Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 Internacional VIERNES 25 2 2005 ABC Siria anuncia otra retirada militar del Líbano pero no completa ni inmediata Kofi Annan insta a Bashar al- Assad a sacar sus tropas antes de abril de la sexta reorganización siria en el país del Cedro, precipitada por las fuertes presiones internacionales sobre Damasco tras el asesinato de Hariri JUAN CIERCO. CORRESPONSAL JERUSALÉN. Siria ha visto las puntiagudas orejas del lobo norteamericano y ha preferido mover ficha antes que ser devorado por los acontecimientos. Damasco anunció ayer con la boca pequeña, a través de un funcionario de segundo nivel de su ministerio de Asuntos Exteriores, sin especificar fecha ni hora, la sexta fase de la retirada de sus tropas del Líbano. La última acaeció en diciembre. Entonces quedaron en el país del Cedro 14.000 soldados sirios, cuando en 1976, bajo mandato de la Liga Árabe, entraron casi 40.000. El repliegue, según el viceministro de Exteriores, Walid al- Muallim, no será completo ni inmediato, obedecerá a las directrices recogidas en los Acuerdos de Taif de 1989, que Damasco nunca ha cumplido, y tendrá como primer destino el valle de la Bekaa, donde se concentrarán los soldados antes de regresar definitivamente a Siria. El asesinato del ex primer ministro libanés, Rafic Hariri, el pasado 14 de febrero en Beirut, incrementó las presiones internacionales. Muchos de los dedos acusadores señalaron hacia Damasco y sus servicios de inteligencia. Washington convocó a consultas a su embajadora en la capital siria. Los llamamientos de los líderes occidentales, Jacques Chirac secundó desde un primer momento a George W. Bush, no se hicieron esperar. La oposición libanesa se lanzó a la calle para reclamar lo que tantas otras veces había exigido sin éxito. Ayer mismo, en una entrevista concedida al canal de televisión por satélite árabe, Al Arabiya, el secretario general de la ONU, Kofi Annan, instaba a Bashar al- Assad a retirar sus tropas del Líbano antes del mes de abril y a enviar a Nueva York un informe sobre el cumplimiento de la resolución 1.559 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que llama de manera inequívoca a esa salida por la puerta de atrás. En este contexto, Damasco necesitaba un gesto en la dirección exigida para calmar ciertos ánimos, al menos de momento. Las declaraciones de Al Muallim tienen, sin duda, ese objetivo, a la vez que no certifican de modo definitivo la última intención siria. Eso sí, el viceministro de Asuntos Exteriores dejó bien clara su penúltima exigencia: El Ejército libanés debe hacerse con el control efectivo de las zonas de las que se retiren los soldados sirios Incluso desde Israel se reaccionó con satisfacción a las palabras de Al b Se trata Tormentosas relaciones Independencia. El Líbano se independiza en 1943, tres años antes que Siria. El factor palestino. Las relaciones empeoraron a finales de los años 60 por el apoyo de Siria y Egipto a la guerrilla palestina hostil al Gobierno libanés. La invasión israelí. Israel ocupa el sur del Líbano en 1978. En 1982 llevó a cabo una invasión a gran escala que obligó a las tropas sirias a abandonar la Bekaa. Guerra civil. El Líbano firma un acuerdo de paz con Israel con la oposición de Siria. Se multiplican los atentados terroristas. Las milicias prosirias se apoderan del oeste de Beirut. El Ejército se divide. La vuelta de Siria. Israel se retira al sur, y las tropas sirias regresan a Beirut. Pleno control sirio. El Gobierno libio del general Aoun pierde en su combate contra las milicias y tropas sirias. Presiones contra Siria. Israel se retira del sur del Líbano. EE. UU. invade Irak. El Consejo de Seguridad exige la retirada de las tropas sirias del Líbano. Muallim, quien se dijo dispuesto a colaborar en lo posible con la ONU. El jefe de la diplomacia hebrea, Silván Shalom, poco después de reunirse con el secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, de visita oficial por estos lares, dio la bienvenida al anuncio del sexto repliegue sirio del Líbano pero exigió a su vez el cumplimiento íntegro e inmediato de las directrices de la ONU, que apuestan asimismo por la disolución y el desarme de todas las milicias libanesas y no libaneses en clara referencia a la guerrilla fundamentalista chií de Hizbolá. Entre los bastidores de El Cairo y Riad, mediadores árabes negociarían en secreto en los últimos días una salida rápida a la crisis actual, que pasaría por agarrarse con más fuerza al Acuerdo de Taif que a la resolución 1.559, y por lanzar, bajo los auspicios de la Liga Árabe, un diálogo entre Damasco y la oposición libanesa. El objetivo, que el resultado, incluida la retirada definitiva de Siria del país del Cedro, se encuadrase dentro de una iniciativa árabe y no fuera consecuencia de una amenaza occidental, con Estados Unidos y Francia a la cabeza, y de las sanciones económicas que desde hace tiempo sufre Damasco. Una familia iraquí presencia el registro de su casa por tropas de EE. UU. tras ser despertada durante la noche AFP Los kurdos reclaman el petróleo de Kirkuk para dar su apoyo al futuro Gobierno de Irak ABC BAGDAD. El primer ministro regional kurdo, Nechirvan Barzani, sugirió ayer que las fuerzas políticas kurdas podrían condicionar su apoyo al futuro Gobierno iraquí al control de la región petrolífera y multiétnica de Kirkuk. Hay ciertos principios en los que nos estamos centrando- -afirmó- como el derecho del pueblo kurdo a recuperar zonas arabizadas en el pasado Sus palabras son una clara referencia a la región de Kirkuk, poblada por árabes, kurdos y turcomanos, que en la actualidad se encuentra en una región árabe y donde se encuentran los principales campos de petróleo del norte de Irak. Tales reclamaciones, si fueran respaldadas por las grandes formaciones kurdas, complicarían enormemente la formación del nuevo Gobierno. Aun en el caso de que fueran rebajadas, serían sintomáticas de las crecientes reclamaciones kurdas. En este panorama, el actual primer ministro, Iyad Alaui, insiste en sus pretensiones de repetir en el cargo, pese al reducido número de escaños conseguido en las pasadas elecciones. Sus pretensiones parecen imposibles, pero Alaui esta muy interesado en aprovechar el pulso para retener influencia y conseguir algún puesto clave para sus hombres. La violencia, por otro lado, continúa azotando el país. Ayer, entre otros atentados, un coche bomba conducido por un terrorista disfrazado de policía mató al menos a doce personas al estrellarse contra un cuartel de las fuerzas del orden en Tikrit, ciudad natal de Sadam Husein.