, su país. Porque incluso en La parada de los monstruos había alguien nor- Director: Jared Hess Intérpretes: Jon Heder, Jon Gries, Aaron Ruell, Efren Ramírez Nacionalidad: EE. UU. 2004 Duración: 86 minutos Calificación: mal. Aquí no (así no hay peligro de abusones) Todos, absolutamente todos los que pululan por los alrededores de este tal Napoleon Dynamite 5 x 2 Dir. F. Ozon. Int. V. Bruni- Tedeschi, S. Freiss. Francia, 90 min. Cinco tramos de una relación entre dos personas, y contada al revés. Comienza por el final del amor, con el divorcio, para ir echando marcha atrás hasta el momento inicial, el de la ilusión, el de ir a la amada para ver si sale contigo con el nudo en el estómago. De ese final agónico hasta el principio ilusionante se recorre un trayecto de desazón, de desvaríos y de personalidades no muy bien rematadas por François Ozon. La idea, aún siendo interesante, no está del todo perfilada, sobre todo por el papel de él, cuyos silencios no se explican, su desilusión cabalgante se nutre de la nada y donde el cansancio y el hastío no están rotundamente plasmados en un guión solamente discreto. Por otro lado, el relato, aun pudiendo ser desgarrador, no lo es. El drama aparece pocas veces, todo está más en clave de monotonía, de un desgaste y agonía del amor en sí, con pocas cosas que lo justifiquen. La naturalidad, pues, preside toda la obra de Ozon, como si formara parte de la vida misma. Pero es justo esa falta de pasión en lo rodado lo que limita la grandeza de la película, que queda como un trozo cotidiano, sin sal ni apenas aliento volcánico que encienda al espectador. El hecho de ser contado al revés tampoco aporta gran cosa a la idea. J. M. C.