Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 JUEVES 24 2 2005 ABC Gente Multitudinario concierto de Lenny Kravitz. Más de 500.000 personas podrían acudir el próximo 21 de marzo a la playa de Copacabana, en Río de Janeiro, donde el roquero estadounidense realizará un show con ocasión de los festejos por los 440 años de fundación de la ciudad más famosa de Brasil. Jennifer López, David Beckham y Beyoncé Knowles posan antes del visionado del anuncio que protagonizan, ayer en Madrid Beckham, J- Ló y Beyoncé se atreven a más Entre luchas de kendo, de las que ambas cantantes salen airosas, se desarrolla el nuevo anuncio de Pepsi. Beckham es la sorpresa final. El jugador, tras la presentación, se trasladó a la clínica donde Victoria Adams recibía el alta TEXTO: CARLOS GALINDO FOTO: DANIEL G. LÓPEZ entado en el mundo místico de las artes marciales en Hong Kong, el anuncio publicitario representa la lucha de dos aventajadas alumnas de kendo, quienes vencerán y ofrecerán su premio a un enigmático personaje cuya identidad se descubre al final. Así podría resumirse el contenido de Samurai la última aventura de la marca de refrescos, que ayer se presentó en Ambi Madrid, y que está protagonizada por el centrocampista del Real Madrid David Beckham, que atrajo aún más la atención por su reciente paternidad- -recibió algunos obsequios para el pequeño Cruz- y las cantantes norteamericanas Jennifer López y Beyoncé Knowles, dos expertas del kendo que, tras mostrar sus dotes de lucha durante un entrenamiento, salen en una misión especial a bordo de dos poten- tes motos. Después de desplegar sus arte marcial y vencer a una banda de peligrosos luchadores, Jennifer y Beyoncé reciben su merecido premio: dos de los refrescos anunciados, bien fresquitos. Dirigidos por Tarsem Singh, los protagonistas dicen que han vivido una de las experiencias más excitantes de su vidas, puesto que todos ellos pidieron rodar las escenas de lucha personalmente, demos- trando así sus dotes interpretativas y su capacidad de inmersión en la cultura oriental que les rodeaba. A lo largo de la rueda de prensa, que comenzó con bastante retraso, y que se desarrolló íntegramente en inglés- -sólo Beckham se atrevió a decir unas palabras en castellano- -y seleccionando por sorteo a los periodistas que podían hacer preguntas, el encargado de trasladárselas a los tres protagonistas demostró su particular sistema de censura a los informadores españoles, recortando las preguntas o modificándolas a su antojo. Todo un ejercicio de buen hacer después de estar esperando más de tres horas. Nevaba en Madrid y se supone que el retraso estaba justificado... Para ellos, claro. Luego, aparecieron los protagonistas. Jennifer López, con un vestido blanco muy corto adornado en su borde inferior con una gran banda de piel blanca. Suponemos que es un diseño de la propia can- tante. Mientras, sonreía a su marido, el cantante Marc Anthony, que se sentó en la primera fila para después contemplar juntos el visionado del anuncio. Y como ha hecho en otras países, se negó a hablar de su posible maternidad. No contestaré a ninguna pregunta de ese tipo dijo. Beyoncé Kwnoles, por su parte, lució un vestido vaporoso en color canela con pedrería, también corto, y cola en la espalda. Victoria, a casa Beckham, para no romper su imagen habitual, llevaba los clásicos vaqueros y chaqueta. El jugador sí habló de su hijo Cruz. Me encanta cambiar pañales y no me importa que no vengan niñas. Victoria y el niño están muy bien dijo. Justo después de este acto, el futbolista británico se trasladó hasta la clínica Rúber Internacional, donde había nacido su tercer hijo, para acompañar a su mujer hasta su hogar, ya dada de alta tras el parto.