Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión VIERNES 25 2 2005 ABC M. MARTÍN FERRAND No es suficiente abrir ventanillas y organizar largas colas de afectados a los que siempre tiende a faltarles un papel FISURAS GRAVES EN CATALUÑA Con el patinazo aparente o real de Maragall, las resquebrajaduras del barrio barcelonés del Carmelo ya son propiamente fisuras profundas en el microclima, en el ecosistema y en los túneles de la vida pública catalana ción es que el tema único del OS expertos en la teopleno eran las responsabiliría del caos dicen que dades sobre los socavones y en la turbulencia de grietas del Carmelo. un torrente no se puede preCon el patinazo aparente decir la trayectoria de una o real de Pasqual Maragall, partícula de agua, pero de tolas resquebrajaduras del bados modos ese fluir es contirrio barcelonés del Carmelo nuamente cambiante y, al VALENTÍ PUIG ya son propiamente fisuras mismo tiempo, siempre estaprofundas en el microclible. Por eso se supone que la ma, en el ecosistema y en los túnecreatividad es algo inherente al les de la vida pública catalana. No caos. Después de la tan desafortunabastaba con la crisis permanente da intervención de Pasqual Maraen que vive el gobierno tripartito cagall ayer en el Parlamento autonótalán, ni la voluminosa contradicmico de Cataluña, será difícil que ción que ha llevado a Maragall a pelos maragallistas puedan sostener dir el sí en el referéndum europeo que, aun reconociendo la naturalepara luego expresar empatía con el za errática de su líder, lo significati no de sus socios ecocomunistas e vo siempre ha sido la originalidad independentistas: tampoco bastaba de su imaginación política. En un con el fiasco brutal del Carmelo, de momento de notoria gravedad polígestión incierta. Para mayor desatitica para Cataluña, Maragall renunno, Maragall se sintió obligado a exció a la serenidad debida, al autohibir la desproporción de su ego control del gobernante, y se lanzó a político para luego tener que callarla piscina obedeciendo prácticase, con el rabo entre las piernas, mente, como un escolar sin maduaunque invocase el bien común de rez política alguna, a la provocaCataluña, como ocurre en estos cación parlamentaria de Artur Mas, sos. pasando a acusar de corruptos a los gobiernos de CiU, de cobrar el céleI lo que nos correspondía era sebre tres por ciento. Al instante no le guir el debate parlamentario paquedaba otra alternativa que salirra escribir un análisis sobre la gesse de la piscina y, sacudiéndose el tión y connotaciones del Carmelo, agua como un gran danés, tuvo que la circunstancia se transformó sordecir que no donde había dicho que prendentemente en la insinuación sí. Lo más disparatado de la situade otro panorama político para Cataluña, con altos grados de crispación. Ante el acto de aguda irresponsabilidad política e institucional de Pasqual Maragall no parece que vaya a ser operativo el sentido de la omertá propia de algunos episodios del catalanismo político, tampoco ajena al llamado transversalismo, y mucho más vigente en la actual concentración de poder socialista. O es improbable que aparezcan discordancias en la sempiterna letanía del oasis catalán. También puede ocurrir que la clase política catalana, por ahora excesivamente ensimismada en la redacción del nuevo estatuto de autonomía, despierte de un sueño prolongado y regrese al uso de corazas y armaduras. Se hace difícil suponer que la vida pública y, por supuesto, las gentes del Carmelo no tomen nota de la sesión de ayer. A lo mejor incluso resulta higiénico para una clase política que, sin excepciones, se sometía al sortilegio maragallista de un nuevo estatuto que nadie reclama en las calles, y que ahora quizás percibirá que con el estatuto en vigor las cosas iban moderadamente bien. El nuevo estatuto, por lo que se sabe, se asemeja ya a aquella ficción de Jorge Luís Borges en la que el trazado de un mapa se hace tan vasto y minucioso que alcanza a ser tan extenso como la Tierra. Aquí ya vale equiparar laberinto y caos. Siendo alcalde de Barcelona, Pasqual Maragall se fue sin decir exactamente por qué. Después de ayer, todo es posible. INMIGRANTES, PERO PERSONAS P ARECERÍA lógico que, tratándose de una comunidad sin fronteras, el criterio de la UE fuera uniforme en materia de inmigración; pero no es así. En razón de los espasmos que han ido fabricando la Europa de los 25, cada maestrillo nacional ha ido aplicando su librillo operativo, y en algunos casos, como el nuestro, entre lo que dice el titular de Trabajo y lo que predica el de Interior, a lo que deben sumarse los diversificados políticos de las Autonomías, se crea una nebulosa de confusiones que afectan tanto a quienes llegan hasta aquí con la esperanza de un trabajo que les permita vivir con dignidad como a sus potenciales empleadores en España. El asunto es muy delicado y complejo y no admite grandes simplificaciones. De hecho, ya tropezaron con él los distintos gobiernos de José María Aznar, que, en algunos aspectos, demostraron sus querencias socialdemócratas o, si alguien sabe distinguir, socialcristianas. Ahora es un gobierno socialista el que trata de atajar el problema y, por lo que llevamos visto en el actual intento de regularización de ilegales no son ni muchos ni brillantes los avances conseguidos. Para empezar, nadie sabe a ciencia cierta de qué estamos hablando: ¿cuántos son y dónde están los sin papeles que generan el problema y soportan el daño? José Luis Rodríguez Zapatero, ignoro desde qué fuentes de rigor, cifró su número en 800.000. Lo mismo pueden ser el doble que la mitad, que aquí, para el escándalo de media Europa, se entra y se sale sin necesidad de ser comunitario, como dicen que lo hacía Perico por su casa. Sean los que fueren, son los que son, y la solución de su problema, que es nuestro, exige más resolución y diligencia que la desplegada por Trabajo en su plan de regularización, tan bienintencionado como escaso e irreal. Los inmigrantes son parte inseparable de la realidad nacional y de su sistema productivo, además de serlo de la máquina previsora del Estado. No son un concepto abstracto ni un problema teórico. Están ahí, les necesitamos, nos necesitan y convendría verles, con el rigor que el caso requiere, como personas. Parece que, al menos en este capítulo, el PSOE ya se ha apeado de su tribuna demagógica y tiene olvidados sus viejos postulados progresistas, impecables en el orden moral, de puertas abiertas y hermandad cósmica; pero, ya en la realidad del problema, debe reconocer que no es suficiente abrir ventanillas y organizar largas colas de afectados a los que, dramáticamente, siempre tiende a faltarles un papel. Tampoco es el caso, tan empapado en sentimientos humanos, para el lucimiento de los partidos de la oposición. Lo que procede es, según los mejores ejemplos de la Unión- -Alemania, Reino Unido o Francia- legislar con tino y consenso y aplicar la norma con rigor y exigencia. La regularización en marcha es un parche, una chapuza. Una más. L N S REVISTA DE PRENSA ciones antibélicas El rotativo asegura, empero, que el fracaso de Estados Unidos en su campaña en Irak y los crecientes sentimientos antinorteamericanos hacen difícil que los miembros de la Administración republicana puedan vender sus políticas antisirias Según el editorial, sería un error fatal creer que los países europeos tengan un interés real en restringir sus relaciones con algún país árabe Durante la visita de Bush a Bruselas, el presidente estadounidense y los líderes de la Unión Europea hicieron este martes un llamamiento conjunto a Siria para que retire sus tropas de Líbano y pidieron una rápida investigación por parte de las Naciones Unidas del reciente asesinato del ex primer ministro libanés Rafic Hariri. El Syria Times acusó a Washington de tener como primera, segunda y tercera prioridad meter una cuña entre Europa y el mundo árabe y para defender a Israel S. I. Enfrentar a Siria y Europa Las autoridades sirias acusaron ayer al presidente de Estados Unidos, George W. Bush, de tratar de provocar un enfrentamiento entre los países europeos y el Gobierno de Damasco, aunque expresaron sus serias dudas de que este intento prospere, dadas las relaciones históricas entre Europa y los países árabes. El periódico en lengua inglesa The Syria Times, que refleja las posiciones del Gobierno del presidente Bashar al Assad, afirma en un editorial que la Administración de George W. Bush intenta ahora utilizar a los países europeos como un factor adicional de presión sobre Damasco, para que Siria pague el precio por sus posi- Misiones secretas de EE. UU. El diario estadounidense The Washington Post informó ayer que el Pentágono promueve un plan antiterrorista mundial que incluye operaciones de fuerzas especiales en otros países sin el conocimiento del embajador estadounidense correspondiente. The Washington Post, que cita como fuente de su información a funcionarios del Gobierno que no identifica, sostuvo que el plan debilita la tradicional autoridad del jefe de misión bajo la cual el embajador de Estados Unidos decide si autoriza la llegada de personal estadounidense, de acuerdo con consideraciones políticas y diplomáticas S. I.