Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 25 2 2005 Cultura 57 El Teatro de La Abadía celebra sus diez años con un libro y una muestra b Su director y creador, José Luis Springsteen salta al campo y vuelve a dejar en el banquillo a la E. Street Band El country es el hilo conductor de su próximo álbum, Devils and dust b Cuando se publique, el 25 de Gómez, aseguró que la institución cierra su primer ciclo vital con esta conmemoración, y abre otro más vigoroso EFE MADRID. El esmero, el cariño, el afán de aprendizaje y la proximidad con el público son las claves del éxito del Teatro La Abadía, que ha organizado una exposición y ha editado un libro para celebrar su décimo aniversario, su primer ciclo vital Así lo indicó ayer el creador y director del teatro, José Luis Gómez, quien, visiblemente satisfecho y rodeado por los actores que están o han estado en La Abadía, presentó el libro, titulado Nada es como es, sino como se recuerda y abrió las puertas de la exposición, que se podrá visitar hasta el 6 de marzo de 17 a 22 horas. Gómez expresó en su intervención ante los medios de comunicación las sensaciones que tiene en este aniversario y su idea sobre lo que es ahora La Abadía: Diez años es un ciclo vital; ahora empieza otro, y diría que vigoroso Con una larga experiencia teatral, el director reconoce que con esta sala vive un fenómeno muy especial y observa con asombro la coherencia íntima de la programación a pesar de la escasez de medios un logro compartido, insiste, con todo el equipo. abril, quedarán desvelados todos los detalles del disco, en el que el Boss da rienda suelta a su pasión por la música campera MANUEL DE LA FUENTE MADRID. Después de apostar contra la banca (y perder) durante las pasadas elecciones norteamericanas en la gira anti- Bush, Bruce Springsteen baja de la nube de la política imperial y echa pie a tierra con la edición de un nuevo disco, Devils and dust Demonios y polvo que se pondrá a la venta en las tiendas españolas (si es que queda alguna para entonces) el próximo 25 de abril. Y sin la E Street Band. Nadie sabe muy bien la razón, pero como siempre que se trata de Bruce los rumores sobre la grabación de este disco arrancaron hace bastante tiempo, antes del verano. Sin embargo, no se ha concretado nada hasta hace una semana y, desde luego, poco ha trascendido de este trabajo, ya que las relaciones entre Springsteen y la prensa siempre han sido escasas, por no decir nulas. Pero algo se puede bosquejar. Del productor de The rising Primero, que ha sido producido por Brendan O Brien, que ya lo hiciera en The rising y que, además, se ha encargado del bajo. La batería ha quedado en manos de Steve Jordan, que viene de producir 23 rd street lullaby el segundo disco de la señora de Springsteen, Patti Scialfa. También se puede añadir, por ejemplo, que la canción que da título al álbum es una pieza con la que Bruce solía realizar las pruebas de sonido durante la gira de The rising y a lo largo de su reciente campaña político- musical. De nuevo, en esta canción el Jefe se mete en los berenjenales de la política internacional de Bush, ya que el eje de la canción es la guerra de Irak: El miedo es algo muy fuerte- -canta, o cantará Bruce- algo capaz de oxidar el acero más duro, algo que hace que ponga mi dedo sobre el gatillo. No hay nadie en quien confiar, y si te miro a los ojos sólo veo demonios y polvo, un mundo de arena y petróleo También hay otra pieza, All the way home que es probable que conozcan algunos fans incondicionales, ya que quedó registrada en Better days un disco publicado en 1991 por Southside Johnny, uno de los grandes colegones de juventud de Springsteen. Igualmente hay otras dos canciones que proceden de los descartes de The ghost of Tom Joad Long time coming y The hitter sobre los golpes (casi todos bajos) recibidos por un boxeador, aunque se desconoce si tiene que ver más con el Rocky de Stallone o con el Toro salvaje de Scorsese y De Niro. En cualquier caso, ambas canciones El jefe incluye en el álbum canciones contra la guerra de Irak ya fueron interpretadas en directo hace unos cuantos años. Del resto de canciones nada se sabe, salvo que títulos como Black cowboys Vaqueros negros Silver Palomino Palomino de plata y Jesus was an only son Jesús sola- AP Era una casa de socorro La Abadía comenzó a funcionar en febrero de 1995 como centro dedicado a la formación de actores y a la creación de escena, ubicado en el solar donde se construyó en 1885 la Casa Especial de Socorro de Vallehermoso, un hospital de epidemias atendido por las Hijas de la Caridad. El teatro se levantó en la antigua iglesia de la Sagrada Familia, rehabilitada para su nueva utilización. José Luis Gómez se reconoce motor del teatro, que proyectó como un puerto en el que los barcos entran, cargan y salen sin encallarse. Pero aquí hay vinculaciones fecundas para que los encuentros sean fértiles en referencia al paso y la marcha de actores formados en La Abadía. En esto coincidieron también los actores Alberto Jiménez y Lidia Otón, que ya no están en el teatro, pero que aseguran que hay algo emocional y muy potente que les une a la sala. Para Jiménez, precisamente, los cimientos de La Abadía se sostienen en José Luis Gómez, pero existe un compromiso por el teatro colectivo que hace diferente a esta sala. Con Dios de nuestro lado Otra de las curiosidades, aunque seguramente concienzuda y muy intencionadamente realizada por el Boss es la de haber incluido en la canción que da título al álbum, Devils and dust un verso verdaderamente significativo y toda una declaración de principios: With God on our side Con Dios de nuestro lado título homónimo de una canción de Bob Dylan que fue uno de los grandes himnos contra la guerra del Vietnam. Entre otras cosas aquella canción más o menos decía: Ahora tenemos armas de polvo químico. Si nos fuerzan a dispararlas, entonces debemos dispararlas. Con pulsar un botón se golpea al mundo entero. Y uno nunca se hace preguntas cuando Dios está de su lado mente era un hijo parecen confirmar el rumor de que Bruce salta al campo, al country, género al que como a todos los estilos populares norteamericanos (soul, rhythm and blues, folk, rockabilly... desde luego no le hace ni le ha hecho nunca ascos y está bien presente en toda su carrera, ya sea de forma evidente o soterrada. De momento, el Boss no ha dicho ni pío, salvo a la agencia Associated Press, a la que en una entrevista ha señalado que empezó a escribir estas piezas hace unos diez años, durante la gira de The ghost of Tom Joad En cuanto a la propia Devils and dust el trovador de Nueva Jersey ha indicado que es una canción que habla sobre gente que se enfrenta a sus dudas, unas veces bien, correctamente, y otras veces de forma trágica Finalmente, hay que destacar el hecho de que círculos cercanos al músico han comentado a algunos fans que existiría una decimotercera canción, pero que la discográfica no estaría muy dispuesta a que se incluyera en el álbum, dado su carácter extremadamente político que podría dañar la imagen de Bruce Parece mentira, con la experiencia que tiene Bruce Springsteen y no ha aprendido nada en estos últimos meses: a quien hay que cantarle es al amor y al terruño. Que los juglares siempre acaban por resultar molestos.